No era Transilvania, en Rumania, sino que fue en Polonia, donde se halló la tumba de 7 esqueletos, cuyos cráneos se encontraban entre las piernas, por lo que los arqueólogos señalaron que se trata de una antigua tumba de vampiros, debido a que mostraban los indicios de la ejecución ritual que se realizaba en la zona, para evitar que los muertos se levantaran de sus tumbas para beber sangre humana.La evidencia del folclore de europa del este, fue descubierta mientras un grupo de obreros trabajaba en la construcción de una carretera en la ciudad de Gliwice, en el sur de Polonia.

Continúa leyendo...


http://www.lanacion.cl/noticias/vida...24/091832.html