Un hecho inusual que causó pánico en la gente, se produjo en el Rímac. Dentro de una vivienda, situada en una quinta del Jirón Hurtado de Mendoza 430-Rímac, "fuerzas extrañas" encendieron el televisor, la cocina y arrojaron objetos a la gente.


En la casa, ubicada en una quinta del tradicional distrito, los objetos caen sin motivo aparente, los aparatos funcionan sin estar enchufados y la ropa se quema sin chispa alguna, según denunciaron sus habitantes.


Una vivienda en una quinta rimense ha hecho noticia por la supuesta actividad paranormal en su interior. Y más allá de si usted cree o no en la presencia de fantasmas, Cristina Ortiz, moradora de la casa número 1 de una quinta en la cuadra 4 del jr. Libertad, detalló a Frecuencia Latina qué inexplicables hechos han llevado a su familia a pernoctar fuera de la casa que ocupa hace 45 años.


Ortiz dijo que ayer el celular de su hijo timbró mientras estaban en misa. Lla llamada era de un número privado, pero le pidió a su hijo que no conteste. Según la afectada por la presunta presencia espectral, a la hora de la llamada no contestada, su hija, en casa, fue testigo de cómo empezaron a moverse las cosas sin motivo aparente.


Varios aparatos eléctricos y mesas empezaron a caer sin razón, incluso las prendas de los moradores de la casa se incendiaron sin mediar chispa o fuego.
George Barrenechea, esposo de Ortiz, incluso comentó a Frecuencia Latina que su refrigerador, aun desenchufado, parecía funcionar.


Preocupados por sus vecinos, otros habitantes de la quinta contactaron a investigadores de Proyecto 33, un grupo de especializado en estos fenómenos. Flor Meléndez, de la agrupación, contó que se registró, gracias a un sensor electromagnético, actividad paranormal; asimismo, añadió que investigarían qué había perturbado al ente.


(FUENTE: elcomercio.pe FOTOGRAFÍA: rpp.com.pe)

Retorna la tranquilidad en vivienda embrujada del Rímac



Los entes paranormales que se manifestaban en la vivienda de la familia Barrenechea Ortiz, ubicada en una quinta de la calle Libertad (distrito del Rímac), ya se encontrarían descansando y no perturbarían más a sus habitantes.


George Barrenechea, integrante de la familia afectada, aseguró que la situación se encuentra mucho más tranquila luego que diferentes parasicólogos realizaran un ritual para la liberación de estos espíritus.


En ese sentido, dijo estar seguro que después de los rezos realizados en la vivienda, los entes que se encontraban en el lugar ya descansa en paz. "Tiraban cosas, los cuchillos, los relojes, los televisores, pero ahora el ambiente es otro, más tranquilo, hasta un olor que había a cementerio ya no sale", señaló.


"Están las cosas calmadas, se siente un sitio tranquilo y vamos a rogar a Dios para que no se vuelva a repetir esto", añadió.


Asimismo, Barrenechea aseguró que en su familia no tienen la costumbre de practicar ningún juego que altere a los espíritus como la conocida "Ouija", por lo que lo único que podría haber alterado a estos entes serían unos trabajos de refacción en la vivienda.


"Somos una familia tranquila que nos llevamos bien con todo el barrio. Solo pedimos a Dios que nos ayude en esto", afirmó.



(FUENTE: rpp.com.pe VIDEO: 90 segundos)