Resultados 1 al 1 de 1
  1. #1
    Senior Member Special Agent
    Fecha de ingreso
    Dec 2008
    Mensajes
    1,419

    Predeterminado El Irkuiem- Osos gigantes en Kamchatka

    Kamchatka es una fría península que se encuentra al oriente de Rusia. Es una zona muy visitada por los geólogos, dada la gran cantidad de volcanes interesantes para su estudio, y de cazadores, pues en sus tierras pueden encontrarse piezas de lo que se denomina caza mayor.
    Y precisamente de la mano de uno de estos cazadores, vio la luz, fuera de las fronteras de Kamchatka, uno de los misterios criptozoológicos mas interesantes, y aún así, poco estudiados, hablamos del misterioso Irkuiem.
    En 1980, un cazador llamado Rodino Sivolobob, residente de Tilichiki, un pequeño pueblo que se encuentra en las costas del mar de Bering, remitió varias cartas a diferentes zoologos de prestigio describiendo los encuentros que él y otros nativos de la región como los Korjac o los Chukchi, habían tenido con una gigantesca criatura parecida a un oso y a los que estos nativos llamaban desde hacía décadas Irkuiem.
    Según describían quienes lo habían presenciado, este curioso animal presentaba unas piernas posteriores mas cortas en relación con las anteriores que parecían ser de mayor tamaño, un hocico extremadamente corto, y una característica principal, que de hecho le daba su nombre. De entre sus extremidades posteriores, colgaba un protuberancia a modo de bolsa y parecía que, debido a su peso, la arrastraba por el suelo, según los nativos, esto le asemejaba con unos "pantalones caídos", es decir, Irkuiem en su lengua.
    El primero en interesarse por el tema fue el respetado biólogo ruso, N. K. Vereschagin, quien recibió una de las cartas de Simolobov y el cual se atrevió a dar una arriesgada hipótesis. Afirmó que en realidad el Irkuiem era un superviviente del "Simus Arctodus", una especie de oso prehistórico que vivió en América del Norte. Era dos veces mas grande que las especies actuales de osos, pudiendo superar con facilidad mas de dos metros. Este mismo biólogo sacó el tema al interés público en un artículo publicado en la revista "Ohota" en 1987.
    A partir de aquí varios colegas de profesión se interesaron por el Irkuiem y algunos se mostraron inconformes con la teoría de Vereschagin, argumentando que el Arctodus tenía las patas mas grandes que las descripciones facilitadas por Sivolobov.
    Uno de estos colegas sería Valerij Orlov, que en 1989 retomaría el caso de este animal y se convertiría en el principal representante de este fenómeno.
    Orlov escribiría un artículo en la prestigiosa revista "Vokrug Sveta", en la que resumía la expedición dirigida por un geólogo ruso, que además de mostrarse interesado en la actividad volcánica de Kamchatka, también lo estaba por encontrar a un presunto oso monstruoso que era muy temido por los nativos del lugar, y que según creía era una especie desconocida que habría cruzado el mar helado de Chukchi y que se asentaría regularmente entre las regiones de Rusia y Alaska.
    No obstante pese a que Orlov presentó esta teoría, no estaba del todo de acuerdo con ella. Para él el Irkuiem no era mas que el oso polar (Martimus ursus) que se desvió hacia el mar de Bering. Los nativos de Kamchatka, al no reconocer el especimen, habrían originado la leyenda del Irkuiem. Orlov afirmaba entonces que sería muy posible encontrar una colonia estable de osos polares en Kamchatka. La información con la que Orlov prepararía el artículo, provenía de su colega F. R. Schtilmark, que a su vez recibía las cartas de Svolobov, que en varias ocasiones envió fotos de pieles que afirmaba eran de este oso desconocido, fotos que Orlov y la policía desestimarían afirmando que se trataba de pieles de oso marrón, muy común en Kamchatka.
    En 1996 Orlov hizo la ultima mención del animal y las cartas quel cazador les enviaba fueron remitiendo hasta desaparecer, lo que unido a la ausencia de pruebas concluyentes como un craneo o colmillos hicieron pensar que era un fraude.
    Sin embargo quedan muchas lagunas ¿con que fin Sivolobov querria realizar dicho fraude? ¿porque, según parece, ninguno de los científicos se desplazó in situ al lugar? ¿no podría Sivolobov cansarse de la pasividad de los científicos y la falta de rigurosidad en sus conclusiones? cualquiera en la piel de Sivolobov diría que sí, aunque quizas no tardemos en saber la verdad de este curioso caso.

    Fuente: www.esencia21.com
    Última edición por elbotas2008; 16-12-2015 a las 14:09

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •