El arte rupestre de Tassili o las impresionantes estatuillas dejadas por los nativos de Acambaro, son sólo algunos de los enigmas más reveladores de la presencia extraterrestre en la Pre-Historia. Finalmente, ¿cómo el hombre antiguo habría conseguido registrar aquello que no conocía?

En la parte sur de Argelia, donde las arenas del Sahara devoran todo lo que se mueve y el Sol arde a 53º, están las cavernas de Tassili. Según los especialistas, en el Tassili está “la más importante colección de arte rupestre conocida”. Son millares y millares de pinturas, que representan apenas un 20% del total, la gran mayoría de ellas destruidas por la erosión. Estas pinturas datan de 10 a 15 mil años de edad. En esa época, en tanto todas las otras cavernas eran pintadas con apenas un color, los artistas de Tassili usaban varias tonalidades. La gran mayoría de las escenas retratadas son de animales: jirafas, avestruces, elefantes, bueyes, yacarés y hasta hipopótamos, lo que prueba que antaño aquella región del Sahara estuvo llena de vida. Tassili quiere decir “plataforma de los ríos”.