Resultados 1 al 2 de 2
  1. #1
    Senior Member Investigador Novato Avatar de solaris
    Fecha de ingreso
    May 2009
    Ubicación
    Buenos Aires-Lanus
    Mensajes
    378

    Predeterminado antigua civilizacion china...

    hola chicos les arme este post.....espero que les guste..

    Civilización de la antigua china…
    Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_China

    Historia…:
    La historia de China, como cronología de una de las civilizaciones más antiguas del mundo con continuidad hasta la actualidad, tiene sus orígenes en la cuenca del Río Amarillo, donde surgieron las primeras dinastías Xia y Shang . La existencia de documentos escritos desde muy antiguo han permitido el desarrollo en China de una tradición historiográfica muy precisa, que ofrece una narración continua desde las primeras dinastías hasta la edad contemporánea.
    La enorme extensión del territorio ocupado por el estado actual de la República Popular China hace que, inevitablemente, la historia de todo este territorio abarque, en sentido amplio, a un gran número de pueblos y civilizaciones. Sin embargo, el hilo conductor de la narración tradicional de la historia china se centra, en un sentido más restringido, en el grupo étnico de los chinos, y está íntimamente asociada a la evolución de la lengua china y su sistema de escritura basado en los caracteres. Esta continuidad cultural y lingüística la que permite establecer una línea expositiva de la historia de la civilización china, que, desde los textos más antiguos del I milenio a. C., como los clásicos confucianos, y pasando por las grandes historias dinásticas promovidas por los emperadores, ha continuado hasta el presente. Los descubrimientos arqueológicos del siglo XX, muy en especial los de los huesos oraculares, que recogen las primeras manifestaciones escritas en lengua china, han contribuido en las últimas décadas a un conocimiento mucho más detallado de los orígenes de la civilización china.
    La narración tradicional china de la historia se basa en el llamado ciclo dinástico, mediante el cual los acontecimientos históricos se explican como el resultado de sucesivas dinastías de reyes y emperadores que pasan por etapas alternas de auge y declive. Este modelo del ciclo dinástico ha sido criticado por muchos autores[1] por dos razones fundamentales. En primer lugar, por su simplismo, ya que el modelo adopta un patrón recurrente en que los primeros emperadores son heroicos y virtuosos, mientras que los últimos emperadores son débiles y corruptos. Esta visión está sin duda influida por la interpretación de las propias dinastías reinantes, que encontraban en la degradación de la dinastía precedente una legitimación de su propio ascenso al poder. En segundo lugar, el modelo dinástico ha sido también criticado por presentar una visión nacionalista artificial, pues lo que en una interpretación alternativa podría verse como una sucesión de diferentes estados y civilizaciones en un mismo territorio, aparece como una mera alternancia de regímenes de gobierno en el marco imperturbable de una entidad nacional única.
    A pesar de estas críticas, el modelo del ciclo dinástico permite ver los acontecimientos históricos que han llevado a la formación de la China actual como una estructura lineal de fácil comprensión, lo cual ha mantenido su vigencia entre los historiadores hasta la actualidad. Otra razón principal por la que el estudio de las dinastías y sus emperadores ha sido fundamental entre los chinos en el análisis de su propia historia es el sistema tradicional de datación de fechas, en que cada emperador establecía sus periodos de reinado como marco para contabilizar los años. Así, el año cristiano de 1700 corresponde en el sistema tradicional chino al año 38 de la era Kangxi, mientras que el año 1750 sería el año 15 de la era Qianlong. Incluso hoy en día, en Taiwán al año 2007 se le designa en contextos formales como año 96 de la República. Este uso de las dinastías y sus emperadores para la propia datación de los años ha hecho imprescindible en la tradición cultural china el dominio de la cronología dinástica para adentrarse en el estudio de la historia.

    Prehistoria:
    Cultura de Longshan.
    El territorio que actualmente ocupa la República Popular China ha estado poblado desde hace miles de años. Se han encontrado restos de homínidos que constituyen los antepasados más remotos del hombre. Así lo demuestran los restos hallados pertenecientes al hombre de Renzidong; el hombre de Yuanmou; el hombre de Nihewan; el hombre de Lantian; el hombre de Nankín o el hombre de Pekín. Posteriormente surgirían otras culturas, como el hombre de Dali; el hombre de Maba; el hombre de Fujian o el hombre de Dingcun.
    El Homo sapiens hace su aparición hace unos 40.000 años. Hace unos 10.000 años se empieza a cultivar arroz en el río Yangtsé y poco después mijo en la provincia de Henan. En el VIII milenio a. C. las culturas de la zona del valle del río Amarillo se hicieron sedentarias. Un milenio después comenzaría la domesticación de animales.
    Entre el VII y VI milenio a. C. surgen las primeras culturas neolíticas, Peilikan y Cishan, precursoras de la cultura de Yangshao, que se fusionaría con las de Dawenkou y Hongshan para dar lugar a la cultura de Longshan, comienzo de la unidad territorial y política de Llanura del Norte de China.

    Era Antigua
    Los Tres Augustos y los Cinco Emperadores


    Son los gobernantes mitológicos de China anteriores a las primeras dinastías históricas. Existen discrepancias sobre sus identidades. En algunas versiones los Tres Augustos son Fuxi, Nüwa y Shennong y los cinco emperadores, el Emperador Amarillo, Zhuanxu, Diku, Tangyao y Yushun.

    Dinastía Xia
    Según las Memorias históricas de Sima Qian, la primera dinastía china fue la dinastía Xia, que se habría prolongado desde alrededor del año 2100 a. C. hasta alrededor del 1600 a. C. (XXI a de C. - XVI a de C.), y habría ocupado el curso medio del Río Amarillo. Sus 17 soberanos establecieron las sedes del gobierno en lo que hoy son el sur de la provincia de Shanxi y el oeste de la provincia de Henan.
    Los nombres de los reyes de la dinastía son nombrados por Sima Qian con los años de reinado de cada uno. Debe tenerse en cuenta, en todo caso, que Sima Qian escribió su obra más de quince siglos después, por lo que sus datos, basados en las tradiciones que llegaron a esa época, deben tomarse con cautela. Ni siquiera hay pruebas concluyentes de que haya existido la dinastía Xia. Luego de poner fin a las catástrofes que provocaron las crecidas anuales del río Amarillo, Da Yu (Huang Di, el Emperador Amarillo), funda la primera dinastía China, con el apoyo de varias tribus, conquista las mejores tierras de China en la parte norte, expulsando a sus oponentes, entre ellos a los antepasados de los actuales Miao; y se transforma en una sociedad esclavista en la que se admitía la propiedad privada. En la dinastía Xia se elaboró el primer calendario Chino; donde se computan los doce meses según la posición de la Osa Mayor, se explicaba sobre la astrología, los meteoros y otros fenómenos naturales, y se determinaba las labores agricolas y sus actividades políticas de acuerdo a cada mes.

    Dinastía Shang
    Según el relato de Sima Qian, en el que se basa toda la historiografía china posterior, la segunda dinastía fue la dinastía Shang, que se extendió en el tiempo desde alrededor del 1600 a. C. hasta alrededor del 1100 a. C., otros sostienen que la Dinastía Shang gobernó entre 1766-1045 a. C. La existencia de la dinastía Shang también fue puesta en duda por muchos historiadores, en particular los no chinos, hasta que en el siglo XX se produjeron descubrimientos arqueológicos que permitieron comprobar la veracidad de la existencia de muchos de los reyes mencionados por Sima Qian. Los reyes de esta dinastía practicaban artes adivinatorias utilizando los llamados huesos oraculares, omóplatos de buey y caparazones de tortuga, sobre los que inscribían textos en los que se expresaba el resultado del ritual de adivinación. Estos textos inscritos en los huesos oraculares son la forma más antigua conocida de la escritura china (甲骨文 jiǎgǔwén). La confirmación arqueológica de la existencia de los reyes Shang que mucho más tarde mencionaría Sima Qian confirma la meticulosidad con que los chinos registraban el paso del tiempo y los acontecimientos. Esto hace verosímil que también la dinastía Xia haya tenido existencia real.
    La dinastía Shang tuvo su capital cerca de la actual ciudad de Anyang, en el Valle Juang He, el reino Shang era una sociedad altamente desarrollada, gobernada por una clase hereditaria de aristócratas. El reino en sí no constaba de un territorio consolidado, sino más bien de una suerte de red de ciudades que respetaban la autoridad del rey. Estas ciudades que compartían cultura vivían junto a otros pueblos que no formaban parte del mundo Shang. Precisamente uno de estos pueblos, procedente de una ciudad de nombre Zhou, derrotó militarmente a los Shang. Tras matar al último rey Shang, el rey de este pueblo ocupó su puesto como soberano, fundando la nueva dinastía Zhou. Estaba dividida en dos clases sociales, la nobleza y los plebeyos, guiados por un sacerdote rey. Realizaron delicadas tallas en jade, tejidos de seda y trabajos en bronce, también durante este período fueron desarrollados los carros de guerra tirados por caballos, y un sistema de escritura; el sistema de escritura Shang usaba más de 3.000 símbolos, tallados en trozos de hueso o caparazón de tortuga. Esta lengua de “oráculo”, evolucionó más tarde en los caracteres usados en el idioma chino. Veneraban a sus ancestros y a un panteón de dioses, practicaban el sacrificio humano y enterraban vivos a los esclavos, en las tumbas de sus amos. La Dinastía Shang terminó cuando una rebelión de esclavos derrocó al último emperador, que se lo consideraba un déspota.

    Dinastía Zhou
    La dinastía Zhou gobernó China desde 1045-256 a. C. En el año 1045 a. C., la China Zhou Occidental derrocó a los Shang y estableció de esa forma su propia dinastía. La sociedad Zhou tenía un sistema de clases parecido al de los Shang, con aristócratas y plebeyos, y agregaron la clase esclava. La Dinastía Zhou controlaba solamente partes del norte de China, dividiendo el reino en varios estados, cada uno de los estados estaba controlado por un gobernador local, que hacía cumplir la autoridad central. Pasado el tiempo, estos estados crecieron cada vez más independientes, y el poder de la dinastía se debilitó.
    En el año 771 a. C., una invasión extranjera forzó a los Zhou a abandonar su capital y trasladarse hacia el este, comenzando el período Zhou Oriental. Las ciudades crecieron, creando una clase comercial que usaba dinero en vez del trueque. La fabricación del bronce alcanzó un pico artístico y técnico; hubo grandes pensadores y filósofos durante este tiempo, tales como Confucio y Lao Tzu y durante este período se produjeron cantidad de grandes libros, incluyendo el I Ching o Libro de los Cambios, el Shijing o Libro de los Poemas, el Shujing o Libro de la Historia, el Liji o Libro de los Ritos, y el Chunqiu o Anales de la Primavera y el Otoño.
    Los Zhou establecieron dos capitales principales, una en el oeste, Zhouzong, cercana a la actual Xi'an, y otra en el este, Chengzhou, cerca de la actual Luoyang. La primera fue la capital principal de los Zhou hasta el año 771 a. C. En ese año, la corte se traslada definitivamente a Chengzhou. En la cronología tradicional china se divide a la dinastía en dos partes: Zhou Occidental, hasta 771 a. C., y Zhou Oriental desde 771 a. C. hasta 256 a. C., año en que muere el último rey Zhou.
    La época de los Zhou Orientales se puede a su vez dividir en dos partes: El periodo de las Primaveras y los Otoños, que abarca de 722 a. C. a 481 a. C., y el periodo de los Reinos Combatientes, que va desde 480 a. C. hasta 221 a. C. El primer periodo toma su nombre de un libro de anales, cuya recopilación la tradición atribuye a Confucio, en el que los capítulos se delimitaban por el comienzo de la primavera y el otoño. De ahí que los dos caracteres 春秋 (chūnqiú) con que se encabezaban los capítulos asumieran el significado de "anales" y dieran nombre al libro. Esta época fue un periodo en el que los reyes Zhou conservaban una autoridad religiosa como poseedores del mandato del Cielo, y ejercían una autoridad política bastante limitada sobre un número de estados en gran medida independientes. Fue también una época de gran esplendor cultural en la que vivieron y escribieron sus obras algunos de los principales pensadores chinos de la antigüedad como Confucio, Mencio o Zhuangzi.
    El período de los Reinos Combatientes, por el contrario, estuvo marcado por las guerras entre los diferentes estados, que acabaron negando la autoridad de la corte Zhou. Tras la muerte del último rey Zhou en 256 a. C. se prolongó esta situación de guerra constante, el gobierno central perdió poder y se separó en 7 grandes estados; hasta que el Estado occidental de Qin conquistó a los demás.

    Era Imperial
    Dinastía Qin
    El rey de los Qin funda una nueva dinastía y toma para sí el nuevo nombre de 皇帝 (huángdì), de connotaciones religiosas, que traducimos al español por "emperador". A partir de este momento histórico, todos los monarcas chinos posteriores utilizarán este título, abandonando la denominación de "reyes" (王 wáng). El nuevo emperador se hizo llamar 始皇帝 Shǐ Huángdì ("primer emperador"), viéndose a sí mismo como el primero de lo que esperaba fuera una larga dinastía de emperadores. Es la primera dinastía de una China reunificada y mucho más grande que la gobernada por los Zhou. Hoy en día los chinos lo llaman más frecuentemente Qin Shi Huang ("Primer Emperador Qin"). Con él surge, por primera vez en la historia, un estado chino fuerte, centralizado y unificado.
    El Estado Qin llevó a cabo una labor intensa de unificación de normas: Se unificaron las pesas y las medidas, así como el sistema de escritura. Se ordenó la tristemente célebre quema de libros, en la que se destruyeron escritos que no se ajustaban al modelo religioso y social del nuevo imperio. Construyó enormes palacios en Xianyang para convertir a sus antiguos enemigos en cortesanos, unificó los fragmentos de muralla construidos durante los siglos anteriores en la Gran Muralla, también inició la construcción de su mausoleo, los famosos Guerreros de Terracota.
    A pesar del éxito militar de la unificación, las características del estado Qin hicieron su supervivencia inviable, y éste se vino abajo tras la muerte de Qin Shi Huang. Su crueldad y los numerosos trabajos que impuso al pueblo sembraron el descontento; tras su muerte en 209 a. C., los rebeldes aprovecharon el reinado de su débil hijo Èrshì Huángdì ("Emperador Segundo"), para acabar con la dinastía Qin y arrasar su capital, Xianyang. En 206 a. C., Liu Bang, que dirigía la rebelión militar contra el ejército Qin, se proclama emperador, fundando una nueva dinastía: los Han.

    Dinastía Han
    Liu Bang estableció una nueva dinastía, la dinastía Han. China prosperó con rapidez, la agricultura, la industria y el comercio florecieron.
    El general Zhang Qian, fue enviado a las regiones del Oeste a buscar los necesarios caballos por continuas guerras contra los hunos, a su vuelta se inauguró la Ruta de la Seda, las sedas chinas se vendían muy bien en esas tierras, de las que llegaban productos hasta entonces desconocidos. Se inventa el papel, lo que ayuda a promover la educación, el sismógrafo y numerosas técnicas nuevas que revolucionan el país. Los ideales que contribuyeron a levantar la dinastía van desapareciendo, el pueblo que se encontraba disgustado va aumentando su rechazo al régimen y surgen revoluciones en distintos puntos del país; como la de los "Leñadores Verdes" y las "Cejas Rojas" obligan a trasladar la capital desde Xi'an a Louyang en el año 25. Y la de los Turbantes Amarillos, en el año 184, acabará por poner fin a la dinastía.
    La dinastía Han se divide en dos periodos: Han Occidentales, que tuvieron su capital en Chang'an, y los Han Orientales, que mantuvieron un control menos efectivo sobre el territorio, y tuvieron que desplazar la corte al este, cerca de la actual Luoyang.
    Entre ambos periodos, la dinastía Han se vio interrumpida brevemente por el "usurpador" por excelencia de la historia china, Wang Mang, que instauró su propia dinastía Xin e intentó organizar un estado basado en el pensamiento confuciano.

    El periodo Han Occidental fue un periodo de prosperidad económica y cultural, especialmente durante el reinado del emperador Wu (Han Wudi, en chino), que derrotó al pueblo nómada Xiongnu, y abrió rutas comerciales con Asia Central e India, en particular la Ruta de la Seda, la cual, al intensificar los contactos entre China y otros pueblos asiáticos, hizo posible la entrada del budismo en China. Durante el reinado del emperador Wu, el gran historiador chino Sima Qian completó las Memorias Históricas, obra comenzada por su padre, Sima Tan, en la que se narra toda la historia china hasta aquel momento.

    Periodo de los Tres Reinos
    Es el período en que China, se halla dividida tras la caída de la dinastía Han, y por las luchas que se extienden por el país. Brevemente se unifica bajo los Jin del Este, para nuevamente ser dividida en numerosas dinastías de breve reinado. Se destaca la dinastía Wei del Norte (386-534), fundada por los Tuoba, un pueblo de la familia de los Hunos, que desde las capitales Datong y luego en Luoyang, dan un impulso al establecimiento del budismo, se inició la construcción de las majestuosas cuevas de Yunggan, Longmen, Mogao.
    La autoridad de Cao Cao en Luoyang, donde el poder nominal aún residía en el emperador Xian, le enfrentó a sus dos rivales militares Liu Bei y Sun Quan. Tras la Batalla de los Acantilados Rojos, en el año 208, en que éstos derrotaron a las tropas de Cao Cao, el imperio quedó dividido en tres. En el año 220, tras la muerte de Cao Cao, su hijo Cao Pi derrocó al último emperador Han, y se proclamó emperador en Luoyang de la nueva dinastía Wei. Liu Bei no aceptó la legitimidad de la nueva dinastía y en 221 se autoproclamó continuador de la dinastía Han en Chengdu, en el estado de Shu, actual provincia de Sichuan. Del mismo modo, Sun Quan, desde su base de poder en el bajo Yangzi, tras fracasar en los intentos de alcanzar un acuerdo con Cao Pi, fundó el Reino de Wu en 222, y unos años después, en 229, se proclamó emperador. De este modo, China quedó dividida en tres reinos, Wei, Shu-Han y Wu, que se disputaban la legitimidad de la continuidad de los Han.

    Dinastía Jin
    La reunificación de China se produjo bajo la dinastía Jin, que puede dividirse en dos etapas: los Jin Occidentales (265 - 316), que consiguieron unificar China, y los Jin Orientales (317 - 420), que continuaron gobernando el sur de China.
    En el año 263, las tropas de Wei conquistaban el estado de Shu, con lo que los tres reinos se convirtieron en dos. En 265, Sima Yan, de la prestigiosa familia Sima, descendientes de Sima Qian, derrocó al emperador Wei, acabando con el poder de la familia Cao, e instauró la dinastía Jin. En el año 280, los Jin conquistaron el reino de Wu, con lo que consiguieron reunificar bajo la nueva dinastía el antiguo imperio Han.
    Esta unificación no duraría mucho tiempo. La corte Jin en Luoyang se veía amenazada por los pueblos nómadas del norte que habían formado varios estados y gozaban de una larga tradicición militar. Estos estados del norte acabarían conquistando las capitales; Luoyang en el año 311, y Chang'an en 316. Así, el estado Jin desapareció del norte de China, que pasó a estar dividido en dieciséis reinos. La conquista del norte por parte de los pueblos nómadas o seminómadas provocó un importante éxodo de población hacia el sur. La corte Jin se reconstituyó en la ciudad sureña de Jiankang, cerca de la actual Nankín, donde seguiría gobernando hasta el año 420.

    Dieciséis Reinos
    Los historiadores chinos han dado el nombre de "periodo de los Dieciséis Reinos" a la época comprendida entre los años 304 y 439, durante la cual el norte de China atravesó una etapa de fragmentación política y de caos. Estos dieciséis reinos habían sido formados por pueblos de etnia no china.

    Dinastías Meridionales y Septentrionales
    Precisamente sería otro pueblo de etnia no china, los tuoba, los que consiguieran unificar el norte de China al derrotar a todos estos pequeños estados y proclamar la dinastía Wei del Norte en el año 440. Con la unificación del norte, China queda dividida en dos estados: Uno en el norte, en el que se sucederán las llamadas dinastías septentrionales: Wei del Norte, Wei del Este, Wei del Oeste, Qi del Norte y Zhou del Norte; y otro en el sur, en el que, al ser derrocado el último emperador Jin en 420, se sucedieron cuatro dinastías en la corte de Jiankang: los Song, Qi, Liang y Chen.

    Dinastía Sui
    En el año 581, Yang Jian, que fue primer ministro del último emperador de los Zhou del Norte toma el poder, y tras derrotar a las dinastías del Sur unifica China de nuevo, estableciendo la dinastía Sui.
    En el año 581 Yang Jian, general del ejército de la dinastía Zhou del Norte, se hizo con el poder y proclamó una nueva dinastía: los Sui. Ocho años después, en 589, la dinastía Sui derrotaba a la débil dinastía Chen del sur, con lo que conseguía la reunificación del sur y el norte.
    Tras la reunificación, se inició una etapa de reformas institucionales y de consolidación del poder central. En esta época se construyó el Gran Canal y se amplió la Gran Muralla China. También fue una época de promoción del budismo. En el año 604, Yang Guang sucedió a su padre en el trono. Tras una serie de reveses militares en las regiones fronterizas, se produjeron insurgencias militares. El segundo emperador Sui moría asesinado en el año 617. Se intenta mejorar con reformas la situación del pueblo, pero son traicionadas por su hijo, desencadenándose una sucesión de guerras campesinas, que finalizan con la toma del poder por Li Yuan, en el año 618, que funda la dinastía Tang, con capital en Xi'an.

    Dinastía Tang
    En efecto, en el año 618, un año después de la muerte del último emperador Sui, el militar Li Yuan asumía el poder como emperador Gaozu de la nueva dinastía Tang. En el año 624, su hijo, tras haber matado a dos de sus hermanos frente a la puerta de Xuanwu en Chang'an, le obligaba a abdicar, convirtiéndose en el segundo emperador Tang, Taizong. Tras la muerte violenta del primer heredero al trono, un segundo hijo del emperador fue nombrado heredero, y subiría al trono como emperador Gaozong en 649. Durante el reinado de Taizong, una de sus concubinas, que había sido anteriormente concubina de su padre, alcanzaría un gran poder de influencia hasta el punto en que finalmente, después de seguir gobernando desde la sombra bajo el reinado de dos de sus hijos, ella misma se convertiría en emperatriz.
    Así, tras derrocar a su propio hijo, el emperador Zhongzong, la Emperatriz Wu se convirtió en la primera y única mujer que gobernaría China en toda su historia. Al subir al trono, proclamó una nueva dinastía Zhou.
    El reinado de la emperatriz Wu estaría marcado por su intento de legitimar su poder, cuestionado por muchos que veían una vulneración de las normas confucianas en la presencia de una mujer en el trono imperial. La emperatriz patrocinó el budismo y, en especial, formas de éste que daban legitimidad a su poder.
    En el año 705, la emperatriz Wu, que, según las crónicas existentes, tenía ya 80 años de edad, fue derrocada y su hijo el emperador Zhongzong retomó el poder, restaurando la dinastía Tang. Tras varios años de luchas internas, el emperador Xuanzong consolidaría el poder de la dinastía.
    A pesar de todas estas luchas por el poder que se sucedieron en estos años, esta primera parte de la dinastía Tang fue una época de esplendor cultural y en la que el imperio dominaba grandes extensiones de terreno, incluso partes de Asia Central, en la actual Región Autónoma de Xinjiang, que no volverían a estar controladas por un emperador chino hasta la última dinastía Qing. En la visión tradicional china, la dinastía Tang representa una de las épocas gloriosas de China.
    Sin embargo, esta época de esplendor tendría su fin al final del reinado de Xuanzong. A pesar de la aparente fortaleza del imperio, el general de origen centroasiático An Lushan dirigiría uno de los mayores intentos de rebelión de la historia china: La Rebelión de An Lushan, que sacudiría los cimientos del estado chino en el año 755.
    A pesar de que el estado, en manos del nuevo emperador Suzong logró finalmente sofocar la rebelión en el año 763, las consecuencias se sentirían en los siguientes siglos.
    La pérdida de poder efectivo por parte del estado, que para acabar con la rebelión había tenido que hacer concesiones a militares y a pueblos fronterizos, como los uigures y los tibetanos, hizo que el control efectivo sobre los recursos del territorio se redujera de una manera drástica. El modelo de estado centralizado y fuerte que habían implantado los Tang se vino abajo, y no volvería a existir un estado fuerte y centralizado hasta la proclamación de la República Popular China en el siglo XX.
    Mucho más debilitada, la dinastía Tang se mantendría en el poder en Chang'an hasta principios del siglo X.
    En el año 904, el dirigente militar Zhu Wen lanzó un ataque contra Chang'an, destruyendo la ciudad y haciendo matar a la corte del emperador. Finalmente, en 907 Zhu Wen hizo matar al último emperador Tang y proclamó una nueva dinastía: la dinastía Liang, con capitales en las ciudades de Luoyang y Kaifeng.

    Periodo de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos
    Tras el fin de la dinastía Tang, con la fundación de la dinastía Liang en el norte de China, se inicia una etapa de inestabilidad que vería sucederse cinco dinastías breves en el norte de China (dinastía Liang Posterior, dinastía Tang Posterior, dinastía Jin Posterior, dinastía Han Posterior y dinastía Zhou Posterior), mientras que en el sur aparecieron diez reinos independientes. A esta época, de 907 a 960, los historiadores chinos la conocen como "periodo de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos", o simplemente "de las Cinco Dinastías".
    Las Cinco Dinastías (Wu Dai) y los Diez Estados (Shi Guo), hacen referencia a los reinos formados tanto en el norte, Wu Dai, como en el sur, Shi Guo. La historiografía china ignora el sur, denominando este período sólo por las casas reinantes del norte: Liang, Tang, Jin, Han y Zhou, que conforman las Cinco Dinastías. A partir de la caída de la dinastía Tang cuando se inició un movimiento basculante, en el que el sur va a sustituir al norte desde un punto de vista no sólo económico sino también político y artístico. El norte, amenazado eternamente por las invasiones, llevo a sus habitantes al sur de Yangzi, donde se sentían protegidos de los bárbaros y donde pudieron desarrollarse económicamente a través de la agricultura o el comercio. Entre los pueblos invasores los kitanes se impusieron sobre el resto e instauración la dinastía Liao (907-1125). Se extendieron geográficamente desde la actual Manchuria a la provincia de Hebei, conquistando la ciudad de Yu (hoy, Beijing); su poder fue muy grande, eso le permitió exigir un tributo a la dinastía Jin (936-943) y continuar sus conquistas hacia el sur. Junto a los kitanes, con una menor fuerza y presencia, se estableció un pueblo procedente del Tíbet, los Shato, que por medio de su poderío militar impusieron sus formas de gobierno y costumbres a los Han, residiendo su valor en su poderío militar, en vez de en la razón y la fuerza de su cultura. Mientras en el norte se fueron creando estructuras políticas más o menos sólidas que daban entrever la posibilidad de una reunificación, los Diez Estados del Sur (Shi Guo) se debilitaron por pequeñas guerras de conquista, facilitando la invasión de los reinos del norte.
    En el año 960, Chao Kuangyin (Emperador Daizu, 960-976), inició el proceso de unificación del país, inaugurando una nueva dinastía, la Song.

    Dinastía Song
    En el año 960, el militar de la dinastía Zhou del Norte Zhao Kuangyin fundaba la dinastía Song, continuación de las cinco dinastías que se sucedieron en el norte tras la caída de los Tang. Esta dinastía, que estableció su capital en Kaifeng, consiguió conquistar los reinos del sur y reunificar gran parte del territorio que había estado bajo soberanía Tang.
    Durante la dinastía Song se produjo un gran desarrollo del comercio. Se generaliza el uso de dinero, y aumenta de manera espectacular el movimiento de personas y mercancías dentro del país. Este aumento del comercio lleva a la aparición de grandes ciudades.
    Durante el periodo Song, se sucedieron tres estados importantes formados por pueblos de etnia no china en el norte. Los kitán (o khitan) fundarían la dinastía Liao en el noreste. En el noroeste, en las actuales regiones de Gansu y Ningxia, los tangut fundan la dinastía Xia Occidental. El tercero de estos estados, y el más importante, sería la dinastía Jin, fundada por los yurchen (o jürchen), que llegaría a conquistar el norte de China, obligando a los Song a huir al sur en el año 1127. Estos tres estados adoptaron el modelo dinástico chino, por lo que la historiografía tradicional china los incluye en los listados de dinastías.
    El periodo Song se pude dividir en dos partes: "Song del Norte", hasta 1127, cuando la dinastía controlaba la parte principal del territorio histórico de China, y "Song del Sur", de 1127 a 1279, periodo durante el cual la corte Song hubo de refugiarse en el sur, estableciendo la capital en la actual Hangzhou, después de su derrota frente a los Jin. Desde el sur, los Song mantenían el objetivo de reconquistar el norte, pero nunca pudieron hacer frente a la superioridad militar de los pueblos altaicos.
    La reunificación de China se produciría, paradójicamente, gracias a la conquista del territorio chino por otro pueblo extranjero procedente del norte: los mongoles.
    Por razones de política exterior tuvo dos capitales, la primera de ellas fue Pian (hoy Kaifeng) en la provincia de Henan, donde la dinastía Song del Norte reinó del 960 a 1127. Por el avance de los kitanes y de los mongoles hacia el sur se aconsejó trasladar la capital a Linan (hoy Hangzhou) en la provincia de Zhejiang, iniciándose un segundo período denominado Song del Sur (1127-1279).
    Durante la dinastía Song surgió el renacimiento intelectual y artístico Song, debido al desarrollo del comercio interno y externo, así como medidas políticas encauzadas hacia la coexistencia con los pueblos del norte mediante el pago de tributos.
    El ministro del emperador Shenzhong (1068-1085) Wang An-Shih (1021-1086), fue quien desarrolló estas reformas con el (Memorándum de las diez mil palabras) o la articulación del cambio social adecuado a los nuevos tiempos.
    Existía una ausencia de movilidad social, por el asentamiento de una clase ilustrada (Shih) sobre el rígido sistema de exámenes, esta fue una de las causas por las que las innovaciones tecnológicas y económicas no constituyeron el motor del cambio social, como si sucedió en Europa. Wang An-Shih, con sus reformas políticas y económicas, intentó dotar a la clase mercantil (shang) de suficiente poder con el fin de poder contrarrestar la falta de movimiento de los Shih, por eso es que introdujo en las materias de examen al Estado el conocimiento técnico y científico, ignorados hasta esa época. Favoreció también el desarrollo del papel moneda y las letras de cambio, con el fin de agilizar el comercio entre las diferentes regiones, así como proteger a los pequeños propietarios y campesinos equilibrando la presión fiscal. Desarrollo el sistema de graneros, como despensa del Estado. El desarrollo de las comunicaciones interiores y la navegación favorecieron el desarrollo económico, pero no fueron eficaces para frenar el avance militar de los pueblos del norte.
    En el año 1127, tras la captura del emperador Huizong y de la emperatriz regente, la corte huyó a la ciudad de Nankín y de ahí a Hangzhou, donde se estableció provisionalmente. La ciudad de Hangzhou se convirtió gracias a la dinastía Song en una ciudad rica y en la más poblada del mundo, con un modo de vida absolutamente diferente al del norte, debido al desarrollo de su economía monetaria y de la exportación del té y la porcelana.
    La dinastía finalizó con la victoria militar de los mongoles y el inicio de la dinastía Yuan.

    Dinastía Yuan
    Los mongoles, pueblo nómada del norte de lengua altaica, llegarían a establecer uno de los mayores imperios de la historia de la humanidad. Bajo su gran líder Gengis Kan, las conquistas mongolas llegaron a unir bajo su imperio territorios tan distantes como Europa Oriental, Irán y China. El propio Gengis Kan logró la conquista de los Xia occidentales, mientras que su hijo Ogodei, el segundo Gran Kan, derrotó a los Jin en 1234.
    El imperio mongol había sido dividido en cuatro partes. Una de ellas, el Gran Kanato, ocupó gran parte del territorio de las actuales China y Mongolia. En el año 1271 el Gran Kan Kublai fundó una dinastía al estilo chino, bajo el nombre Yuan, con capital en Pekín.
    Kublai Kan, ya como emperador Yuan, derrotó definitivamente a la dinastía Song del Sur en la batalla de Yamen en 1279.
    Los emperadores mongoles tuvieron que enfrentarse a la difícil tarea de gobernar una sociedad muy diferente de la suya. Clasificaron a la población en varias categorías étnicas y, tras un periodo de interrupción, reanudaron los exámenes imperiales para captar funcionarios para la administración.
    El periodo Yuan estuvo marcado por una gran inestabilidad social, situación agravada por desastres naturales, como las inundaciones en el valle del río Amarillo, que provocaron hambrunas, y también por la epidemia de peste, que afectó a una gran parte del territorio.

    Dinastía Ming
    El desorden social del final de la dinastía Yuan provocó numerosas rebeliones contra los mongoles. Un líder rebelde de origen humilde, Zhu Yuanzhang, funda la dinastía Ming en 1368, estableciendo la capital en Nankín.
    A Zhu Yuanzhang, el emperador Hongwu, le sucederá, tras una breve guerra civil, su hijo el emperador Yongle, que trasladará la capital a Pekín.
    El emperador Hongwu de la Dinastía Ming, murió a la edad de 71 años, sobrevivió a la muerte de la emperatriz y de su hijo y heredero por cinco años. Docenas de concubinas fueron quemadas vivas en su funeral y enterradas con él; la tumba está en el sector norte de la Montaña Morada (Montaña Morada de Oro) en Nankín, China, la construcción de la misma comenzó en el año 1381 y terminó en 1405.
    Durante el reinado de Yongle, China se convertiría en la primera potencia marítima del mundo, como evidencian los siete viajes de Zheng He al sur de Asia y África. Sin embargo, estos viajes no tendrían continuidad. Probablemente por el coste que éstos habían supuesto para las arcas del Estado, China abandonó su flota y renunció a continuar las expediciones marinas.
    En el ámbito económico, durante el periodo Ming cae en desuso el papel moneda, debido a los problemas de inflación que generaba, y se empieza a utilizar la plata. A pesar de que los Ming habían prohibido el comercio con extranjeros, la escasez de plata en China hace que surjan numerosos contactos comerciales con Japón y, más adelante, con los portugueses, establecidos en Macao desde mediados del siglo XVI, y con los españoles, que transportaban plata de América a Filipinas.

    Dinastía Qing
    En el año 1644, la dinastía Qing, procedente de Manchuria, conquista Pekín.
    En China, la dinastía Qing ha sido considerada una dinastía opresora. Los manchúes impusieron su estilo de peinado y su forma de vestir a la población china, y la lengua manchú se utilizaba para los asuntos más importantes en la corte, dominada por la clase dirigente de origen manchú.
    La dinastía Qing consolidaría la expansión territorial de China, incorporando al imperio Taiwán, Tíbet, Xinjiang y Mongolia.
    A pesar de la fortaleza militar del imperio Qing, se sucedieron las rebeliones contra éste. La más importante de las rebeliones antimanchúes fue la Rebelión Taiping, que causaría millones de muertos entre 1851 y 1864.
    A lo largo del siglo XIX se sucedieron las disputas comerciales con las potencias occidentales, que dieron lugar a la Primera Guerra del Opio, que enfrentó a China con el Reino Unido entre 1839 y 1842, y a la Segunda Guerra del Opio, entre 1856 y 1860, en la que una alianza franco-británica tomó la ciudad de Cantón. El resultado de estas guerras fue la firma de los tratados de Nankín y de Tianjin, por los que el Reino Unido consiguió la soberanía sobre parte del actual territorio de Hong Kong, además de derechos comerciales y de navegación para las potencias occidentales.
    En las últimas décadas de la dinastía Qing, bajo el mando de la poderosa Emperatriz Regente Cixi continuaron los conflictos con las potencias extranjeras por disputas comerciales. Además, la rivalidad con Japón por la influencia sobre Corea provocó la guerra chino-japonesa entre 1894 y 1895. Tras la derrota china en esta guerra, se firma el Tratado de Shimonoseki, por el que China reconocía la independencia de Corea, que pasaba a estar bajo influencia japonesa, y cedía Taiwán a Japón.
    La derrota frente a Japón hizo crecer el desprestigio de la dinastía Qing. El descontento con el gobierno imperial manchú se manifestó en la aparición de numerosos movimientos revolucionarios que pedían la formación de una república.

    Era Moderna

    República de China
    El 10 de octubre de 1911 se produce el Levantamiento de Wuchang, rebelión contra la dinastía Qing en la actual ciudad de Wuhan, que provoca la Revolución de Xinhai, que acabará con el derrocamiento definitivo del último emperador Qing, Puyi, en 1912.
    El líder revolucionario chino Sun Yat-sen, al tener noticia del levantamiento de Wuchang, vuelve a China desde Estados Unidos. Aunque Sun llega a ser nombrado Presidente de la República de China, el país se encuentra dividido, dominado por dirigentes locales, y llega a un acuerdo con el destacado militar Yuan Shikai, que controlaba los restos del ejército Qing en el norte, para que éste sea presidente.
    La ambición de Yuan Shikai, que llegaría a autoproclamarse emperador en 1915, hace crecer la oposición a éste. China se encontraba aún dividida, y Sun Yat-sen vuelve del exilio para instalarse en Cantón, desde donde dirige el Kuomintang, el partido político que él había fundado. En Cantón, Sun Yat-sen funda la Academia Militar de Whampoa, en la que se formará el ejército que, bajo el mando de Chiang Kai-shek, sucesor de Sun Yat-sen al frente del Kuomintang, conseguirá conquistar gran parte de China y establecer en Nankín la capital de la República de China, cumpliendo la ambición de Sun Yat-sen.
    Chiang Kai-shek se convierte en presidente de la República y, desde el principio, tendrá que enfrentarse a dos problemas. Por un lado, el Partido Comunista Chino, a pesar de varios periodos de colaboración con el Kuomintang, lucha por establecer un régimen comunista. Por otro lado, el imperialismo japonés presiona a China. En 1931 Japón conquista Manchuria, y establece allí el estado títere de Manchukuo. En 1937 el ejército japonés inicia una invasión a China.
    Durante la invasión japonesa, el gobierno de Chiang Kai-shek abandona la capital Nankín, ocupada por Japón, y se repliega al interior, estableciéndose en la ciudad de Chongqing.
    Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, Japón abandona sus conquistas en Asia, y China recupera Manchuria y Taiwán.
    Cuando parecía que el gobierno de Chiang Kai-shek podría ya lograr consolidar la estabilidad de la república, se reanuda el enfrentamiento con los comunistas. Éste se convierte en una guerra civil total a partir de 1947.
    En contra de las previsiones, los comunistas logran vencer al ejército de la República. El gobierno del Kuomintang, junto a parte del ejército y muchos de sus simpatizantes, se va a Taiwán, desde donde confiaba en poder reconquistar el continente. Esta situación, sin embargo, acabaría manteniéndose y la República de China continúa existiendo en la actualidad en la isla de Taiwán.

    República Popular China
    El 1 de octubre de 1949, el líder del Partido Comunista Chino Mao Tse-Tung proclama la República Popular China desde la puerta de Tian'anmen de la Ciudad Prohibida de Pekín.
    En 1949 los chinos nacionalistas abandonaron su guarnición en Lhassa en Tibet. La recién nacida República Popular China (RPC), anunció que "iría a liberar al Tíbet de los invasores extranjeros y reintegrarla a la Tierra Madre" En aquella época había seis extranjeros en el Tíbet. Sin embargo, Mao Tse Tung envió un ejército de 80.000 soldados en 1950. El 23 de mayo de 1951, Pekín impuso un "Acuerdo por la Liberalización Pacífica del Tíbet", que confería a China la defensa y la política exterior del territorio mientras que, la política interior quedaba bajo la jurisprudencia del Dalai Lama. También se acordó el retorno del Panchen Lama, que se le suponía simpatizante chino. Las tropas rojas penetraron en Lhassa el 9 de septiembre de 1951 produciéndose la anexión a China del Tibet.

    Mao fue el líder máximo de China hasta su muerte en 1976. Su periodo de gobierno estuvo marcado por profundas conmociones sociales y políticas, como las campañas del Gran Salto Adelante o la Revolución Cultural.
    Tras la muerte de Mao, el sucesor elegido por éste, Hua Guofeng, no consiguió consolidar el poder, que acabó en manos de Deng Xiaoping.
    Deng Xiaoping inició un proceso de reformas económicas y apertura comercial al resto del mundo. Desde entonces, la economía china ha conseguido crecer a un ritmo espectacular. A pesar de estos éxitos económicos, la represión política se manifestó de una manera especialmente trágica en 1989, con la intervención del ejército para acabar con las protestas de la Plaza de Tian'anmen.
    Tras la muerte de Deng, su sucesor Jiang Zemin mantuvo el poder hasta que entre los años 2002 y 2004 fue sustituido en todos sus cargos por el actual Presidente de la República Popular China Hu Jintao.

    Arte:

    Fuente: http://chinantigua.blogspot.com/2007/04/el-arte.html

    Los templos
    En los templos chinos encontramos una amplia gama de estilos arquitectónicos. Las religiones a las que se hallan consagrados estos templos son, fundamentalmente, budismo, taoísmo y regiones ancestrales y tradicionales; pero todos ellos comparten una misma estructura. Debido a la rica tradición religiosa popular de Taiwan, encontramos multitud de templos en la isla. Este es uno de sus rasgos culturales más destacados. Un cálculo moderado del número de templos podría darnos una cifra de 5.000, muchos de ellos con valor arquitectónico. entre las muestras más famosas y llamativas de la arquitectura religiosa tradicional tenemos los templos de Lungshan y Tienhou en Lukang, el templo de Lungshan en Taipei y el de Chaotien en Peikang. El templo de Lungshan de la ciudad de Lukang destaca por su larga historia y su elevado valor artístico.

    Fuente: http://espanol.cri.cn/chinaabc/chapt...apter70202.htm
    Los templos son construcciones budistas. Su origen es indio pero prosperó en China a partir de la dinastía Wei del Norte (220-265). Estas construcciones registraron el desarrollo cultural de la sociedad feudal y la prosperidad y decadencia religosa de nuestro país, de ahí su importante valor histórico y artístico.
    Como los chinos de la antigüedad concebían el mundo según el Yin y el Yang y su criterio estético abogaba por la simetría, el orden y la estabilidad, los templos budistas tenían la función especial de ofrecer sacrificios a los antepasados y a los dioses de la tierra y el cielo, y eran de planta cuadrada cortada de norte a sur por un eje central. Todos los templos forman un grupo arquitectónico simétrico, estable y bien estructurado. Los templos con jardín eran muy populares en China ya que no sólo tenían una atmósfera refinada y solemne, sino también paisajes naturales. Estaban magníficamente concebidos.
    Los templos antiguos están distribuidos de la siguiente manera: el camino central dirige a la puerta del templo. Al entrar, a izquierda y derecha están el pabellón de la campana y el pabellón del tambor, respectivamente. En la parte delantera está el Salón de los dioses del cielo donde hay cuatro esculturas de buda guardianes. Detrás están el Salón de Mahavira y el Pabellón de sutras. Las habitaciones de los monjes y el comedor se hallan a ambos lados del camino principal. El Salón de Mahavira es la construcción más importante y grandiosa del templo. Los construidos antes de las dinastías Sui (581-618) y Tang (618-907), poseen torres delante del templo o en el centro del patio. En las dinastías posteriores, los salones budistas reemplazaron a las torres.
    El Templo del Caballo Blanco de Luoyang
    El Templo del Caballo Blanco de la ciudad de Luoyang en la provincia de Henan se estableció en la dinastía Han (206 a.C - 220) y es el más antiguo construido por el gobierno chino. Tiene forma rectangular y una superficie de unos 40 mil metros cuadrados. La construcción de este templo impulsó el desarrollo del budismo en China y en el este y nordeste de Asia. Hoy, el Templo del Caballo Blanco todavía es Tierra Santa adonde peregrinan budistas de muchos países.

    Las construcciones budistas de la Montaña Wutai
    La montaña Wutai en la provincia de Shanxi es una famosa Tierra Santa budista en China. En ella se conservan 58 antiguas construcciones. Entre ellas, los templos más famosos son el Nanchan y el Foguang, ambos de la dinastía Tang. El Nanchan es el templo más antiguo, con estructura de madera, que se conserva en la nación; el Fuoguang absorbió las formas arquitectónicas de las diferentes dinastías de China, y sus construcciones, esculturas, frescos y escrituras se conocen como las “4 pericias extraordinarias”.

    El Templo Xuankong de la Montaña Hengshan
    Vale la pena mencionar el Templo Xuankong de la Montaña Hengshan, en la provincia de Shanxi ya que está en un precipicio y es una construcción con una forma muy peculiar. Se trata de un templo colgante situado en mitad mismo del precipicio oeste cercano a la Garganta del Dragon de Oro, a 3,5 kilómetros del distrito de Hunyuan. Es la única construcción de madera construida en un precipicio y es ahora patrimonio cultural del país. Se construyó en la dinastía Wei del Norte (220-265) y se reconstruyó en las Tang, Jin (1115-1234), Ming y Qing. El templo es responsable de formar, con su presencia, el paisaje más peculiar de la Montaña Hengshan

    El Palacio Potala
    El lamaísmo es una parte del budismo chino. Las lamaserías tienen grandes palacios, altos salones de sutras y se recuestan al pie de la montaña. El Palacio Potala, situado en Lhasa, en el Tíbet, es una típica lamasería. Se estableció en la dinastía Tang y se reconstruyó en las dinastías posteriores hasta, poco a poco, formar un enorme complejo arquitectónico. El majestuoso Palacio Potala está al pie de la montaña Hongshan. Tiene una superficie edificada de 20.000 metros cuadrados y lo componen más de 20 salones. En el salón principal los lamaístas veneran piadosamente una preciosa escultura de cobre bañada en oro de Sakyamuni, cuya verdadera altura es la de un cuerpo de 12 años de edad. El Palacio Potala tiene las peculiaridades de las arquitectura de la dinastía Tang, aunque también absorbió características artísticas de las arquitecturas de Nepal y la India.

    Arte funerario
    El arte funerario ella era característica de la cultura china desde el neolítico (9000-6000 AC) y abarcaba desde vasijas, rituales, armas, hasta figuras de cerámica, jade y recipientes de sacrificio elaborados en bronce.
    La creencia china trataba de que existía la vida después de la muerte, lo cual proporcionaba a los difuntos todas las comodidades y objetos para su estancia en el otro mundo.
    Durante las dinastías Shanh y Zhou del oeste (1600-771ª.C) predominaron los recipientes de bronce para venerar a los muertos durante sus rituales; mientras que en las dinastías Qin y la Han (221 AC- 220 DC)se caracterizaba por utilizar objetos de bronce , jade ( símbolo de vida eterna) y replicas de construcciones y figuras de personas y animales.
    Las vasijas reflejaban la posición social del difunto las cuales poseían largas inscripciones y adornos de gran valor histórico por ser el inicio de la escritura china.
    Para alumbrar el camino de los difuntos se colocaban lámparas con diversas formas humanas y animales. Se ofrendaban artículos de jade que se utilizaban para tapar los orificios corporales o bien elaborar trajes completos.
    La primera instancia de culto se realizaba en la casa en la cual se creaba un altar con tablillas las cuales tenían escrito el nombre del antepasado o del muerto. Estas tablillas se quedaban en la casa del primogénito y los hermanos menores. Frente al altar se quemaba incienso diariamente, se ofrecía te y se mantenía una luz; cada 15 días y también en aniversarios de muerte se hacían ofrendas de comida, fruta, papel y se hacia participar a los muertos en asuntos familiares consultándoles y pidiéndoles ayuda.
    A la tercera o quinta generación se quemaba la tablilla o se depositaba en el templo ancestral donde cada cierto tiempo se hacia una limpieza y se dedicaba con mucho mas tiempo a los ancestros que habían sido ricos e importantes.


    El arte como símbolo y propaganda de poder
    Junto a la delicadeza estética de los materiales, pensados para disfrute particular y en algunos casos también como símbolo de posición social, existieron otras formas de entender el arte.
    La escultura en piedra y la arquitectura en madera fueron los cauces a través de los cuales la sociedad se manifestó como colectividad profundamente jerarquizada.
    La escultura en piedra se inició como majestuosa y representativa decoración de los caminos funerarios de las tumbas imperiales en la dinastía Han. Grandes animales reales y mitológicos, representación de los estamentos sociales -letrados, militares, extranjeros, etc.- fueron los temas elegidos para dignificar el poder.
    Por ello es un arte anónimo, creación de talleres colectivos, en donde la piedra se tallaba monolíticamente en cuanto material y concepto. De todo ello son muestra las esculturas que flanquean el camino de los espíritus de las dinastías Han, Tang y especialmente las tumbas Ming, así como la escultura representativa de los palacios imperiales.

    Pintura
    Existían dos tipos de pintura la de acuarela que era aplicada sobre seda o papel y también los frescos que eran estampados en las murallas de los palacios con el objetivo de adornar. Los origines de la pintura tradicional china se remontan a las más tempranas épocas de la historia de este país, las tres categorías principales de la pintura tradicional china son las representaciones de figuras humanas de la primera época el paisaje, y flores y pájaros. En general, las obras anteriores a la dinastía T'ang (618-907) son dibujo de líneas producidos por personas que se dedican a otras actividades. Esta fue la edad de oro de los dibujos de figuras humanas. Durante la primera mitad de la dinastía T'ang, el paisaje y las pinturas que representaban flores y pájaros comenzaron a ganar importancia. Los cuadros con montañas, bosques, campos y jardines permiten evadir los sufrimientos de este
    mundo y penetrar en el reino de la paz y la tranquilidad. Este ha sido el motivo de que el paisaje haya sido siempre una forma pictórica muy apreciada por los literatos y burócratas chinos. También son muy admirados los árboles, piedras, praderas, flores pájaros y otros animales que aparecen en las pinturas de flores y pájaros, dotadas de gran viveza y energía.

    Arquitectura
    se desarrollo durante la dinastía Zhau y el material preferido era la madera.
    La arquitectura china se caracteriza por distribuir el espacio en unidades rectangulares que se unen para formar un todo. El estilo chino, combina rectángulos de diferentes tamaños y en diferentes posiciones de acuerdo con la importancia de la organización del conjunto. Se distinguen claramente los distintos niveles y elementos. El resultado es un aspecto exterior impresionante, pero al mismo tiempo dinámico y misterioso. En la arquitectura tradicional china, la distribución de las unidades espaciales se rige por los principios de equilibrio y simetría. El eje constituye la estructura principal. Las estructuras secundarias se sitúan a ambos lados del eje formando el patio central y las habitaciones principales. Tanto las viviendas como los edificios oficiales, templos y palacios se ajustan a este principio fundamental. En la distribución del espacio interior se reflejan los valores éticos y sociales de los chinos.
    Las dos obras más importantes de la arquitectura china son:
    - La cuidad prohibida de Pekín construida durante la dinastía Ming
    - La gran muralla china, una impresionante obra de ingeniería que se empezó a construir durante la dinastía Han y fue creada para defenderse de los bárbaros del norte

    fuente: http://www.lagranepoca.com/articles/...9/20/1239.html
    Los colores y los cinco elementos en la antigua cultura china
    “Yan Se, la expresión de nuestras emociones”
    Durante varios miles años en la historia China, además de las dinastías pre-Qin y Qin, los chinos siempre han usado colores brillantes. Hoy, el rojo es un color muy popular en China. Pero al contrario de lo que suponen las personas en la actualidad, la gente antigua previa a la Dinastía Ming (1368-1644) no prestó especial atención al color rojo.
    "Yan Se" significa color en el idioma chino actual; sin embargo, en la antigua China, la palabra "Yan Se" tenía un sentido que no era completamente el mismo que tiene hoy. Esta expresión realmente significaba "color facial". En el libro Shuo Wen Jie Zi (Explicación de Caracteres y Expresiones), "Yan" significa el área entre las cejas, y "Se" significa qi (o energía vital). Los comentarios añadidos por el célebre erudito Duan Yu Cai dicen, "Toda la vergüenza, pena, alegría y preocupación son llamadas Yan Se (color facial)" porque "nuestro corazón alcanza al qi y el qi alcanzará las cejas". Entonces es obvio que al principio "Yan Se" se refería al expresión facial de alguien. Sólo en la Dinastía Tang, "Yan Se" comenzó a implicar el sentido de todos los colores.
    Aproximadamente cinco mil años a.C., durante los tiempos de Huang Di (el Emperador Amarillo), la gente adoró un solo color. Después de Huang Di y durante las dinastías de Shang, Tang, Zhou y Qin, los emperadores seleccionaban colores como símbolo, basados en la teoría de los cinco elementos. El orden de los cinco elementos es agua, fuego, madera, metal y tierra. Éstos se corresponden con los colores negro, rojo, azul verdoso, blanco y amarillo, respectivamente. La gente china antigua creía que los cinco elementos eran la fuente de todo en la naturaleza. Así como estos cinco elementos son la fuente de todo, los colores también vienen de los cinco elementos. Basado en el entendimiento de que "los colores vienen naturalmente, mientras que el blanco y negro son primeros", la gente gradualmente estableció la relación entre los colores y el principio de los cinco elementos, que guiaron el movimiento natural del Cielo y el Dao (camino) divino.
    En el sistema chino tradicional, los cinco colores, negro, rojo, azul verdoso, blanco y amarillo son considerados como colores estándares.
    El color negro fue considerado como el color del cielo en el Yi Jing (I Ching o Libro de los Cambios). El dicho "el cielo y la tierra de un negro misterioso" fue arraigado en la antigua creencia de que el cielo del norte mostró un misterioso color negro durante mucho tiempo. Ellos pensaban que la Estrella Polar es en donde Tian Di (el emperador divino) se encontraba. Por lo tanto, el negro fue considerado como el rey de todos los colores en la antigua China. Este también es el único color que fue adorado durante mayor tiempo en la China antigua. En el diagrama de Taiji de la China antigua, blanco y negro son usados para representar la unidad del Yin y el Yang.
    De acuerdo a los antiguos conceptos chinos del color, el blanco representa muchas cosas. En la teoría de los cinco elementos, el blanco corresponde al oro, que demuestra que la gente china antigua sentía que el blanco simbolizaba resplandor. Lo clasificaron como un color estándar, representando la naturaleza de lo puro, brillante y pleno.
    El color rojo simboliza buena fortuna y alegría para la gente china.
    El amarillo es el color central, simbolizando el color de la tierra. En China, existe un refrán, "Amarillo genera Yin y Yang", refiriéndose al amarillo como el centro de todos los colores.
    El color azul verdoso simboliza la primavera, cuando todo rebosa de vigor y vitalidad.
    Durante el período pre-Qin, los colores simbólicos de la antigua China comenzaron a mostrar una tendencia hacia la variedad. A fin de apoyar las prácticas ceremoniales de la Dinastía Zhou, Confucio (551 – 479 a.C) definió a los colores amarillo, azul verdoso, blanco, rojo y negro como los colores estándares y superiores. Él relacionó los cinco colores con benevolencia, virtud y bondad y los incorporó en las ceremonias formales. Lao Zi, por otra parte, dijo que "los cinco colores vuelven ciega a la gente", entonces se eligió al negro como el símbolo del Dao.
    Durante aquel período de tiempo, el simbolismo de varios colores fue extensamente incorporado en el nombramiento de temporadas y direcciones. A cada temporada le fue dada un color y una dirección. La primavera fue representada por el sol azul verdoso, su principal dios guardián era un dragón verde-azul, y su dirección era el Este. El verano fue representado por un rojo brillante, protegido por un gorrión rojo, y su dirección era el Sur. El otoño fue representado por el blanco, protegido por un tigre blanco, y su dirección era el Oeste. El invierno fue representado por el negro, protegido por una tortuga negra, y su dirección era el Norte. El color amarillo era el color simbólico de los cinco legendarios emperadores de la antigua China; su simbolismo era el más especial.
    Desde la dinastía Qin (220 - 207 a.C), el color gradualmente asumió una función decorativa y los colores de la China antigua también comenzaron un rico y vistoso desarrollo. Luego de la Dinastía Han (25 – 220), el amarillo se convirtió en el color simbólico especial de la corte real debido a su brillantez, y su sombra era cercana a un color dorado. A la gente ordinaria no se le permitía vestir con ropa amarilla. A lo largo de todas las dinastías, la vestimenta de los funcionarios de diversos rangos era también de colores diferentes. Por lo general, la gente consideró a los cinco colores secundarios como los cinco colores inferiores. Durante la Dinastía Han, el púrpura brillante era a menudo considerado como un color muy precioso y raro. En la Dinastía Tang (618 – 907), el púrpura fue utilizado en la vestimenta de funcionarios que están por encima de la "quinta clase". Los bordes morados fueron considerados elegantes.
    Los colores también fueron extensamente utilizados en urbanismo, murales y pinturas. Por ejemplo, luego de la Dinastía Ming, sólo aquellos que estuvieron relacionados con el emperador podían vivir en casas con paredes rojas y tejas amarillas. Las casas de la gente común podían ser hechas sólo de ladrillos azules con azulejos de azotea azules.
    En las tradiciones chinas, la cultura en torno al color es aún más rica. El amarillo es el color para los emperadores, palacios reales, altares reales, y los templos reales a menudo lo usan. El amarillo también representa la libertad de preocupaciones mundanas; por lo tanto, es también un color respetado en el budismo. Las ropa de los monjes son amarillas y los templos son también amarillos. El rojo es uno de los colores apreciado por la gente china. Durante la celebración del Año Nuevo, feriados, y reuniones, el color rojo es infaltable. El púrpura es el color de un presagio propicio y de solemnidad. Blanco es el color de luto. La gente china antigua vestía con ropa blanca y sombreros sólo cuando lloraban por los muertos. Aquella tradición todavía es practicada hoy en día.

    Mitología china:
    Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Mitolog%C3%ADa_china

    La mitología china es el conjunto de relatos fantásticos relativamente cohesionados de la cultura de la antigua China. Muchas de sus leyendas toman lugar durante el período de los tres augustos y cinco emperadores. Mucho de la mitología China es única, aunque comparte bastante con Japón y Corea debido a su influencia en la antigüedad.
    La Mitología China se conoce gracias a textos que datan esencialmente de la dinastía Chan-Wo. Al no tener más de 2.000 años de antigüedad, estos escritos apenas pueden clasificarse como recientes. Además, fueron redactados por doctos que a veces reinterpretaron la mitología de acuerdo con sus concepciones filosóficas. De este modo, transformaron a los más importantes dioses en soberanos virtuosos que reinaban en tiempos antiguos. También asociaron a sus dioses con las cinco direcciones (es decir, los cuatro puntos cardinales y el centro) según una cosmología elaborada durante la Antigüedad temprana.
    Se puede tener una idea de lo que era la mitología china "original" comparándola con los relatos de otros pueblos en el Extremo Oriente. Al extender esta comparación a toda Eurasia, se puede apreciar que una gran parte de esta mitología es de origen indoeuropeo. Posee pues semejanzas totalmente sorprendentes con las mitologías germana, griega o eslava. Eso se debe a la invasión de China por un pueblo indoeuropeo, los tocarios, hace más de 3000 años.
    Mitos y leyendas
    No existen libros dedicados a Mitología en la antigua China. Los mitos se encuentran recogidos en múltiples obras de Historia, Filosofía o Poesía, en forma de menciones a personajes mitológicos y los hechos o leyendas que se les atribuyen. También hay que considerar que esta multitud de obras, de distintas dinastías, pertenecen a diversas corrientes de pensamiento (Taoísmo, Confucianismo, Legismo y Moísmo, principalmente).

    La Creación
    Una característica única de la cultura china es la relativamente tardía aparición en la literatura de los mitos sobre la Creación, que lo hacen tras la fundación del confucionismo, el taoísmo y las religiones populares. Las historias tienen varias versiones, a veces contradictorias entre sí. Por ejemplo, la creación de los primeros seres es atribuida a Shangdi, Tian (el cielo), Nüwa, Pangu o el Emperador de Jade.
    En todo el Extremo Oriente y Oceanía, existía un dualismo cosmológico oponiéndose dos principios, por una parte la luz, el sol y el fuego, por otra parte la oscuridad, la luna y el agua. Generalmente, un pájaro representaba al primer principio. En China, se trataba de un cuervo. El pájaro solar es uno de los temas privilegiados de la dinastía Shang, la primera dinastía china cuya existencia se certifica por medio de la arqueología. Una serpiente, como un animal acuático, representaba al segundo principio. La madre de Shun, uno de los soberanos míticos de China, pertenecía al clan de la serpiente, y su padre pertenecía al clan del pájaro. Por lo tanto, Shun era resultante de la unión de los dos principios. Este mito ilustra también el totemismo de la antigua sociedad china, según el cual cada clan tenía un animal antepasado, así como la exogamia, que exigía que los esposos fueran provenientes de clanes diferentes.
    Xiè era el antepasado de Shang y su madre se llamaba Jiandi. Un día, fue a bañarse con sus sirvientes en el río de la colina oscura. Un pájaro negro (probablemente una golondrina o un cuervo) pasó llevando un huevo multicolor en su pico. Lo dejó caer. Jiandi lo tomó y lo puso en su boca, pero lo tragó por descuido. Tras esto, concibió a Xie. En este relato, se trata de una forma particular de la unión de los dos principios cósmicos, puesto que este mito hace intervenir por una parte al agua y a la oscuridad, y por otra parte un pájaro.
    Shangdi (上帝), aparece en la literatura hacia el 700 a. C. o antes (la fecha depende de la datación del Shujing, el "Clásico de la Historia"). Shangdi parece tener los atributos de una persona, pero no se le identifica como creador hasta la dinastía Han.
    La aparición de Tian (天), el Cielo, en la literatura presenta el mismo problema que Shangdi, dependiendo también de la fecha del Shujing. Las cualidades del Cielo y de Shangdi parecen unirse en la literatura posterior hasta ser adorados como una sola entidad (皇天上帝), por ejemplo en el Templo del Cielo de Pekín. La identificación de los límites entre uno y otro, todavía no ha sido resuelta.
    Nüwa aparece en torno al año 350 a. C. Su compañero es Fuxi y a veces se los adora como los ancestros últimos de la humanidad.
    Pangu aparece en la literatura no antes del año 200 de nuestra era. Fue el primer creador. Al comienzo sólo había un caos sin forma del que surgió un huevo de 18.000 años. Cuando las fuerzas yin y yang estaban equilibradas, Pangu salió del huevo y tomó la tarea de crear el mundo. Dividió el yin y el yang con su hacha. El yin, pesado, se hundió para formar la tierra, mientras que el Yang se elevó para formar los cielos. Pangu permaneció entre ambos elevando el cielo durante 18.000 años, tras los cuales descansó. De su respiración surgió el viento, de su voz el trueno, del ojo izquierdo el sol y del derecho la luna. Su cuerpo se transformó en las montañas, su sangre en los ríos, sus músculos en las tierra fértiles, el vello de su cara en las estrellas y la Vía Láctea. Su pelo dio origen a los bosques, sus huesos a los minerales de valor, la médula a los diamantes sagrados. Su sudor cayó en forma de lluvia y las pequeñas criaturas que poblaban su cuerpo (pulgas en algunas versiones), llevadas por el viento, se convirtieron en los seres humanos.
    El Emperador de Jade ((玉皇), aparece en la literatura después del establecimiento del taoísmo. También se le representa como Yuanshi Tianzun (元始天尊) o como Huangtian Shangdi (皇天上帝).

    El Sol
    El sol residía sobre un árbol, llamado Fusang o Kongsang. Por la mañana, Se levantaba de este árbol para posarse y dormir sobre otro árbol situado al oeste. En la antigüedad, había diez soles. Un día, estos se levantaron al mismo tiempo, infligiendo a los hombres un calor intolerable. Yi derribó a nueve de ellos con sus flechas, por lo que no permaneció más que uno. Según la mayoría de los textos, el mismo Yao pidió al arquero Yi cortar los soles en vez de derribarlos, pero éste es el resultado del cruce de las mitologías chinas e indoeuropeas, ya que Yi es un héroe indoeuropeo. Este mito de los soles múltiples existe en otro pueblo del Extremo Oriente, en Siberia, e incluso en algunos relatos Amerindios, prueba de su antigüedad.

    La Gran Inundación
    La mitología china comparte con las tradiciones sumerias, griegas, mayas, judaicas y de otros orígenes el mito del Diluvio Universal o gran inundación. En este caso, Yu, el Grande, con la ayuda de Nüwa, construyó los canales que consiguieron controlar la inundación y que permitieron a la gente cultivar sus cosechas.

    Dioses de la mitología china
    Fuente: http://www.mondo-libero.com/dioses_chinos.htm
    CAI CHEN o CAI SHENG

    El Dios chino de la prosperidad y la abundancia, es venerado por los chinos de todas partes -¡por razones obvias!- Se cree que Cai Shen fue un general de la Dinastía Qin, y con frecuencia es retratado montando un tigre negro.
    CANG

    Antiguo príncipe chino situado entre los dioses con el nombre de "rey sabio". Su ídolo, de una altura de treinta pies, era completamente dorado y revestido con las ropas del rey. Sobre su cabeza resplandecía una magnífica corona de piedras preciosas.
    CANG-KUO-LAO O CHANG KUO LAO O CHEUNG GUO LAO

    Dios del grupo Pahsien, es un venerable y bondadoso sabio, representa a los ancianos, tiene una gran fuerza mágica, cabalga en un velocísimo asno blanco, dotado de virtudes mágicas y que pude doblar y plegar como si fuese de papel y guardarla en su carpeta cuando no lo utiliza.
    A menudo monta a su asno con la vista hacia atrás, en sus manos lleva unos palillos de hierro y un tambor de bambú con forma de tubo que simboliza la longevidad.

    CANG-O O CHENG-O O CHANG-E O HENG-E

    Diosa lunar. Cuenta la leyenda que la diosa, después de haber robado el elixir de la inmortalidad a su marido How-Yi, se refugió sobre la luna para no descender nunca más. Según una tradición, la diosa quiso detenerse sobre la luna porque no había conseguido robar una cantidad de bebida suficiente para alcanzar las más altas esferas celestes, pues en realidad quería llegar hasta ellas. Aparece representada como una mujer bella y joven con vestidos suntuosos y un disco lunar en su mano derecha. En otras representaciones está al lado de un sapo cuyo perfil se proyecta sobre la cara de la luna.

    CU-JUNG

    Dios de la llama, llamado también el "Emperador Rojo"; enseñó a los hombres el uso del fuego.
    CHE-NIU

    Diosa hija del Augusto de Jade (Yu-ti o Lao-tien-ye). Es la patrona de los tejedores y habita en soledad en la estrella "alfa" de la constelación de "La Lira", tejiendo bellísimas telas para su augusto padre. Para hacerle llevadera la soledad, el padre la dio como esposa al pastor celeste de la constelación del "Águila". Pero como Che-Niu, presa en las habitaciones de las mujeres, descuidaba los trabajos del telar, Augusto de Jade puso entre ella y su esposo el "Río Celeste" (Vía Láctea), permitiendo a los dos cónyuges encontrarse una sola vez al año y precisamente en el séptimo dia del séptimo mes. Como ese mes en China cae en el período de las lluvias, los chinos dicen que las gotas que caen del cielo son la lágrimas de felicidad que la diosa Che-Niu derrama por la alegría de encontrar a su amado esposo después de un año de separación.
    CHEU-SING

    Deidad masculina de la juventud, encargado de custodiar la vida de los humanos, tenia el poder de fechar el dia de la muerte de las personas, pero segun la creencia esta fecha podia ser cambiada a voluntad del dios si se le ofrecian sacrificios y se participaba en los diversos rituales en su honor. Asi, al demostrar fidelidad a el era posible alargar los años de vida, para lo cual bastaba que la deidad prorrogara la fecha que habia acuñado de antemano.
    CU HI

    Cu Hi, el viejo benévolo que ayuda a los malos estudiantes.
    FENG-PO O FUNG-PEH O FONG-PO

    Deidad meteorológica. Gobierna los vientos y está representada por un anciano barbudo que monta un odre, con un abanico en la mano. Se le honra con procesiones y antorchas. Se le reemplazó por Feng-Po-Po (vieja señora del viento), que como al dios anterior, se la representa sobre un odre o bien con un saco a sus espaldas, montando un tigre que viaja entre las nubes.
    HAN CUNGLI O HAN CHUNG LI

    Han Cungli, es el jefe de los ocho inmortales, un buscador de la inmortalidad y descubrió el elíxir de la vida mientras meditaba en las montañas (asilado). Fue premiado con la inmortalidad por los alquimistas que le obsequiaron una pastilla mágica dentro de una caja de jade. Representado como un anciano barbudo, envuelto en un gran manto y con un abanico de plumas en la mano con el cual pude revivir a los muertos y transformar las piedras en oro y plata (con este salvó a China de una hambruna que la azotaba). Este personaje perteneces a los Pahsien y representa a los militares y a la abundancia.
    HAN SIANG-TZE O HAN SING TSU

    Este representante de los Pahsien es supuesto sobrino del gran escritor Han Yu, figurado como un niño con un ramo de flores o un cesto lleno de peces de la inmortalidad. Es el santo patrón de la música, tiene el poder de lograr que las flores crezcan y florezcan inmediatamente al son de la música de su flauta. Era un pupilo de Liu Dong Bing, quien le pidió subir a un árbol y bajar un melocotón, al bajar del árbol junto con la fruta se hizo inmortal. Su emblema es una flauta que simboliza la armonía.
    HO-PO

    Nombre con el que los chinos veneraban al genio de las aguas.
    HO-SIEN-KU

    Ho-sien-ku (muchacha inmortal Ho), joven bella y graciosa con una enorme flor de loto en la espalda, perteneces a los Pahsien. Es la única mujer del grupo, representa a la familia.
    Ella fue mandada a comer del polvo de la madre perla, la que la hizo inmortal gradualmente (o también un melocotón), vivió en las montañas volando de cumbre en cumbre y alimentándose de comida terrenal, hasta completar su inmortalidad.
    HOW-YI

    Arquero habilidoso, esposo de la diosa lunar Cang-O. Es el protagonista de una antiquísima leyenda china que versa sobre la existencia de diez astros solares que aparecían en el cielo chino alternativamente. Puesto que un día aparecieron todos juntos causando incendios devastadores y daños a los hombres y a los animales, How-Yi hizo caer a nueve con sus flechas.
    Desde entonces el orden cósmico se restableció y el joven arquero se vió premiado por los dioses con el elixir de la inmortalidad. La bebida divina le fue sustraída posteriormente por su mujer que huyó diluyéndose en el cielo.
    HU-TU

    Con este nombre, los antiguos chinos veneraban a la tierra, cielo y de tierra eran las mayores divinidades de la China.
    KAIKIAT

    Ser que permanece aletargado y que cuando despierte vendrá a destruir el mundo.
    KEI

    Genios malvados que se complacían en causar dificultades a los humanos.
    KI-LIN

    Animales míticos dotados de alma y de razón. Aparecen tanto en la mitología china como en la japonesa. A menudo se les representa como perros o bien como ciervos unicornios o bien como dragones. No molestan a los hombres y tienen el don de la adivinación.
    KUAN-TI O KUAN KUNG O GUANDI

    Dios de la guerra. No es, sin embargo, una figura como Marte, guerrero implacable, sino más bien el dios que evita la guerra. Se le representa como un hombre de estatura de más de dos metros y medio, con una larga barba, una tez rubicunda con ojos de fénix (rojo escarlata), que lleva una capa verde. Al lado de su caballo están su hijo Kuan-Hing y un escudero.
    Otra definición de este dios es que habría sido un general, héroe de guerra del periodo de los Tres Reinos. En el siglo XVI es "hecho" dios. Kuan Kung es el patrón tanto de la policia como de las triadas (organizaciones de gangsters), dios protector de todas las empresas financieras, pero también de los altos políticos, lideres y magnates.
    K'UEI SING

    Dios terrible de los exámenes, que aparece como un pez o una tortuga de pesadilla y que blande como arma el pincel (la escritura china se hace con este instrumento).
    LAN TS'AI-HO

    Lan Ts'ai-ho, pertenece a los Pa-Hsien. Legendario juglar y cantor errante, inseparable de su flauta y transportado al cielo por una cigüeña.
    LAM CHOY WAH

    Lam Choy Wah, es el santo patrón de la horticultura y los floristas. Era un ser hermafrodíta (al cuestionarse su sexualidad) que simboliza los placeres engañosos, era un bailarín callejero que regalaba a la gente pobre el dinero que ganaba, tiene la peculiaridad de vestir un solo zapato. Su emblema es un canasto con flores.
    LEI-KONG

    Dios de las manifestaciones atmosféricas. Es el dios de los Truenos y tiene la misión de apuñalar a los culpables de los crímenes que escapan al castigo de las leyes humanas. Los perseguidos lo imploran, así como todos aquellos que no son capaces de defenderse solos. Se le representa con la imagen de un viejo decrépito de color azul, cuya contemplación resulta horrible, y con alas, con zarpas de búho y el rostro satánico con mentón caprino y orejas puntiagudas y pilosas. Lleva colgando de la cintura algunos tambores que golpea para producir el ruido del trueno. Para esta misión recibe ayuda de su mujer Tien-Mu, diosa de los Rayos, y de otras divinidades de la atmósfera.
    LOS HSIEN

    Los hsien o inmortales es una categoría de personajes legendarios elevados a ella gracias a las prácticas mágicas del taoísmo que les preserva de la muerte, a veces conservando en aspecto humano. Viven en el paraíso K'un Lun, especie de Olimpo gobernado por Si Wang Mu, la diosa madre del Occidente, y por su esposo Tung Wang Kung, dios del Oriente. Hay bellos jardines, lagos de perlas, ríos poblados por los peces de la inmortalidad y se respira dulce felicidad.
    LOS TRES CIELOS

    Teoría Taoísta: Ya C'ing (Cielo de jade), con Yuan Sih T'ein Tsun (El Eterno) o en su lugar Yu Huang, ambos a la cabeza de los seng o santos.
    Sang C'ing (Cielo superior), morada de Tao Kiun, jefe de los cen o perfectos.
    T'ai C'ing (Cielo supremo), con el filósofo Lao-tze superintendente de los hsien o inmortales.
    LUI-SIN

    Dios del rayo y del trueno. Se le representa con figura de águila entre nubes. Llevaba el rayo y una varilla de timbales, símbolo del trueno.
    LUNG

    El dragón del folklore chino. A diferencia de la feroz y perversa criatura de la mitología del próximo oriente y de la Europa medieval, el Lung es en esencia una divinidad benevolente y tenida en alta consideración. Trae la lluvia y es el señor de las aguas: nubes, ríos, pantanos, lagos y mares. Estos dioses del agua pueden volverse tan pequeños como un gusano de seda, o son capaces de alcanzar un tamaño como para sumir en la sombra el mundo entero. Pueden encumbrarse a través de las nubes o penetrar en los manantiales más profundos. Su aspecto es compuesto: cuernos de venado, cabeza de camello, ojos de demonio, cuello de ser- piente, escamas de pez, garras de águila, patas de tigre, orejas de toro y largas vibrisas de gato. El dragón estaba estrechamente asociado con el emperador chino: el Lung de cinco garras sirvió en otro tiempo como símbolo imperial. Existía alguna forma de antagonismo entre los dragones y el sol, pues siempre trataban de morderlo. Era creencia generalizada que "una perla de sabiduría" reposaba en la boca de cada Lung. A los sabios se les llamaba "hombres dragones".
    LU TONG-PIN O LIU DONG BING

    Este dios, integrante del grupo de los ocho inmortales (los Pahsien) es un joven literario que representa a los estudios. Es un genio que trae buena suerte y es adorado por los enfermos y honrado como erudito. Él recibió su inmortalidad de Han Chung Li mientras gozaba de su libertad condicional. Fue sometido a diez tentaciones, las que superó. Tras pasar las diez pruebas, le fue otorgada una espada que poseía energías sobrenaturales, con esta Liu Don Bing expulsó a los dragones y otros monstruos que vivían en China. Se le representa con vestidos de letrado y con una espada mágica voladora en la mano.
    MA-TSO-PO

    Diosa del mar, protectora de los navegantes y de las mujeres parturientas.
    MENCHEN

    Dioses de las puertas, que impedían la entrada a las almas de los muertos.
    NIU-KUA O NV-KUA O NU WA

    Es una de las divinidades femeninas más antiguas. Niu-kua es definida en el más antiguo diccionario chino por el filólogo Xu Shen como «la encargada de la reproducción de todos los seres vivos», por lo cual, muy posiblemente su origen está asociado con la fertilidad.
    Hay varios relatos que nos hablan de esta diosa y según cuenta una leyenda ella es quien creó al ser humano. Niu-kua aparece al mismo tiempo como la hermana y la esposa de Fu-hi, el legendario gobernante que enseñó al ser humano a domesticar a los animales y el que le mostró el matrimonio. Niu-kua y Fu-hi fueron pintados como con colas de serpiente entrelazadas y con un niño entre ellos, en un mural de la Dinastía Han del Este (25-220 d. C.) en el templo de Wu-liang en el pueblo de Jiaxiang (provincia de Shadong).
    PAN-KU

    Es el creador del universo y el regulador del caos. Para formar el universo empleó 18.000 años. Apenas hubo realizado su obra, Pan-Ku se disolvió convirtiéndose en múltiples moléculas del universo real (planetas o constelaciones o seres humanos). Iconográficamente aparece como un enano vestido con una piel de oso y adornado con varias hondas, con dos cuernos en la cabeza, un martillo en la mano derecha y un cincel en la izquierda. En otras imágenes está en compañía del unicornio, del fénix, de una tortuga gigante y de un dragón. Otras veces tiene en la mano el sol y la luna, para indicar que ha sido su creador.
    PA-HSIEN

    Los Pa-Hsien, u ocho inmortales, existieron terrenalmente, cada uno con una historia iferente, viajando juntos o separados como dioses, forman un grupo heterogéneo que recibe culto regular, a veces en compañia del dios de la longevidad. Poseen un tipo iconográfico concreto y se les considera genios benéficos portadores de fortuna o protectores de la humanidad, tal vez personajes que vivieron realmente y que por haberse distinguido con obras meritorias, se vieron elevados al rango divino.
    Aunque sus nombres varían, la lista más constante es la siguente: Cang-Kuo-lao, T'ie-Kual, Lan Ts'ai-ho, Han Cungli, Lu Tong-pin, Ho-sien-ku, Han Siang-tze y Ts'ao Kuo-Kieum.
    PI-KAN

    Dios de las riquezas.
    PUT-TAI

    Sonriente dios de la alegría y de la felicidad. Se le representa como un alegre anciano, calvo, mal vestido y con la panza al aire.
    PU-TZA

    Diosa que representaba el poder y la fecundidad de la naturaleza. Se la representa sentada en una flor de loto, con dieciséis brazos, en cada mano lleva un cuchillo, además de flores y frutas.
    SANG TI

    Soberáno máximo, especie de Zeus chino adorado por el propio Huang Ti o "emperador amarillo" (símbolo del pueblo chino), que en tiempos de Confucio fue identificado con T'ien o el Cielo, concebido como emperador. Considerado como dios benéfico y bueno, pronto se le confirieron atributos: creador máximo, regulador del universo, árbitro de la adivinación, señor del tiempo y genuina encarnación del Tao. Esta supremacía fue disminuida por el taoímo, que elaboró la teoría de los tres cielos.
    SHOULAO O SHOW-SING

    Dios de la longevidad. Tiene la misión de cortar el hilo fatal que liga el hombre a la vida. En las imágenes aparece como un anciano calvo en compañía de una cigüeña y de una tortuga, animales longevos, y con un melocotón en la mano, símbolo de inmortalidad. Gozó de mucha popularidad entre los chinos, porque ellos consideraban una gran fortuna vivir largo tiempo y con una sana vejez.
    SIM-KUANG

    Monarca del primer infierno y el jefe de los otros nueve monarcas.
    TAN-KUAN

    Dios titular del rayo y de la lluvia.
    T'IE-KUAL O TIT GWAI LI o TIEN-KUAI-LI

    T'ie-Kual, pertenece al grupo de los ocho Pa-Hsien, es el mago sabio, patrón de los enfermos, asceta y discipulo del gran filósofo Lao-tze. Tenía la capacidad de hacer trasmigrar su propia alma por el espacio, a pesar de permanecer vivo en su cuerpo. Un dia, Lao-Tze lo convocó al cielo, Li tuvo que dejar su cuerpo terrenal en la ciudad al cuidado de una de sus pupilas. Unos días después, la madre de la pupila enfermo de muerte y el cuerpo de su maestro presentó una carga para ella, lo consideraron muerto y lo quemaron. Al regresar, Li, a su cuerpo, lo encontró en cenizas y se obligó a buscar otro, siendo el único que halló el cuerpo muerto y pestilente de un mendigo viejo de pierna tullida. Sus símbolos son una muleta de hierro y una calabaza donde guarda medicina.
    T'IEN KU

    Es el perro celeste, de cabeza blanca, que aparece en forma de constelación desfavorable para el nacimiento de los muchachos.
    TIEN'MU

    Deidad que provoca los relámpagos. su nombre significa "madre de los relámpagos".
    TI-KUAN

    Deidad que perdona los pecados.
    TS'AN NU

    "La Señora de la cabeza de Caballo", concubina de Yu Huang, patrona del gusano de seda.
    TS'I-KU-NIANG

    La séptima hija del dios Yu Huang, protectora de las prometidas que desean hacer averiguaciones sobre su futuro esposo.
    T'SAI-CHEN YEN O TSAI SHEN YEN

    Este es el dios mas popular de las riquezas, cuya adoración habría empezado con Pi Kan, un sabio del siglo XII a.C.. En algunas regiones de China es venerado por algunos grupos dialécticos cada veinteavo dia de la séptima luna, principalmente por gente muy pobre y apostadores los cuales intentan tener suerte en el dinero. En figuras es representado, sentado sobre la espalda de un tigre y se dice que su corazón tiene siete agujeros, tiene en su mano izquierda una vara de oro y en su mano derecha un cetro de oro que representa la dignidad.
    TS'AO KUO-KIEUM

    Este Pahsien es un supuesto hermano de Sung, emperatriz del siglo XI, amigo de la austeridad, que aparece como mandarín con las insignias de su alto mando.
    T'SAO WONG

    Deidad del hogar, controladora de toda la intimidad familiar.
    TSUI-KUAN

    Dios protector de los navegantes.
    WANG

    Uno de los originarios veintiséis generales de la corte celeste. Se transformó en funcionario del emperador del cielo, guardián del palacio etéreo, auxiliado por guardianes feroces, que a veces castigan a los réprobos, y que en las entradas de los templos taoístas se representa como un fiero guerrero, de cara poco agradable, muy armado y con coraza.
    WANG MU NIANG

    Esposa de Yu Huang que preside los banquetes de los inmortales y que tiene aspecto de mujer joven, hermosa y ricamente vestida.
    WEN C'ANG

    Dios de la Literatura muy venerado por los seguidores de Confucio, que habita en una constelación próxima a la Osa Mayor, y que descendió diecisiete veces a la tierra, encarnándose la última vez en los despojos de un tal Cang Ya, que vivió en el siglo III o IV de nuestra Era. Suele formar triada con K'uei Sing y Cu Hi.
    WEUT-t CHANG

    Dos personajes que transportaban las almas de los muertos.
    YI-TI

    Dios artesano que fue el primero en producir vino.
    YU-CHE

    Dios de la lluvia.

    YUN-T OMG

    Dios al que se le atribuye la formación de las nubes.

    Fuente: http://www.worldlingo.com/ma/enwiki/...nese_mythology

    Mitologías y deities importantes
    • Tres unos puros (三清) la trinidad de Daoist, seres primero transformados de la unidad primodial
    o 元始天尊
    o 靈寶天尊
    o 道德天尊
    • Cuatro reyes divinos de los emperadores (四御) de religión de Daoist
    o Emperador del Jade
    o Beiji Dadi
    o Tianhuang Dadi
    o Empress de la tierra
    • Ocho Immortals (八仙) Daoist
    o Él Xiangu (何仙姑)
    o Cao Guojiu (曹國舅)
    o Lazo Guaili (鐵拐李)
    o Lan Caihe (藍采和)
    o Lu Dongbin (呂洞賓)
    o Han Xiangzi (韓湘子)
    o Zhang Guolao (張果老)
    o Han Zhongli (漢鍾離)
    • Deities con Appelations budista
    o Guan Yin (觀音) (觀音菩薩, también Kuan Yin)
    o Buddha que ríe
    o Dizang (地藏菩薩/地藏王), regla de los diez infiernos
    o Cuatro reyes divinos (四大天王) cuatro dioses budistas del guarda
    o Gautama Buddha (釋迦牟尼)
    • Erlang Shen (二郎神)
    • Gongo de los Lei dios (del 雷公) del trueno
    • Nezha (哪吒)
    • Guan Yu (關聖帝君), dios de Brotherhoods. Dios de la energía marcial. También venerado como dios de la guerra en ese tiempo.
    • Zhao Gongming (趙公明)
    • BI Gan (比干)
    • Colmillo del BI
    • Kui Xing (魁星)
    • Sol Wukong (孫悟空)
    • Daoji (道濟)
    • Matsu (媽祖)
    • Zao junio (灶君)
    • Tu Di Gong (土地公)
    • Dios de la ciudad (城隍)
    • Zhong Kui (鍾馗)
    • Pulmón MES (龍母)
    • Shing colgado (洪聖)
    • Tam Kung
    • Pecado de Wong Tai(黃大仙)
    • Meng Po (孟婆)
    • Tres agosto unos y cinco emperadores (三皇五帝), una colección de reglas legendarias
    • Zhu Rong (祝融):
    • Gongo del gongo (共工):
    • Chi usted (蚩尤 chi1 you2)
    • Da Yu (大禹)
    • Kua Fu(夸父追日)
    • Cangjie (倉頡)
    • Hou Yi (后羿 hou4 yi4)
    • Chang E (嫦娥)
    • La muchacha de Cowherd y del tejedor (牛郎織女)
    • Ba de Han (旱魃)
    • Wenchang Wang (文昌王)
    • Gao Yao
    Criaturas míticas
    • Bashe (巴蛇 ba1she2) una serpiente reputada tragar elefantes
    • Pájaros:
    o Fenghuang (Chino Phoenix)
    o Ji Guang (吉光 ji2guang1)
    o Pájaro mítico de Jian (鶼 jian1) A supuesto tener solamente un ojo y una ala: el 鶼鶼 al par de tales pájaros dependientes en uno a, inseparable, por lo tanto, representa al marido y a esposa.
    o Jingwei (精衛) un pájaro mítico que intenta llenar para arriba el océano de las ramitas y de los guijarros.
    o Shang-Yang (a rainbird)
    o pájaro Nueve-dirigido Asustaban a niños.
    o Su Shuang (鷫鵊 su4shuang3) un pájaro mítico, también descrito vario como pájaro del agua, como la grúa.
    o Peng (鵬, un pájaro mítico del tamaño gigante y energía fabulosa del vuelo) también conocido como roc chino.
    o Qing Niao (青鳥 qing1niao3) un pájaro mítico, el mensajero de XI Wangmu.
    o Zhu (un mal presagio)
    • Dragón chino
    o Yinglong, un criado de gran alcance de Di de Huang.
    o Rey del dragón
    o Fucanglong, el dragón del tesoro
    o Shenlong, el dragón de la lluvia
    o Dilong, el dragón de la tierra
    o Tianlong, el dragón celestial
    o Li (dragón sin cuernos), poco dragón de los mares. Es sin cuernos.
    o Jiaolong, un dragón de inundaciones y el mar.
    • Qilin, animal quimérico con varias variaciones. El primer giraffe enviado como un regalo a un emperador chino fue creído para ser el Qilin. Una pintura china temprana representa este giraffe repleto con las escalas de los pescados del Qilin.
    • MA largo (龍馬) similar al Qilin- el dragón-caballo.
    • Kui (夔 kui2) un un monstruo legged mítico.
    • Kun, también conocido como Peng (鯤 kun1) un pescado monstruoso gigante mítico.
    • Jiang Shi
    • Luduan puede detectar verdad.
    • Yaoguai - demonios.
    • Huli jing - alcoholes del zorro.
    • Nian, la bestia
    • Cabezas del buey y caras del caballo muchacho del mensajero del 牛頭馬面 en infierno.
    • Pixiu (貔貅)
    • Rui Shi (瑞獅)
    • Qīng Lóng, Dragón azul del este.
    • Xuán Wǔ, guerrero negro del norte.
    • Bái Hǔ, tigre blanco del oeste.
    • Zhū Què, pájaro del vermillion del sur.
    • Lazo de Tao (饕餮 tao1tie4) un gargoyle mítico tiene gusto de la figura, encontró a menudo en los recipientes de bronce antiguos, representando avaricia. Reputa a quinto hijo del dragón y tiene tal apetito que incluso come su cabeza.
    • Xiao (魈 xiao1) alcohol mítico o demonio de la montaña de A.
    • Xiezhi (獬豸) una bestia del unicorn
    • El Xing Tian (el 刑天 “castigó uno” o “lo que fueron castigados por el cielo”) es un gigante sin cabeza. Lo descabezó Emperador amarillo como castigo para desafiador él. Porque él no tiene ninguna cabeza, su cara está en su torso. Él vaga alrededor de campos y de caminos y se representa a menudo que lleva un protector y un hacha y que hace una danza feroz de la guerra.
    • El mono chino guardado de alcoholes malvados y fue respetado y amó altamente por toda la gente china.
    • Yifan Zhang - la diosa del gato, conduce una legión de gatos para mantener righteousness antes de la era de Shang. Descendiente de los Di de Huang.
    Lugares míticos
    • Xuanpu (玄圃 xuan2pu3), un fairyland mítico encendido Montaña de Kunlun (崑崙).
    • Yaochi (瑤池 yao2chi2), domicilio de immortals en donde vive XI Wang Mu.
    • Fusang (扶桑 fu2sang1), una isla mítica, interpretada como Japón o las Américas.
    • Queqiao (鵲橋 que4qiao2) que el puente formó por los pájaros a través de la manera lechosa.
    • Penglai (蓬萊 peng2lai2) el paraíso, a fabled la isla de hadas en el mar de China.
    • Longmen (龍門 long2men2) la puerta del dragón donde una carpa puede transformar en un dragón.
    • Di Yu (地獄 di4yu4) el infierno chino






    espero que les alla gustadooo

    un besote...

    SOL.....
    "La oscuridad se vuelve tentadora cuando tu luz es la que se refleja en mi camino..."

  2. #2
    Senior Member Meritorio Avatar de shemsuhor
    Fecha de ingreso
    Apr 2010
    Mensajes
    198

    Predeterminado Re: antigua civilizacion china...

    ufff, tengo para leer todo el dia con este post, muchas gracias Sol, lo voy a leer, porque me parece super interesante, y despues te comento

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •