Testigos aseguran haber visto el fantasma de una niña de blanco. La han visto los maestros de la construcción que están realizando algunas terminaciones al nuevo centro Hospitalario de Santa Cruz, Rancagua (Chile) Los testigos nos han pedido reserva de sus identidades señalan que todas las noches se aparece en el cuarto piso del recinto, por eso tratan de no ir de noche. Puntualizaron que, si bien es una niña dócil que no hace daño, la primera vez que se acercaron extrañados de que a las 2 de la madrugada hubiese un niño jugando, al tratar de contactarse a un metro de ella se esfumó, provocando el miedo natural para un ser humano.


Hasta las cercanías del Hospital Nuevo, llegó desde Santiago un Parasicólogo interesado en saber del caso de la niña que deambula por el cuarto piso del Hospital nuevo. Eso sí, solicitó al reducido grupo que realizaba la investigación omitir su identidad, no usar cámaras ni grabadoras.


En primer lugar el Parasicólogo, expreso que existen 3 fenómenos. En primer lugar, están los fenómenos poltergeist, que mueven objetos, abren y cierran puertas, hacen sentir pasos. No es este el caso.


En segundo lugar, está lo que se denomina bilocación, que es un término utilizado para describir el fenómeno en el cual una persona u objeto está ubicado en dos lugares simultáneamente. En el caso ficticio de las personas, supuestamente la persona que lo experimenta es capaz de interactuar con su entorno normalmente, incluida la posibilidad de experimentar sensaciones y de manipular objetos físicos exactamente como si hubiera llegado a través de medios naturales.


Finalmente agregó está el desdoblamiento. Se desdobla aquel que sale su alma, o se proyecta, fuera del cuerpo, aunque sigue conectado a éste, siempre en el mismo contexto de espacio-tiempo. Dicho de otra forma, el desdoblamiento se produce tanto en cuanto el sujeto sigue estando en su propio tiempo, si se desplaza fuera de ese contexto a otro espacio-tiempo ya estaríamos hablando de un viaje astral. Ninguno de estos tres casos es lo que pasa aquí.


¿Qué es entonces?
Son, fantasmas. Conviven con nosotros pero en algunas ocasiones se dejan ver. En este caso, agregó, ellos están bastante confundidos al entrar en contacto con dos dimensiones. En definitiva no asumen que están muertos. El parasicólogo enfatizó que este es un fenómeno completamente normal y de corta duración. No es para asustarse ya que en las próximas semanas todo será completamente normal, como ha sucedido en otros casos similares que ha visitado.


(FUENTE: elrancahuaso.cl)