PDA

Ver la versión completa : El primer milagro porteño



mojo1975
01-12-2009, 02:53
Santo Patrono de Buenos Aires, el primer milagro porteño

A pesar del marcado contraste urbano que hoy en día presenta Buenos Aires entre barrios colmados de elegantes vidrieras y shoppings y, a pocos metros más allá, barrios de emergencia que en nada se parecen a los anteriores, algunos escritores afirman que la mano de Dios estuvo presente en la historia de Buenos Aires desde el momento de su fundación.

Esta teoría se sustenta en dos hechos cercanos a sus inicios. Uno de ellos tiene que ver con el nombre que se la da a la ciudad, cuyo origen tiene relación con el orden divino. Tal es así que, al fundar Don Juan de Garay de manera definitiva esta ciudad en el año 1580, -luego del intento de Don Pedro de Mendoza en el año 1536, frustrado por el ataque de los indígenas de la zona-, la nombra como La Trinidad en el puerto de Santa María de los Buenos Aires. La llamó La Trinidad en homenaje al día de la Santísima Trinidad (la expedición había llegado el 29 de mayo). La mención del puerto responde al homenaje que realiza Garay al antiguo asentamiento de Pedro de Mendoza, nombrado en aquel momento como Santa María del Buen Ayre. Esta es la primera de las advocaciones que recibe la Virgen en estas tierras, venerada por todos los navegantes.

El segundo de los hechos por el que se comprueba la presencia divina en la primitiva Buenos Aires se revela en la elección del Santo Patrono para la ciudad. Para ello, Garay –quien para ese entonces se había ocupado de cada uno de los elementos que señalaba las Ordenanzas de Felipe II para la construcción y organización de la urbe- convoca a una reunión en el edificio de lo que fue el original Cabildo de barro y paja, para el día 20 de octubre del mismo año de la fundación, con motivo de dar lugar a la elección del santo.

Así, se dio comienzo a la sesión. Hernando de Mendoza –quien era uno de los regidores encomendados para administrar la ciudad-, propuso realizar la elección por sorteo, sistema muy utilizado en aquella época. Se dice que los cabildantes juntaron en un sombrero papeles en los que se había anotado distintos nombres de santos. Cuenta la historia que se llamó a un niño que se encontraba en la Plaza Mayor para que tomara uno de los papeles, que determinaría la designación del santo. La leyenda, en su afán de confundir los límites de la verdad histórica -pero que, de todas maneras, contribuye a enriquecer la historia desde lo anecdótico- dice que el niño sacó el papel y todos los presentes quedaron atónitos al leer el nombre de San Martín de Tours. Este asombro respondió a que no era el santo que se esperaba para Buenos Aires ya que su origen era francés con lo que no era bien visto entre los primeros criollos, luego de los conflictos que habían enfrentado a Francia con España hacía no mucho tiempo atrás. Por este motivo y porque Buenos Aires no podía tener un patrono que no fuera el adecuado, se decidió repetir el sorteo. Nuevamente el suspenso fue seguido de la sorpresa en la sala; se volvió a leer San Martín de Tours, por lo que a pesar de la ilegalidad que había cobrado dicha elección, se decidió un tercer sorteo. Y, por alguna cuestión sobrenatural, el niño volvió a sacar un papel en donde figuraba el nombre del santo que se empecinaba en ser patrono de la ciudad, por lo que ya nadie se opuso al adjudicar la explicación a un mensaje divino.

Es así que los gobernadores y vecinos del Buenos Aires colonial tuvieron un santo a quien acudir en caso de requerir protección. San Martín de Tours es patrono de los soldados, tejedores y fabricantes textiles –venerado en todo el mundo- y su festividad se celebra el 11 de noviembre.

Quizás debamos implorarlo para que guíe el futuro de la Buenos Aires de hoy frente al caos que presenta el tránsito y la elección del Jefe de Gobierno porteño, entre otras cosas...

Algunas apreciaciones más...

- A pesar de que en aquella reunión se rehusaron en aceptar al santo francés, la ciudad le rindió homenaje desde aquel momento. Su advocación se reflejó en el primer hospital de Buenos Aires, al que se llamó San Martín y de la misma forma se nombró a la calle lateral de la Catedral Metropolitana, cuyo origen no tiene relación alguna con el apellido del Libertador.

- La foto corresponde a una pintura de El Greco de 1597, titulada: “San Martín y el mendigo”, inspirado en la leyenda de Martín, un joven militar del ejército romano, quien al volver de una inspección montado en su caballo, se encuentra en el camino con un mendigo que tiritaba de frío. Sin tener mucho que darle, corta con la espada la mitad de su capa y con ella cubre al pobre hombre. Esa noche, tuvo una visión en la que se le apareció Jesús, diciendo: “Martín me ha cubierto con su capa”. Luego de aquel suceso, comenzó su verdadera vocación en el sacerdocio y su posterior canonización.

Relato basado en el texto de: Contreras, Leonel: Buenos Aires. Leyendas porteñas. Capítulo II. El Santo Patrono. Editorial Librerías Turísticas, Buenos Aires, 2006.

Fuente : http://www.san-pablo.com.ar/rol/?seccion=articulos&id=1480

mojo1975
09-07-2010, 05:18
El santo:

Martín de Tours, nacido en Sabaria (Hungría) en 316 y falleció en Candes (Francia) en 397.

http://3.bp.blogspot.com/_gZKgFHP8wvM/SuYOKMh66nI/AAAAAAAABpU/qoUgyMtaS0c/s640/San+Mart%C3%ADn+de+Tours+rasgando+su+capa.jpg
(San Martin de Tours, El Greco)

De joven se traslado al Pavia, verdadera capital de la cristiandad del Bajo Imperio Romano en esa época, en donde comenzó una carrera militar en la guardia imperial. Ingresó con 15 años en la guardia imperial romana, en la que sirvió hasta el año 356, primero en Italia y luego en la Galia.

La leyenda más famosa en torno a su vida sucedería en el invierno de 337, cuando estando Martín en Amiens (hoy Francia) encuentra a un mendigo tiritando de frío, a quien da la mitad de su capa, pues la otra mitad pertenece al ejército romano en que sirve. Esa noche Cristo se le aparece vestido con la media capa para agradecerle su gesto. Entonces Martín decide entonces dejar el ejército romano y convertirse. Deja la vida militar, se bautiza y se une a los discípulos de San Hilario de Poitiers en la ciudad de Poitiers.

En el año 370 es nombrado Obispo de Tours. Su vida pastoral se caracterizó por la evangelización y la lucha contra las costumbres paganas. También como obispo participo de uno de los cismas de la iglesia prehistórica: el Priscilianismo.

Murió en Candes en el año 397. Su vida fue escrita en el momento por Sulpicio Severo y fue canonizado a los pocos años de su muerte.

Es considerado patrono de los soldados, tejedores y fabricantes textiles. Patrono de Francia, de Hungría y de las ciudades como Groninga, Colonia Tovar, Las Fraguas, Quillota y Orense. Tiene más de 4.000 templos a lo largo del mundo

Su festividad se celebra el 11 de noviembre, coincidiendo con la matanza del cerdo en muchas regiones de España, de ahí el origen de la expresión "a cada cerdo le llega su San Martín".

El Santo, la colonia y el Virreynato:

Buenos Aires fue por mucho tiempo un pueblo de pequeñas dimensiones, en donde el lujo era solo para unos pocos, el comercio solo rondaba entre el tráfico de esclavos para Potosí y unas pocas mercaderías. No había mucha diversión, la vida era bastante monótona y aburrida.

http://www.biblioteca.fapyd.unr.edu.ar/leaves/archivo/urbanismo/mas-informacion/buenos-aires/planos/plano_fundacion_1580.jpg
(Plano de Garay de 1583, en donde figuran la calle San Martin y el Hospital del mismo nombre)

Como es costumbre en cualquier pueblo de origen español, el día festivo por excelencia es la fiesta de su patrono, en Buenos Aires no era la excepción.

Todos los 11 de noviembre se celebraba con juegos de pato (se dice que el origen de este juego nació en estas fiestas hacia el 1670), juegos de cañas, baile, fuegos artificiales y saraos. Estas fiesta se hicieron siempre frente a la Catedral, en la Plaza Mayor (hoy plaza de Mayo) y se hicieron hasta mediados del siglo XIX, perdiéndose en mero recordatorio eclesiástico.

Juan de Garay proyecto en 1583 el Hospital San Martin:

Y por lo tanto esa calle se llamo “San Martin” en el siglo XVII, ahora esta calle no ha cambiado de nombre desde esa época, es la misma que parte de Plaza de Mayo y termina en Retiro hoy en día. Es decir que esta calle del centro porteño no es por el padre de la patria Jose de San Martin, sino por el patrono de la ciudad.

En la catedral se monto una capilla con una imagen del patrono, la cual se usaba para los festejos patronales. La misma esta a la izquierda del templo, pero nunca tuvo iglesia propia en Buenos Aires hasta finales del siglo XIX.

El Santo y su expulsión:

Sucedió durante la gobernación de Rosas, y el documento decía esto:

"¡Viva la Santa Confederación Argentina, mueran los salvajes unitarios!

"Buenos Aires, 31 de julio de 1839, año 30 de la Liber*tad, 24 de la Independencia y 15 de la Confederación.

"El gobierno, considerando que esta ciudad fue puesta desde su fundación bajo la protección de un francés, San Martín, natural de Tours, quien no ha sabido hasta la fecha librar a esta ciudad de las fiebres periódicas, escarlatinas, ni de las secas y epidemias continuas que en diferentes épocas han arruinado nuestra campaña, nuestras cosechas y nuestros ganados, ni de las extraordinarias crecientes de nuestro río que destruyen casi anualmente una cantidad de obras y monumentos de la ciudad que se encuentran sobre la costa.

"En fin, que la viruela acaba de desaparecer a causa del descubrimiento de la vacuna, sin que el patrono por su parte haya jamás hecho el menor esfuerzo para librarnos de esa terrible calamidad.

"Que para combatir las invasiones de los indios en la frontera, para sostener las guerras civiles y extranjeras que nos han sobrevenido, hemos tenido que recurrir en el primer caso a la Santa Virgen de Luján, en el segundo a la Virgen del Rosario y la Merced y también a Santa Clara Virgen, con cuyo único consuelo hemos podido triunfar, mientras que nuestro patrono, el francés, permanecía indi*ferente en el cielo sin ayudarnos en lo más mínimo como era su deber.

"En vista de los motivos expuestos venimos en decretar y decretamos:

"Artículo 1°) El francés unitario San Martín de Tours, que ha sido hasta hoy el patrón de esta ciudad, habiendo perdido la confianza del pueblo y del gobierno, abandonado por sus compatriotas, aliado del traidor Rivera y demás salvajes unitarios, es destituido para siempre del empleo de patrón de Buenos Aires".

Era la época que los franceses bloqueaban al puerto y la Cámara de Representante elevo este proyecto, el mismo Restaurador lo rechazo, si el mismo era el que presidía la fiesta de los 11 de noviembre, pero igual fue usado como estandarte de la oposición que estaba en Montevideo por aquellas épocas.

El Santo y la ciudad:

Creo que la mayoría de las personas que pasan por esta calle no lo saben. El prócer tiene varias calles en su honor. La que esta en el centro no por Jose de San Martin.

En la época de la independencia le cambiaron el nombre de la calle original por Victoria o Catedral a instancia de Rivadavia que quería sacar todo lo religioso de la ciudad, cambiando nombre de calles como San Carlos, Santísima Trinidad, San Fermín, San Pedro, San Bartolomé, Santo Domingo, San Cosme, etc. Estaba todo el santoral, como cualquier ciudad hispana. Pero el considerado el primer presidente de la Argentina no quería eso para una ciudad que podía ser “europea” con nombre mas modernos.

Pero en la época de Rosas la calle San Martin volvió a aparecer en los planos de la ciudad que fue creciendo. No en el trazado original, pero es la calle siguiente, la original San Martin es la hoy Defensa/Reconquista y la antigua Santísima Trinidad es hoy Bolívar/San Martin, es decir que siguió siendo la calle del otro lado de la Catedral.

Durante la presidencia de Avellaneda se inauguró la plaza que esta en el barrio de la Recolecta con el nombre del santo y hay una estatua recordando la imagen del mendigo y el santo.

http://estatico.buenosaires.gov.ar/areas/secretaria_gral/imagenes_cultos/san_martin_tours.jpg
(Estatua hoy en dia en la Recolecta)

En 1931 durante la dictadura de Uriburu se inauguró la capilla del santo y le pusieron el nombre de la calle en donde esta, en el barrio de Palermo. Lo extraño que habiendo ya una calle con el nombre del santo, pusieron dos calles. No es algo extraño en la capital argentina, hay dos calles con el nombre Jose de San Martin (Avenida Libertador Jose de San Martin y Avenida San Martin), varias calles Sarmiento (Sarmiento, Avenida Sarmiento y Fragata Sarmiento). Es un poco contradictorio la cartografía de la ciudad, ignorando a varios personajes de la historia duplican nombres de calles de otros.

Hoy en día la fiesta patronal se limita a una celebración religiosa en su propia capilla en los 11 de noviembre de cada año, pero son muchos los grupos religiosos que intentan que sea tomado como feriado como lo hacia en viejas épocas y como se hace en la mayoría de la ciudades en todo el país, pero no deja de ser una pretensión casi ambigua para una ciudad que creció demasiado y con el tiempo ignoro a su patrono.

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001048633392#!/notes/jim-wolf/la-primera-leyenda-argentina-el-patrono-de-buenos-aires/142735115741918