Resultados 1 al 2 de 2
  1. #1
    Senior Member Special Agent
    Fecha de ingreso
    Dec 2008
    Mensajes
    1,422

    Predeterminado El misterio de las runas incas y las momias rubias del antiguo Perú

    Tupac Inca Yupanqui.jpg
    Durante la dictadura del generalísimo Juan Velasco Alvarado se gestó la llamada "revolución nacionalista". Un nacionalismo tergiversado por la decadencia izquierdista que buscaba la forma de disfrazar una vez mas sus engañosos maniqueos de poder para dar el gran salto hacia el socialismo. Fue precisamente durante esta época que un hecho sin precedentes tuvo lugar. Arqueólogos y antropólogos hallaron hasta lo que el día de hoy es el mas grande de los misterios de nuestra historia imperial peruana: las célebres momias rubias. Momias que por orden del general fueron quemadas, para evitar teorías disparatadas-según Velasco-de los enemigos reaccionarios.
    Pero, para suerte de la verdad, éstas volvieron a aparecer en Ica, Cusco y mas recientemente, en Moche.
    Era obvio que, ante tal hecho, la ciencia quedara completamente muda. ¿Cómo explicar la presencia de momias rubias, de 1.80 m. de alto y cuya estructura osea dista mucho de la del hombre andino? y lo mas curioso ¿porque sólo la aristocracia presentaba estas características particulares?
    Estas misteriosas momias siguieron apareciendo después de la dictadura desesperando a los científicos. Momias rubias en Chilca, a unos 70 kilómetros al sur de Lima, cuyos rasgos occidentales-nórdicos para ser exactos, eran mas que evidentes. Según una nota de prensa que hizo un reportaje acerca de este hecho, muchas fueron las teorías o "explicaciones" lanzadas por "especialistas", quedando descartadas la mayoría.
    El doctor C. Urteaga, encargado de la investigación, calificó este hallazgo como "desesperante".
    "Las momias rubias son cinco. Una de ellas tiene barba rojiza. La otra pertenece a un niño. Dos son de hombre y la otra es la famosa "Gringa" que diera a conocer profusamente la prensa local. Pero aún no ha aparecido la comunicación científica que el doctor Urteaga prepara con los resultados de sus investigaciones y las noticias han sido presentadas fragmentariamente y muchas veces de manera confusa. "La Gringa" parece haber sido un hermoso ejemplar humano. Por lo menos para nuestro criterio occidental de belleza. Está más próxima a las modelos alemanas que hace poco nos visitaron que de cualquier modelo maravilloso de esplendor nativo. "La gringa"tiene pómulos delicados, frente alta sin la menor saliencia superciliar, un rostro agudo y fino rodeado de una espesa cabellera dorada. Y la cabellera es dorada, las experiencias realizadas permiten desvirtuar de antemano toda insinuación o hipótesis contraria. "La gringa" se encontró junto a otras momias que tenían alrededor de 700 años de antigüedad. La idea de que pudiera tratarse de una muerta posterior a la conquista fue descartada. En las momias rubias se encontraron las tarjetas de "identificación" de los Chancas. Es decir láminas de oro y plata envueltas en algodón que los indígenas colocaban seguramente por algún principio ritual en las bocas de sus muertos. La idea de que los cabellos podían haber adquirido un tinte pálido o rojizo por efecto de la decoloración por hallarse en la interperie, también fue descartada. Las o los "rubios" encontrados dentro de los fardos funerarios tenían la misma coloración de los que habían permanecido en la interperie. La idea de que fueran cabelleras canosas se dejó de lado al encontrar la momia del niño. Pero de cualquier forma y por rigor científico se hicieron las siguientes pruebas (otra refutación se agregó ante el hallazgo de una momia adulta, de cabello rojizo, con canas): se compararon los cabellos de estas momias con otras de cabello negro y con cabellos y canas de sujetos indígenas de la actualidad. Los cabellos rubios se revelaron ante el microscopio como mucho mas delgados y finos. Los cabellos canosos de sujetos de pelo negro tenían el eje central aún negro (rodeado de pigmento blanco). El eje central de las momias no era negro. Las cabelleras de las momias rubias, para terminar, y a diferencia de las otras, no tenían ni piojos ni liendres de ninguna clase. Por la riqueza de las envolturas parecían pertenecer a personajes de clase elevada".
    RESTOS INCAS.jpg
    Durante la década de los 60's, un antropólogo francés y famoso llamado Jacques de Mahieu, naturalizado argentino después de la segunda guerra mundial, aseguraba que los imperios de América (México y Perú) tenían una poderosa influencia nórdica aseverando que la presencia vikinga en América fue muchísimo anterior a la llegada de Colón a estas tierras:160_uros_09.jpg
    De Mahieu parte del mismo hecho que usa Gavin Menzien para demostrar la llegada de los chinos a América en su libro "1421 The year China discovered the world Bantam Book, London 2002-2003", la de la existencia en Europa, antes de los descubrimientos de Colón, de mapas en los que se dibujaba el continente americano. El francés además de confirmar la hipótesis de Menzien, asegura que la presencia del hombre blanco en América es anterior a Colón.
    El antropólogo, quien dirigió el Instituto de Ciencias del Hombre en Buenos Aires, desde 1968 hasta 1989, año de su muerte, explica primeramente como se fue dando el acercamiento de los escandinavos a Norteamérica, que los vikingos llamaron Vinland (la tierra de la vid) en Norteamérica. La presencia de europeos en América precolombina parece confirmarse con la presencia de numerosas figuras mitológicas, grupos indios "blancos", según los documentos que se reseñan en el libro. Mahieu compara asimismo las religiones y asegura encontrar elementos del cristianismo en las religiones de Centroamérica y del Perú, así como la influencia de mitos nórdicos en las creencias de estos pueblos. (RESUMEN EL VIAJE DEL DIOS SOL: LOS VIKINGOS DE MÉXICO Y DEL PERÚ-JACQUES DE MAHIEU).
    Sin duda para muchos, estas teorías resultarán descabelladas y para los extremistas antitradicionales una conspiración para acallarlos. Pero nada mas fuera de la realidad. En el Perú existen leyendas impresionantes que nos llevan a pensar que la teoría formulada por Mahieu y las pruebas halladas son en realidad algo mas que relatos fantásticos de tribus desaparecidas. La leyenda de Viracocha y Naylamp, aquellos dioses que llegaron en grandes naves, altos, fornidos, blancos y barbados con cabellos como el sol fueron siempre un hecho aislado para la cultura moderna y el cientifismo que se queda callado ante las pruebas.
    Pero si para el lector esto es impresionante, más impresionantes fueron los hallazgos realizados en las tumbas reales incas.
    La aristocracia inca se diferenciaba claramente de la plebe, tanto en su categoría espiritual, sacerdotal guerrera como en sus atuendos. Pues otra interrogante que la ciencia no ha podido explicar son las famosas runas incas. En las vestimentas de la aristocracia inca pueden verse claramente motivos rúnicos, los mismos que son parte escencial de la mitología nórdica.runa odal inca.jpg Es cierto, es muy probable que las antiguas leyendas de DIOSES BLANCOS o WIRACOCHAS sean de hecho una realidad de la presencia vikinga en América, pero...¿Y si hubiese sido la presencia peruano-inca la que hubiese llegado a Europa desde acá?
    El 27 de junio de 2007 una noticia impresionante sacudió a la comunidad científica. Un grupo de antropólogos y arqueólogos comandados por la arqueóloga Mona Bate Buckolm, lanzó al mundo una noticia que dejaría perplejos a todos. Se trataba de la presencia de incas en Noruega.
    Durante los trabajos de restauración de la iglesia de San Nicolás en la localidad de Sarpsborg en la región noruega de Otsfold, al intentar cambiar una rosaleda del lugar, aparecieron los restos bien conservados de dos hombres mayores y un niño que datan entre los años 900 y 1,000.
    La antropóloga dijo a la prensa que no había duda de que los restos encontrados pertenecieron a la aristocracia inca en Noruega: "Tienen un hueso en la nuca que no ha crecido y este es un rasgo hereditario que solamente tienen los incas peruanos".
    ¿Incas en Noruega? ¿como es posible esto? ¿Será que los incas llegaron hasta esas tierras nórdicas buscando expandir el imperio mas allá de las fronteras de ultramar? Tupac Yupanqui, por ejemplo, fue uno de los incas que se atrevió a dar el gran salto hacia el mar llegando hasta la Polinesia, lugar donde fue venerado. Pero Tupac Yupanqui desestimó a los habitantes de dicho lugar por ser una tribu atrasada y casi nómada, fuera del interés imperial peruano.
    El misterio sigue aún latente. Hasta el día de hoy, ningún científico se atreve a lanzar ninguna teoría o buscar mas indicios que hagan temblar las bases de la historia oficial del sistema. Hay miedo y confusión en el racionalismo moderno. Mientras tanto, la historia imperial peruana seguirá sorprendiendo al mundo.

    Fuente: http://arcangelvs.blogspot.mx
    Última edición por elbotas2008; 03-03-2015 a las 14:07

  2. #2
    Member Meritorio
    Fecha de ingreso
    Mar 2012
    Mensajes
    56

    Predeterminado Re: El misterio de las runas incas y las momias rubias del antiguo Perú

    LOS VIKINGOS EN AMERICA - ESTUDIOS DE VICENTE PISTILLI

    La historiografía ortodoxa de América ha propuesto una línea de poblamiento y cronología ocupacional del continente de norte a sur, por medio del cual diversas oleadas de grupos protomongoloides y mongoloides –originarios de distintos puntos de Asia–, fueron paulatinamente habitando el “Nuevo Mundo”.

    Esta teoría ocupacional ha determinado, de esta manera, no sólo la cronología cultural sino también una exclusiva tipología del habitante prehispánico, es decir, las características étnicas de los habitantes de la América Aborigen.

    Contra el dogma cronológico-ocupacional aparecen aún en la misma concepción historiográfica oficial sitios como Pedra Furada en São Raimundo Nonato, en Brasil, con presencia humana que oscila entre 60.000 a 32.000 a. p.; Piedra Museo, en la Provincia de Santa Cruz, en Argentina, con vestigios de 13.000 años a. p. (11.000 a. C.); la cueva de Piquimachay, en el Departamento de Ayacucho en Perú, con fechas en torno a los 11.000 años a. C.; y Monte Verde en la Región de Los Lagos, en el sur de Chile, donde las investigaciones han identificado dos asentamientos: Monte Verde I (MV-I) y Monte Verde II (MV-II), teniendo MV-I aproximadamente 33.000 años de antigüedad y MV-II entre 12.800 y 12.300 años.

    Estos asentamientos arqueológicos quiebran la cronología, pero no el dogma darwinista de la evolución tecnológica.


    Momias de cabellos rojizo y rubio. Corresponden, respectivamente, a descubrimientos realizados en Nazca, Paracas y Nazca (Perú).


    Dos estampas de una momia del Cementerio de Chauchilla en Perú.

    En cuanto a la tipología del habitante prehispánico, caracterizado por la braquicefalia, el pelo negro e hirsuto, el color cobrizo de la piel y la estatura promedio de 1,60 m, características que por cierto se encuentran en los indígenas y sus descendientes, pero que de modo alguno son EXCLUSIVAS para todos los habitantes del mundo precolombino. Así, se ha constatado en numerosas crónicas y registros etnohistóricos la existencia de los indios blancos desde la invención hispánica del “Descubrimiento” de 1492 hasta las observaciones realizadas por diversos exploradores durante las primeras décadas del siglo XX.

    El descubrimiento de las denominadas momias rubias del mundo andino durante las últimas décadas, refuerza las exigencias de revisar las pautas de la historiografía ortodoxa, aun cuando sus acólitos conscientemente ignoren las evidencias que no se amoldan al edificio cognitivo que han construido sobre bases tan precarias.

    El antropólogo Jacques de Mahieu, intentando explicar la presencia de este grupo blanco nativo en América, escribía en su libro El gran viaje del Dios Sol. Los vikingos en México y Perú, 967-1532 (1976) sobre las momias encontradas hacia 1925 en la península de Paracas, cerca de Pisco, en Perú: Las momias en cuestión corresponden a dos tipos raciales bien diferenciados. Unas son innegablemente mongoloides: Baja estatura, cara achatada, cabeza braquicéfala y pelo negro azulado, y pertenecen a individuos semejantes a los indios que todavía pueblan la región. Las demás, por el contrario, son de alta estatura, cara alargada, cabeza dolicocéfala y pelo claro, con variaciones que van desde el castaño al rubio “paja”, pasando por todos los matices del rojo, sin descoloración artificial. Quien viera, sin indicaciones de procedencia, la momia reproducida en la imagen II no vacilaría en atribuirla a una mujer aria de raza nórdica. No se trata de meras apariencias y los especialistas opinan del mismo modo. Algunos pensaron, en un primer momento, que las medidas de la cara y del cráneo podían provenir de una deformación artificial como la que efectivamente, los indios peruanos producían a menudo en los niños, y que el color del pelo podía ser la consecuencia de la acción del tiempo. Estas hipótesis tuvieron que ser desechadas (Jacques de Mahieu, El gran viaje del Dios-Sol. Páginas 63-65).


    Momias de cabellos rojizos en sus fardos, en el Cementerio de Chauchilla, en Perú.


    Una momia de una mujer con cabellos rubios y trenzados, de origen incásico (Perú).

    El profesor De Mahieu atribuía el origen de las momias rubias a la población nórdica arribada al continente antes de la empresa peninsular de finales del siglo XV, obedeciendo no sólo a un insostenible eurocentrismo sino también a la única explicación que él pudo vislumbrar. Desconocía De Mahieu el hecho fundamental que la presencia de población de tipo “europoide”, es decir, los indios blancos, corresponden en realidad a los paleoamericanos caracterizados por los cráneos dolicocéfalos o dolicoides –véase por ejemplo, la reconstrucción del rostro del Hombre de Kennewick, un paleoamericano cuyos restos fueron descubiertos en el banco del río Columbia en el Estado de Washington, en los Estados Unidos–, quienes vivieron en América antes de la irrupción de los grupos procedentes desde distintos regiones de Asia y que posteriormente serán conocidos como indígenas y a quienes, erróneamente, se les atribuye ser la población originaria del continente.

    El origen de las poblaciones de los indios blancos, de acuerdo a la tradición mítica y a la evidencia arqueológica, se remonta al núcleo zoogénico antártico: La Patagonia.

    Rafael Videla Eissmann
    1º de Noviembre de 2014

    losvikingosenamerica.blogspot.com.ar
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •