Muchas de las teorías conspiratorias, de la cual esta es un ejemplo casi clásico, basan su existencia en dos hechos fundamentales: El primero es lo que se conoce como technobabble, el uso indiscriminado de palabras tecnológicas que para el que sabe carecen de sentido pero para la mayoría de la gente suena como un concepto avanzadísimo y complicadísimo casi imposible de entender (como cuando el homeópata de dudosa procedencia nos quiere vender el agua medicinal que fue sometida a una hidrolixación cuántica a base de taquiones). El segundo hecho es el miedo inherente del ser humano a una tecnología que esté por fuera de su control, que pueda destruirlo o esclavizarlo.

Algo más que distingue a esta teratología, que es afín a muchos intentos modernos de teratología (la saga de los templarios o los reptilianos podrían ser otros ejemplos que ya pasaron por esta página) es que intenta explicar todo o casi todo en una sola teoría, una “teratología del todo” análoga a la “teoría del todo” que tanto buscan los físicos. Vamos pues a una nueva saga donde nuestra mente será controlada y nuestro conocimiento usurpado, el culpable, esta vez, es un viejo conocido, la NASA.


IMPORTANTE
Esta Información ya tiene varios años, y es una teoría, Pero si nos ponemos a pensar esto no esta ocurriendo como el Proyecto lo dice, Si no por otros medios que el gobierno ya este controlando ya varias cosas.