Buenas Comunidad, les traigo a un personaje unico e ilustre de la humanidad, y aunque fue quizas el unico medico y cientifico en dedicar, compartir y aplicar sus conocimientos con el mundo entero, con el solo proposito de ayudar a los demas.

Este benefactor de la humanidad fue olvidado.

Este es un recorrido de sus logros.

Reivindicando al gran benefactor y su portentoso hallazgo, que fue silenciado como tantos otros por la industria de la muerte.


1.-Breve biografía.

René Quinton nació el 15 de diciembre de 1866 en Chaumes, Brie, Francia. Hijo de un médico y alcalde de la ciudad, Quinton no recibió formación científica particular alguna, sin embargo era un autodidacta sumamente culto que estaba al tanto de los principales avances y descubrimientos científicos de su época. Después de estudiar letras y hacer algunos cursos en el Museo de Historia Natural, comenzó su peculiar y genial carrera en el ámbito científico que revolucionó los paradigmas de su época. Tanto así que la academia francesa de ciencias no dudó en decir que después de Darwin, nadie sino Quinton había hecho aportes tan relevantes en el campo de la biología.


A principios del siglo XX René Quinton tuvo un gran éxito sanando todo tipo de enfermedades mediante la utilización de agua de mar, recolectada y almacenada bajo unas condiciones físicas determinadas.

2.-Sus postulados

Básicamente, postuló que la vida se originó en el mar, y que cada cuerpo humano es como un pequeño océano en el que flotan las células. Si este océano interior mantiene sus condiciones físicas (es decir, su ph, salinidad, temperatura, etc…) similares a las primigenias, el conjunto del cuerpo se mantiene en un estado de equilibrio natural, que es lo que llamamos salud. Y al contrario, si se presenta una carencia o un desequilibrio en estos factores, se dificulta (o llega a impedirse) el funcionamiento normal del conjunto del organismo, que es el estado que llamamos enfermedad.

El método de trabajo de Quinton se basaba en recolectar agua marina a una profundidad determinada, para así garantizar que el plancton y los microorganismos la hubieran pre-digerido y transformado en plasma biológico.

Este agua-plasma se filtra en frío para eliminar posibles impurezas (no se calienta, para que no pierda sus propiedades vitales). A continuación se le añade agua destilada hasta rebajar su salinidad al nivel de la sangre humana, ya que Quinton pensaba que el mar primigenio donde se originó la Vida tenía menos concentración de sal que el promedio de los océanos actuales. Finalmente, el plasma isotónico así obtenido se almacena en recipientes de cristal sin partes metálicas y sin ningún tipo de aditivos ni conservantes.

Los primeros experimentos de Quinton con animales demostraron que se puede sustituir toda la sangre del cuerpo por plasma isotónico. El animal no sólo sobrevive a la operación, sino que muestra más vitalidad, salud y vigor que nunca.

El plasma isotónico es la única substancia conocida, aparte de la sangre, en la que pueden vivir los glóbulos blancos. La industria lleva décadas produciendo sueros artificiales, que ni de lejos se han podido aproximar al nivel de eficacia de este plasma natural.

Las teorías de Quinton nos daban una visión del origen humano y de la salud basadas en la Vida y en el equilibrio holístico. En cambio la Teoría de la Evolución atribuida a Darwin y la Teoría de los Gérmenes de Pasteur (que en aquellos años competían intelectualmente en igualdad con las ideas de Quinton) se centraban en la competividad, en la lucha, el desequilibrio y la Muerte. El plasma de Quinton fortalecía el organismo en su conjunto. El suero de Pasteur (las vacunas) intentaba aniquilar un tipo de microorganismo concreto declarado enemigo, era específico y por tanto no servía para destruir otro microbio diferente (ni las fantasiosas “mutaciones” derivadas del supuesto enemigo).

3.-El Plasma Marino Isotónico.

Pronto el plasma de Quinton curó un gran número de enfermedades que se habían creído incurables, y que la medicina de su tiempo y las técnicas de Pasteur simplemente no sabían ni podían tratar. Todos los casos se solucionaron con pleno éxito. A su muerte, Quinton estaba considerado en todo el mundo como un gran benefactor de la Humanidad, y fue homenajeado por un gran número de Jefes de Estado, por militares, médicos, intelectuales, etc…

4.-La cuestión de siempre: El interés económico prevaleció sobre la salud.

Pero como siempre, el capital va adonde espera encontrar rendimiento, no al bien común. Los poderes tenían gran interés en mantener a la población débil, enferma, diezmada y bajo control fácil. El capital por su parte no iba a financiar curas 100% eficaces, teniendo a mano a Darwin y a Pasteur como coartada teórica para producir toda una industria de artificios específicos vendibles (antibióticos, vacunas, etc…). Pronto el poder advirtió que esa misma industria farmacéutica incipiente podía mantener una cara amable para el público, como si fueran sus benefactores, y a la vez mantener otra cara privada para investigar y producir armamento biológico. Más y más armamento biológico, según obtenía más y más atenciones por parte del poder y el capital. Y así el siglo XX se vio azotado con nuevas enfermedades de diseño, completamente desconocidas en la historia previa (como la “gripe” española, el sida, las “gripes” aviar y porcina, etc…).

Tras dos guerras mundiales, mucha propaganda, dar comisiones a los médicos que recetasen antibióticos, y unas cuantas prácticas mafiosas más, hoy día la celebridad que fue Quinton está en un increíble olvido histórico. Los resultados de su método terapéutico siguen siendo tan indiscutibles como siempre, pero éste está declarado ilegal en Europa. El plasma isotónico se distribuye en círculos minoritarios, aunque camuflado como “complemento nutricional” ya que contiene todos los elementos de la tabla periódica que precisa el organismo, en su proporción exacta. Además el intestino absorbe directamente estas sales, al encontrarse ya pre-digeridas.

También se ha querido tergiversar la realidad asociando el nombre de Quinton a talasoterapias y balnearios para ricos, con los que nunca tuvieron nada que ver ni su impecable base teórica ni los asombrosos resultados obtenidos al aplicar sus teorías en la práctica.

Mientras tanto, una gran industria contaminante de la Muerte ha multiplicado la producción de armamento biológico y de medicamentos muy ineficaces (o definitivamente inútiles), repletos de aditivos extraños y de efectos secundarios indeseables. Es tal el control mental, que las versiones oficiales de las teorías de los gérmenes y la evolución se han convertido en dos grandes dogmas con los que se adoctrina en la fe a los niños en escuelas de todo el mundo, como si ambos mitos fueran verdades. O mejor dicho, como si fueran la única verdad posible, la realidad misma.


Los trabajos de Quinton sobre el agua de mar y el medio orgánico:

En 1904 Quinton vio editada la primera impresión de su obra El agua de mar, medio orgánico, donde sintetiza sus trabajos y reflexiones fruto de más de diez años de investigación constante. En sus páginas, Quinton asegura y ofrece diversas pruebas de que la vida animal apareció en el mar y que todas las especies zoológicas, incluido el hombre, tienden a mantener, a través de la serie evolutiva, las condiciones en que se originó su existencia. Es decir que, en vez de mutar en obediencia pasiva frente a la influencia de medio, como se pretendía después de Darwin, en realidad la vida animal cambia para mantener internamente las condiciones en las que surgió.
Según demuestran los trabajos de Quinton, dichas condiciones son la temperatura y la composición físico-química del medio interno del organismo animal, que son exactamente las mismas que tenía el agua de mar en las eras en que la ciencia calcula que cada especie zoológica apareció. A esto obedece, por ejemplo, que la concentración del cloruro de sodio en nuestro medio interno sea inferior al del agua de mar tal como la conocemos ahora, ya que frente a la concentración progresiva de los océanos, la vida animal ha tendido a mantener la concentración que existía en sus orígenes.

El organismo animal es un acuario marino donde flotan las células
Las conclusiones de Quinton nos llevan a comprender que los organismos propios de la vida animal son verdaderos acuarios marinos en los que las células que los constituyen, continúan viviendo en las mismas condiciones en las que se encontraba la célula primitiva.
Para comprobar esto Quinton realiza una serie de experimentos que, entre otras cosas, demuestran que los glóbulos blancos sobreviven perfectamente en el agua de mar, lo cual hasta la fecha no se ha podido lograr en ningún otro tipo de medio, incluyendo el suero, que básicamente está compuesto de agua y cloruro de sodio.

Perros desangrados resucitan con agua de mar
Utilizando perros como cobayas, Quinton realizó varios experimentos en el Collège de France, cuyos resultados resultan impresionantes. Al reemplazar con agua marina la sangre de un perro previamente desangrado casi por completo, el animal se recuperó por completo y a los dos días mostró una vivacidad aún mayor que la que normalmente tenía. Este experimento fue repetido por otros investigadores con los mismos resultados.

Aplicaciones prácticas de los descubrimientos de Quinton
Como era de esperarse, los siguientes experimentos de Quinton se llevaron a cabo en organismos humanos. En 1905 se aplicaron las primeras inyecciones de agua de mar isotónica a un par de bebés desahuciados quienes a las pocas horas recuperaron peso y a los dos días recobraron por completo la salud y vieron aumentada su vivacidad, tal como ocurrió previamente con los perros.

Agua de mar isotónica
Antes de comenzar a experimentar en sujetos humanos, Quinton elabora y patenta el agua isotónica, es decir "agua oceánica recogida en condiciones muy precisas y pura, diluida en agua natural muy escasamente mineralizada, esterilizada en frío al hacerla pasar por un filtro de cerámica y guardada en recipientes de vidrio de farmacopea y sin contacto con metales. Este método le permite garantizar la no toxicidad y la conservación de las propiedades vitales de agua de mar", lo cual le permite experimentar con inyecciones intramusculares.

Los Dispensarios Marinos
A raíz de éxito obtenido con estos bebés, Quinton se da a la tarea de crear una serie de instituciones sanitarias a las que llamó Dispensarios Marinos. A principios de siglo las inyecciones de agua de mar isotónica se aplicaban a razón de 100,000 por año en París y 150,000 en el dispensario de Lyon. Varios médicos se han interesado en utilizar esta nueva terapia y con el tiempo, solicitan sus servicios el gobierno egipcio y la Sociedad Homeopática Nortemericana. Gracias a ello Quinton alcanza la fama.
Los Dispensarios Marinos le sirven a Quinton para dirigir sus terapias personalmente en condiciones de higiene y alimentación muy precisas que no podía imponer en otros lugares. Entre sus innovaciones respecto a la medicina vigente se encuentra la relación estrecha del enfermo con sus parientes quienes podían permanecer en las instalaciones de los dispensarios sin las restricciones típicas; la alimentación se basaba en el "régimen instintívoro" que confiaba en la sabiduría del cuerpo para elegir los alimentos cuyas propiedades minerales y vitamínicas requería; y las condiciones de sanidad se extremaban debido a las interpretaciones de los trabajos de Pasteur,


LAS LEYES DE LA CONSTANCIA DE QUINTON

Ley de la Constancia Térmica
Frente al enfriamiento del globo, la vida animal, aparecida en estado de célula a una temperatura determinada, para su elevado funcionamiento celular, en los organismos indefinidamente suscitados a este efecto, tiende a mantener esta temperatura de los orígenes.

Ley de la Constancia Marina
La vida animal, aparecida en estado de célula en los mares, tiende a mantener las células constitutivas de los organismos para su funcionamiento celular elevado, a través de las series zoológicas, en el medio marino de los orígenes.

Ley de la Constancia Osmótica
La vida animal, aparecida en estado de célula en mares de una concentración salina determinada, ha tendido a mantener, para su funcionamiento celular elevado, a través de la serie zoológica, esta concentración de los orígenes.

Ley de la Constancia General
Frente a las variaciones de todo orden que pueden sufrir en el curso de las eras los diferentes hábitats de la vida animal, aparecida celularmente en condiciones físicas y químicas determinadas, ésta tiende a mantener, para su funcionamiento celular elevado, a través de la serie zoológica, estas condiciones de los orígenes.

http://youtu.be/



rene.jpg

Enlace del libro en formato pdf:https://www.google.com.ar/url?sa=t&r...3iU1iWHyroJjew

Saludos!