Pßgina 1 de 2 12 ┌ltimo┌ltimo
Resultados 1 al 10 de 12
  1. #1
    Junior Member Participante
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    28

    Predeterminado ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    ┐CREER EN LA REENCARNACIĎN O EN LA "RESURRECCIďN DE LA CARNE?
    Primer escrito.

    Tomaremos la pregunta que se hacýa el prýncipe Hamlet pero cambiada a: "Creer o no creer, esa es la cuesti˛n", seg¨n algunas traducciones. Seg¨n otras: "Creer o no creer, he allý el dilema."
    ┐QuŔ significa creer? Seg¨n la RAE:

    1. tr. Tener algo por cierto sin conocerlo de manera directa o sin que estÚ comprobado o demostrado.

    Nadie conoce "directamente" la "resurrecci˛n de la carne". Tampoco este dogma estÓ comprobado. s˛lo se mencionan en la Biblia, tanto en el AT como en el nuevo testamento, casos de resurrecci˛n. ┐El hecho de que se mencionen en la Biblia, ┐es suficiente para darlo como un hecho.? ┐Eso la covierte en comprobada? ┐Eso la convierte en desmostrada?

    Porque si esa menci˛n býblica es suficiente para demostrarla, y suficiente para considerar la resurrecci˛n como comprobada, tambiŔn en la Biblia hay alusiones a la reencarnaci˛n, sin que esto quiera decir que por el hecho de estar aludida en la Biblia, ya tenga que considerarse como suficientemente demostrada y suficientemente comprobada.

    ┐C˛mo es eso?, preguntarÓn los que creen la la Biblia: ┐En d˛nde se alude a la reencarnaci˛n, en un libro santo, sagrado, o en la Palabra de Dios, como generalmente se lo denomina? Atenti, que acÓ van las alusiones: En el Antiguo Testamento:

    1.- Jeremýas 23: 5.- "He aquý que vienen dýas, dice JehovÓ, en que levantarŔ a David, renuevo justo, y reinarÓ como Rey, el cual serÓ dichoso, y harÓ juicio y justicia en la tierra."

    Si David volverÓ, serÓ porque reencarnarÓ. Esta menci˛n býblica ha sido tomada por los cristianos como el advenimiento de Jes¨s como el mesýas pero en ella estÓ bien claro que serÓ el propio David el mesýas y no alg¨n otro.

    2.- Job 1: 21.- "Desnudo salý del vientre de mi madre y desnudo volverŔ allÓ."

    Nadie vuelve desnudo al vientre de una madre a no ser que reencarne.

    3.- Job 38: 4.- "┐D˛nde estabas t¨ cuando yo fundaba la tierra?"

    La tierra, seg¨n la Biblia, fue "fundada" mucho antes de la existencia de Job. Y si JehovÓ le pregunta a Job ┐D˛nde estaba en ese momento? es porque Job ya estaba. Y tan ya estaba que el mismo JehovÓ se lo confirma seg¨n:

    4.- Job 38: 21.- "íT¨ lo sabes! Pues entonces ya habýas nacido.

    Desde el momento de la "fundaci˛n de la tierra" por parte de JehovÓ hasta la actual vida de Job, debieron pasar si no varias, por lo menos una vida anterior, o sea, por lo menos una reencarnaci˛n.

    5.- EclesiastŔs 1: 11.- "No hay memoria de lo que precedi˛ ni tampoco en lo que sucederÓ habrÓ memoria en los que serÓn despuŔs."

    AcÓ se refieren al olvido pre natal o turbacion pre natal que sucede a todos los que reencarnan para que esos recuerdos anteriores no influyan negativamente, (en el caso de hechos traumÓticos del pasado), en la nueva vida que se desarrolla.

    6.- EclesiastŔs 3: 15.- "Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pas˛."

    Aquellos que fueron ya estÓn reencarnados. Y todos los reencarnados, ya lo fueron antes. Uno de los significados de RESTAURAR es recuperar, recobrar. Si se dice: "Dios restaura lo que pas˛", quiere decir que volverÓ a pasar, y eso es lo que sucede con las vidas sucesivas, o reencarnaciones.

    7.- Malaquýas 4: 5.- "He aquý, yo os envýo el profeta Elýas, antes que venga el dýa de JehovÓ, grande y terrible."

    Esta cita tambiŔn se la toma como una profecýa de la venida de Jes¨s pero el propio Jes¨s la desmiente en los Evangelios al decir que Elýas vino pero como Juan el Bautista. De cualquier forma, se estÓ refiriendo al anuncio de la reencarnaci˛n de Elýas.

    En el segundo escrito veremos las alusiones sobre la reencarnaci˛n en los Evangelios.

  2. #2
    Senior Member Meritorio
    Fecha de ingreso
    May 2018
    Mensajes
    125

    Predeterminado Re: ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    Hola esta muy bueno lo que escribistes. Espero la segunda parte saludos

  3. #3
    Junior Member Participante
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    28

    Predeterminado Re: ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    Gracias por leerme y por tu comentario. Estoy preparando la segunda parte.
    Saludos.

  4. #4
    Junior Member Participante
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    28

    Predeterminado Re: ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    ┐CREER EN LA REENCARNACIĎN O EN LA "RESURRECCIďN DE LA CARNE?
    Segundo escrito.

    Pero hay "býblicos" a quienes les importa un bledo el Antýguo Testamento; s˛lo son Evangelistas, o sea s˛lo medio býblicos, creen en la "resurrecci˛n de la carne" porque dicen que Jes¨s resucit˛ a LÓzaro y el propio Jes¨s resucito de entre los muertos. Para ellos, van las siguientes alusiones neotestamentarias sobre la reencarnaci˛n:

    1.- Mateo 11: 13 al 15.- Dice Jes¨s: “Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan. Y si querŔis recibirlo, Ŕl es aquŔl Elýas que habýa de venir. El que tiene oýdos para oir, que oiga.”

    MÓs claro, íimposibl!: . Jes¨s no alude sino que dice claramente que Juan el bautista era una reencarnaciˇn de Elýas.

    2.- Mateo 14: 1 y 2.- “En aquel tiempo Herodes el tetrarca oy˛ la fama de Jes¨s, y dijo a sus criados: Este es Juan el Bautista; ha resucitado de los muertos.”

    AcÓ Mateo usa la palabra resucitar. Cuando LÓzaro resucit˛, (seg˙n los Evangelios), no lo hizo con una personalidad diferente. En la resurrecciˇn seg˙n el judeocristianismo, se vuelve de la muerte con el mismo cuerpo y con la misma personalidad. Herodes le estÓ dando aunque equivocadamente una personalidad diferente a Juan el Bautista: La de Jes¨s. Esto es una insinuaciˇn de reencarnaciˇn.
    Esta misma insinuaciˇn del tetrarca Herodes, la confirma Marcos en Marcos 6: 14 al 16.

    3.- Mateo 16: 13 y 14.- “Viniendo Jes¨s a la regi˛n de CesÓrea de Filipo, pregunt˛ a sus discýpulos, diciendo: ┐QuiŔn dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?
    Ellos le dijeron: Unos Juan el Bautista, otros Elýas; y otros Jeremýas, o alguno de los profetas.”

    Si los hombres daban estas posibilidades, atribuyŔndole a Jes¨s una vuelta del pasado de uno de estos personajes en el actual Jes¨s, eso es reencarnaciˇn.
    Esto se repite en Marcos 8: 27 y 28.

    4.- Mateo 17: 10 al 13.- “Entonces sus discýpulos le preguntaron, diciendo: ┐ Por quŔ, pues, dicen los escribas que es necesario que Elýas venga primero?
    Respondiendo Jes¨s, les dijo: A la verdad Elýas viene primero y restaurarÓ todas las cosas. MÓs os digo que Elýas ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con Ŕl todo lo que quisieron; asý tambiŔn el Hijo del Hombre padecerÓ de ellos.
    Entonces los discýpulos comprendieron que les habýa hablado de Juan el Bautista.”

    Una confirmaci˛n por boca de Jes¨s de que Juan el Bautista era una reencarnaciˇn de Elýas. Esto se repite en Marcos 9: 11 al 13.

    5.- Lucas 1: 17.- Jes¨s, refiriŔndose a Juan el Bautista, dice: “E irÓ delante de Ŕl con el espýritu de Elýas, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos.”

    Jes¨s reconfirma la reencarnaciˇn de Elýas en Juan el Bautista.

    Continuaremos con las alusiones en los Evangelios en el tercer escrito.

  5. #5
    Junior Member Participante
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    28

    Predeterminado Re: ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    ┐CREER EN LA REENCARNACIĎN O EN LA "RESURRECCIďN DE LA CARNE?
    Tercer escrito.

    6.- Juan 3: 3 al 7.- En un diÓlogo sostenido con Nicodemo, un principal entre los judýos, dice en el N. T.: “Respondi˛ Jes¨s y le dijo: De cierto, de cierto te digo QUE EL QUE NO NACIERE DE NUEVO, no puede ver el Reino de Dios. Nicodemo de dijo: ┐C˛mo puede nacer un hombre siendo viejo? ┐Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
    Respondi˛ Jes¨s: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espýritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; lo que es nacido del Espýritu, espýritu es.
    No te maravilles de lo que te dije: OS ES NECESARIO NACER DE NUEVO.”

    Sobre esta ense˝anza de Jes¨s se dice en las religiones judeocristianas que Jes¨s se estÓ refiriendo al sacramento de el bautismo. Que con el bautismo se da un renacimiento. Que cuando Jes¨s dice:”El que no naciere de agua y de Espýritu”, se refiere al agua bautismal y al espýritu santo. Pero no se dan cuenta que renacer quiere decir: íVolver a nacer!

    En tiempos de Jes¨s, todavÝa estaba en boga la teorýa de Tales de Mileto que decýa: El origen de todas las cosas estÓ en un elemento ¨nico, que con su movilidad explica sus diferencias. Este elemento es el agua.”.

    Caundo Jes¨s le dice a Nicodemo: “EL QUE NO NACIERE DE NUEVO”, Ŕste entiende lo que querýa decir Jes¨s y le pregunta: ┐C˛mo puede nacer un hombre siendo viejo? E insiste: ┐Puede acaso entrar por segunda vez al vientre de su madre y nacer? Jes¨s le aclara, diciendo: Lo que es nacido de carne, carne es; lo que es nacido de Espýritu, espýritu es. Un acto carnal de dos, produce otra carne, ya que el espýritu no es uan producci˛n carnal o humana.
    Finalmente, Jes¨s le recalca: “OS ES NECESARIO NACER DE NUEVO.”

    NACER es: Salir el animal del huevo o del vientre materno. Nacer no es una alegorýa del sacramento del bautismo. Nacer de nuevo es salir nuevamente del vientre de la madre y esto se llama reencarnaciˇn.

    7.- Juan 8: 56 al 58.- “Abraham vuestro padre se goz˛ de que habýa de ver mi dýa.; y lo vio, y se goz˛. Entonces le dijeron los judýos: A¨n no tienes cincuenta a˝os, ┐y has visto a Abraham? Jes¨s les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes de que Abraham fuera, yo soy.”

    AcÓ deja claramente establecido de que Abraham y Jes¨s ya se habýan conocido en una vida anterior.

    8.- Juan 9: 1 al 3.- Al pasar Jes¨s, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discýpulos, diciendo: Rabý. ┐quiŔn pec˛, Ŕste o sus padres para que haya nacido ciego?
    Respondi˛ Jes¨s: No es que pec˛ Ŕste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en Ŕl.”

    Es muy importante considerar la pregunta de sus discýpulos en cuanto al ciego de nacimiento ya que si ellos preguntan si el propio ciego habýa pecado para ganarse la ceguera, esto denota conocimiento de la Ley de Causas y Efectos que se manifiesta en la reencarnaciˇn. Si preguntan si pec˛ para nacer ciego, quiere decir que pec˛ en una vida anterior, ya que no podýa pecar antes de nacer.

    La pregunta de que si habýan pecado sus padres para que el ciego naciera ciego es una pregunta desconcertante que indica el poco conocimiento que tenýan los discýpulos sobre la Ley judýa que indicaba: No pagarÓn los hijos por los pecados de los padres, ni Ŕstos por los pecados de los hijos.

    Haremos los comentarios finales sobre este tema en el Cuarto escrito.

  6. #6
    Junior Member Participante
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    28

    Predeterminado Re: ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    ┐CREER EN LA REENCARNACIĎN O EN LA "RESURRECCIďN DE LA CARNE?
    Cuarto escrito.

    Leýdo lo que se ha escrito sobre la reencarnaci˛n, en oportunidades aludida en la Biblia, y en otras oportunidades, nada de aludidas sino dichas directamente, se llega a la conclusi˛n:

    ┐Queda demostrada býblicamente la "resurrecci˛n de la carne? ┐Queda demostrada
    býblicamente la reencarnaci˛n?

    El hecho de el dogma de la "resurrecci˛n de la carne" y la creencia en la reencarnaci˛n, por el hecho de que se mencionen en la Biblia, esto no significa que
    tanto la una como la otra deban ser consideradas verdades ya que no estÓn comprobadas s˛lo por su menci˛n en la Biblia, ni tampoco desmostradas s˛o porque se mencionen en la Biblia.

    ┐Alguna vez se demostr˛ de alguna manera que el cuerpo muerto, podrido, deshecho por los a˝os. y todo asimilado por la tierra, haya vuelto a la vida? En nuestra Ŕpoca contemporÓnea, digo, no porque se mencione en tal o cuel religi˛n s˛lo porque estÓ mencionado en tal o cual libro?

    Pero la reencarnaci˛n, si que ha sido investigada, y comprobada con investigaciones cientýficas, cuando alguna persona tiere recuerdos de vidas pasadas, no por "espýritus parÓsitos" sino por recuerdos de quienes los dicen tener sobre una vida anterior. Estos recuerdos de vidas anteriores, ha sido designada por investigadores parapsicol˛gicos como: MEMORIA EXTRACEREBRAL.

    En el pr˛ximo escrito, trataremos sobre este tema.

  7. #7
    Junior Member Participante
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    28

    Predeterminado Re: ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    MEMORIA EXTRACEREBRAL

    Este es un tŔrmino original del parapsic˛logo indio, profesor Hamendra Banerjee. No vamos a dar su curriculum de parapsic˛logo porque se nos termina el post, pero sý hablaremos sobre su notoriedad.

    Hasta el a˝o 1.971 habýa investigado y comprobado mÓs de 1.000 casos de reencarnaci˛n. ┐Por quŔ invent˛ hace mÓs de 50 a˝os el tŔrmino Memoria Extracerebral? Seg¨n Ŕl mismo lo explica: "No tengo religi˛n , ni ninguna predisposici˛n especial sobre este concepto. Por
    lo tanto, prefiero llamar a los casos de reencarnaci˛n: Casos de Memoria Extracerebral."

    Banerjee se interes˛ por estas investigaciones porque observ˛ una indiferencia colectiva sobre averiguar si es verdad o no, la reencarnaci˛n. Se dio cuenta que existe una actitud negativa en la gente cuya religi˛n no predica, o no acepta la reencarnaci˛n. La atacan porque dicen que es imposible desde el momento que su religi˛n no la menciona.

    Otros grupos religiosos o filos˛ficos orientados hacia la reencarnaci˛n, son apÓticos a la investigaci˛n, diciendo que Ŕsta no es necesaria porque es un punto doctrinario dentro de su religi˛n o grupo filos˛fico. Por lo tanto, ellos creen en ella.

    Dice Banerjee: "Por eso decidý en 1.953 estudiar la reencarnaci˛n. Querýa contestar a las inc˛gnitas del problema desde el comienzo, porque entendý que muchos criticaban estos conceptos sin tener una base con quŔ sostener sus propios argumentos. Otros que favorecýan el argumento reencarnacionista, tampoco tenýan las pruebas necesarias. Asý pues, me asignŔ el trabajo de reunir un conjunto de datos, para que las personas que estuvieran interesadas, fueran capaces de estudiarlos y llegar a coclusiones positivas sobre este tema. Quiero enfatizar que....íhay posibilidad de reencarnaci˛n! Que hay memoria extracerebral."

    Banerjee basa esta afirmaci˛n apoyado en sus investigaciones que confirmaron un dictado de la Psicologýa: "Que no puede haber memoria sin previo aprendizaje."
    Por lo tanto, a menos que aprendamos determinadas cosas, o salvo que tengamos experiencia sobre determinados acontecimientos......íno podemos recordar los mismos! Y este es el concepto psicol˛gico bÓsico de la memoria.

    El profesor Baneerjee empez˛ a investigar sus primeros casos con personas que tenýan recuerdos que nada los conectaban con experiencias o aprendizajes de esta vida. Otros investigados decýan tener otro nombre y que habýan vivido en tal o cual sitio, diferente al que vivýan en la actualidad, y en ocasiones decýan que habýan muerto trÓgicamente, y hasta mencionaban la forma en que habýa sucedido.

    Al finalizar unas cuantas comprobaciones de reencarnaci˛n, Banerjee lleg˛ a la siguiente conclusi˛n: "Hay gente en todo el mundo que tiene memoria a recuerdo de ciertos acontecimientos que no han sucedido en esta vida, ni inventados para favorecer estos conceptos. Personalmente creo ser cientýfico, y estudio los casos cientýficamente."

    No crean ustedes lectores que para certificar un caso de reencarnaci˛n, uno tiene que escuchar con la boca abierta del asombro, al que manifiesta una personalidad pasada, y que esto basta para terminar diciendo: íSý....es verdad! íYo lo certifico!

    El investigador, primero conoce el caso. Luego, existe todo un sistema para iniciar la investigaci˛n: Formularios de informaci˛n preliminar. Clasificaci˛n y graduaci˛n del caso. Consideraciones preliminares para las entrevistas. Cuestionarios. Lista de Testigos. Datos psicol˛gicos. Datos Parapsicol˛gicos, etc. No quiero cansarlos sobre los procedimientos de las investigaciones que son muchos y que pueden durar hasta varios a˝os antes de su final aprobaci˛n o desaprobaci˛n.

    Preguntado Banerjee durante una conferencia: Que si la mayorýa de los casos se daban en paýses en donde se aceptaba la reencarnaci˛n, respondi˛: "Sý. Aunque esto pareciera ser un punto en contra de la investigaci˛n cientýfica, ya que se dirýa que la gente que cree en la reencarnaci˛n, crearýa por esta misma raz˛n, alg¨n tipo de imaginaci˛n. íPero yo lo rechazo! Porque entonces, tambiŔn es posible que la gente que nunca ha creýdo en la reencarnaci˛n, se acondicione para no tener memoria de vidas anteriores."

    Uno de los mÓs de 1.000 casos estudiados, investigados y certificados por Banerjee, es el siguiente: En el poblado de Kornayel, a 16 kil˛metros de Beirut, en el Lýbano, un anciano atendi˛ en su casa al profesor que habýa ido a investigar un caso del que le habýan informado. El anciano le dijo muy categ˛rico: íEl caso de mi nieto no es de reencarnaci˛n! íNosotros no creemos en eso! El asunto es que mi nieto dice cosas que no le entiendo. Todas las ma˝anas al levantarse, dice contento: Mira abuelo, mis piernas sý sirven y puedo caminar. TambiŔn le decýa que antes habýa vivido en un lugar llamado Khriby, y le daba varios nombres de personas que el ni˝o habýa conocido en ese pueblo. El nombre del ni˝o era Imad Elawar y tenýa 4 a˝os.

    El ni˝o fue llevado al poblado de Khriby en d˛nde Ŕl nunca habýa estado, y tampoco su familia. Al entrar al poblado, el ni˝o hizo preguntar por la familia Bouhanzy. Les dieron la direcci˛n y llegaron a casa de la familia. íFracazo total! El ni˝o no reconoci˛ la casa, nada dentro de la casa, ni a sus habitantes. Pero cuando se asom˛ al balc˛n, apunt˛ con el dedo, diciendo: íMi casa estÓ allÓ! íEs esa! La familia de la casa visitada dijo: AllÓ vive otra familia Bouhanzy.

    Cuando llegaron a esa casa, que el ni˝o reconoci˛ toda, le ense˝aron un Ólbum con fotografýas e identific˛ a todos los retratados. Le fue mostrada otra foto enmarcada y dijo: íEse soy yo! Mi nombre era Ibrahim Bouhanzy.
    DespuŔs de eso camin˛ por el interior de la casa y fue seguido por los due˝os de la misma y los investigadores, entre ellos Banerjee. Cuando caminaban por un pasillo de la vivienda, venýa una mujer en sentido contrario, y Ŕsta le pregunt˛ al ni˝o: ┐T¨ me conoces? El le respondi˛: Claro que te conozco, eres mi hermana Huda. Ese era el nombre de la dama.
    Se confirm˛ que Ibrahim Bouhanzy habýa muerto paralýtico 25 a˝os atrÓs por cauda de una tuberculosis espinal. Por eso el ni˝o, en su vida actual se alegraba de poder caminar.

    Pr˛ximo escrito en este mismo tema: íDESCANSA EN PAZ!

  8. #8
    Junior Member Participante
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    28

    Predeterminado Re: ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    íDESCANSA EN PAZ!

    Este buen deseo de deudos y amigos al que muere, al ponerlo en obituarios y hasta en la lÓpida, no le garantiza al difunto un descanso en paz cuando llegue al mundo de los espýritus. En el espacio se contin¨a trabajando. Pretender que por el hecho de haber pasado por este valle de lÓgrimas, ya se termin˛ el trabajo, el aprendizaje, la evoluci˛n espiritual, es como el que pretende en este plano de vivientes, que basta con hacer el primer grado para calificarse de instruýdo.

    La vida contin¨a. y con ella el estudio y el trabajo. íAhora!, mejor que en vida sý que se trabaja porque no se tiene los impedimentos de un cuerpo orgÓnico sino que en el plano espiritual nos desenvolvemos con nuestro periespýritu o cuerpo espiritual que es la protecci˛n y el vehýculo de la energýa individualizada llamada espýritu. Esto nos pone aptos para un aprendizaje intensivo y.....íSIN CANSANCIO!

    Es muy de vagos tener esa pretensi˛n de descansar en paz. AdemÓs de ser cosas de ociosos aquello de "descansar", es muy relativo eso "de en paz". ┐Por quŔ? Porque la paz o tranquilidad del alma o de conciencia, es un estado al que no nos hacemos acreedores por el hecho de desencarnar o morir. Tampoco por los buenos deseos de los deudores y amigos, o hasta por nuestros propios buenos deseos.
    Esa anhelada paz, como todas las cosas, no se logra s˛lo por querer sino con trabajo.
    Recalcamos la importancia de HACER, antes que CREER y QUERER.

    Nosotros no nos volvemos profesionales por el hecho de QUERER SERLO, o por CREER que podemos serlo. Tenemos que estudiar, (que es una forma de trabajo), para lograr una profesi˛n. íAsý de simple!
    Por lo tanto, la paz como todos los logros espirituales que hacen que evolucionemos espiritualmente, es un producto de nuestro trabajo.

    Debemos saber que la paz espiritual no es para todos, es un estado evolutivo del espýritu, ya que existen en nuestro planeta seres a quienes les importa su progreso espiritual y las buenas satisfacciones que esto causa, a uno mismo y al pr˛jimo inmediato. Pero hay otros que estÓn mÓs preocupados de consecuciones materiales y no de las espirituales.
    ┐Quiere saber cuÓnta paz va a tener usted en el espacio? Analýcese usted mismo. Toda la tranquilidad de conciencia que tiene no se la va a quitar nadie. Todo lo turbulento, angustiado, intranquilo y atormentado que usted es, no lo va a perder al llegar al espacio. Va a continuar siendo igual de negativo hasta que por evoluci˛n debido al trabajo propio usted decida cambiar, pero ese cambio demanda trabajo. Ese estado de ausencia de paz en que se haya, le indica el estado de evoluci˛n en que se encuentra. MÓs bajo que mediocre.
    Poco a poco, usted y s˛lo usted irÓ encontrando su paz espiritual con una vida recta.
    Ning¨n desesperado, intranquilo, inseguro, angustiado y atormentado, al llegar al espacio va a descansar en paz. íMentira! Ni va a descansar, ni va a tener paz.

    En el mundo espiritual, despojado del ropaje de su cuerpo fýsico, su actos en la tierra lo van a atormentar, si estos actos fueron negativos.
    Muchos ignorantes piensan que Dios va a amparar a estas, tambiŔn sus criaturas, de las consecuencias de sus malos actos porque se arrepintieron de sus estupideces al estirar las locomotoras. íNo hermanos! Eso es muy fßcil, y por creer eso es que la calidad humana y la porquerýa son muy parecidas en este plano terrenal.

    La Ley de Causas y Efectos ha sido establecida por Dios como Ley Universal, pero somos nosotros los que la activamos con nuestros actos negativos. Si la activamos nosotros, nosotros somos los que vamos a sufrir los efectos de ella.
    La Ley de Causas y Efectos nos pone a flor de conciencia el constante recuerdo de nuestros actos negativos que no permitirÓn que tengamos paz hasta que los compensemos en vidas fýsicas siguientes. Por mucho que los buenos deseos de parientes y amigos, al momento de nuestra muerte nos hayan deseado un: íDESCANSE EN PAZ!

    El avaro seguirÓ con esa tendencia atormentadora de atesorar en vida, que se vuelve desesperante en el mÓs allÓ cuando observe que sus “queridos deudos” despilfarran lo que a Ŕl le cost˛ privaciones.

    El celoso seguirÓ con esa misma atormentadora e insegura actitud, (para Ŕl y para quien cel˛), que se volverÓ martirizante cuando vea que su querida ex cara mitad estaba desesperada esperando su partida de este mundo para “levantar”, y no pesas precisamente.

    El fanÓtico religioso tendrÓ el infierno de su decepci˛n al descubrir que “su verdad” era eso, solamente suya. Se encontrarÓ que otros espýritus de otras religiones y hasta no religiosos se encuentran mÓs evolucionados y tranquilos que Ŕl. Con la paz que el creyˇ encontrar en el mÓs allÓ con el tormento de su fanatismo.

    íBueno! íDescanse en paz……si puede!

    El pr˛ximo escrito en este mismo poste: íDESPU╚S DE LA MUERTE!
    Arriba
    ┌ltima ediciˇn por misajori; 24-06-2018 a las 19:41 Razˇn: doble publicaci˛n

  9. #9
    Junior Member Participante
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    28

    Predeterminado Re: ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    íDESPU╚S DE LA MUERTE!

    En estos escritos sobre reencarnaci˛n se ha tratado sobre la necesidad de Ŕsta para lograr la sabidurýa y la perfecci˛n moral que nos convertirÓ en espýritus perfectos, o Óngeles, como quiera llamÓrselos. Perfecci˛n espiritual que por mÓs que uno puje, no la podrÓ lograr en una sola existencia fýsica. Serýa como pretender que aprobando el primer grado, ya queramos ejercer de mŔdico, si es que esa es nuestra vocaci˛n.

    ┐QuŔ sucede cuando "desencarnamos"? Prefiero utilizar el tŔrmino desencarnar porque el que muere es el cuerpo fýsico y el espýritu sigue tan campante.
    Cuando desencarnamos, lo ¨nico que nos llevamos de esta vida fýsica es el aprendizaje y los logros morales obtenidos con ella, si es que por ventura logramos algunos.
    Al llegar al espacio el espýritu no se vuelve sabio ni perfecto. Sigue siendo exactamente como lo fue en la vida que dej˛: El borrachito andarÓ rondando por los boliches. El mir˛n furtivo seguirÓ espiando a las mujeres que se cambian la ropa. La beata seguirÓ asistiendo y rezando en las iglesias. El estudioso seguirÓ con su inquietud de ilustrarse, etc.
    Cada cual conservarÓ en el espacio su estado evolutivo logrado a travŔs de las vidas sucesivas. íNada mÓs! íNada menos!

    Al llegar al espacio, no tendremos una conciencia inmediata de nuestra desencarnaci˛n. Pasamos por una "turbaci˛n" post mortem que nos hace creer que todavýa tenemos vida fýsica.
    Al creer que a¨n estamos "vivos", seguimos frecuentando los sitios que acostumbrÓbamos frecuentar durante la vida fýsica: Los hogare˝os, seguiremos en nuestro hogar. Los jugadores en los garitos. Los estudiosos en las aulas, etc.
    El tŔrmino "turbaci˛n" es precisamente por lo que obtenemos al pretender continuar con actividades corporales y ver que no lo logramos. El borrachito tratarÓ de asir la botella o la copa en el boliche y se turba al ver que su mano atraviesa esos objetos y no los puede levantar.
    El hogare˝o se turbarÓ cuando llegue al hogar y trate de darle, como acostumbraba, una nalgadita de saludo a su esposa, (ahora su viuda), y vea que su mano traspasa la nalga de ella.
    El estudioso se turbarÓ cuando sentado en un pupitre de su ex aula, vea con asombro que uno de los alumnos se le sienta encima. Y mÓs asombroso a¨n: íNo siente el peso del otro! TambiŔn lo turba ver c˛mo el que se sent˛ encima de Ŕl, no se da por enterado y el espýritu se levanta rÓpido del pupitre. íEso es turbaci˛n!

    ┐CuÓnto dura esa turbaci˛n?, preguntarÓn ustedes. Eso va en lýnea recta con la forma en que hemos desencarnado y nuestra espiritualidad o materialismo de nuestra vida fýsica al momento de la desencarnaci˛n.
    Los que menos duran turbados son los que desencarnan por ancianos o por largos padecimientos corporales. Duran mucho mÓs turbados, los que han desencarnado por muertes repentinas, (infartos, accidentes, etc.), y mucho, pero mucho mÓs.....ílos suicidas!

    ┐No han observado ustedes que los ancianitos ya estÓn mÓs allÓ que acÓ? ┐No les han escuchado decir que ven a fulano o a fulana que se fue antes? Algunos ancianos dicen al momento de su desencarnaci˛n, que los que se fueron antes estÓn allý, en el aposento, y que le estÓn sonriendo e invitÓndolos a ir a donde estÓn ellos. La mayorýa de los ancianitos sonrýen al desencarnar. Igual les sucede a los enfermos con un largo padecimiento.

    Los que desencarnan violentamente, (accidentes, infartos, etc.), que no esperaban una muerte repentina, siguen creyendo que estÓn “vivos” durante un perýodo mayor, hasta que poco a poco van analizando y razonando sobre las cosas que quieren hacer y no pueden, y finalmente aceptan su estado espiritual. Cuando esto sucede se pone fin al perýodo de turbaciˇn espiritual.

    La turbaciˇn puede durar desde a˝os hasta siglos. íNo hay regla fija! Todo depende de la calidad espiritual del desencarnado. Hace a˝os tratŔ un caso en el que el espýritu de un pirata, por el mecanismo de obsesi˛n espiritual, hacýa que un pobre campesino buscara un tesoro que Ŕl, (el pirata), habýa enterrado en cierta comarca playera. El pirata todavÝa, despuÚs de siglos, creýa que a¨n tenýa vida fýsica.

    ┐Y los suicidas? Dentro del grupo de seres humanos de cierto grado de espiritualidad, es la turbaci˛n mÓs larga y penosa que puede haber.
    Cuando se nos concede una vida fýsica, se nos da para nuestro progreso intelectual y moral. Por lo tanto, esa vida tenemos que vivirla hasta el ¨ltimo segundo. íSin acobardarnos ante cualquier inconveniente! Generalmente, esa vida fýsica concedida para nuestro progreso, viene encadenada a una expiaciˇn. Compensar, rescatar errores cometidos en vidas anteriores. Esta expiaciˇn puede ser: Pobreza extrema, enfermedades incurables, problemas sentimentales, muerte infantil, etc.
    Si, por ejemplo, en la vida fýsica que reciŔn termin˛, venýamos con el prop˛sito de una profesi˛n y lo logramos, pero tambiŔn traýamos la expiaciˇn de una enfermedad incurable porque en la vida anterior causamos un padecimiento de por vida con toda la intenci˛n de hacerlo; cuando nos enteramos que tenýamos un cÓncer incurable, nos acobardamos ante el hecho de padecerlo por el resto de nuestra vida, y equivocadamente, creyendo que eso terminarýa con los padecimientos, decidimos suicidarnos. íPobre de nosotros!

    Generalmente, en muertes naturales, accidentales y repentinas, la turbaciˇn inicial es como un sopor parecido al que causa la anestesia. Ese sopor, no nos permite darnos cuenta del dolor de nuestros familiares ante nuestra muerte, ni del velorio, ni del entierro que son traumantes para el espýritu cuando los observan.
    El suicida pasa por todos esos dolores, y ademÓs, el espýritu queda como anclado a su cuerpo sin poder desprenderse de Ŕl como normalmente sucederýa. Eso hace que permanezca en el ata¨d y no pueda salir de Ŕl, ni de la tumba o del nicho en el que es enterrado y no sale hasta despuÚs de bastante tiempo, pasando por el trago amargo de ver c˛mo su cuerpo se convierte en un manojo de gusanos, oliendo tambiŔn la pestilencia de la descomposiciˇn.

    Si se dispar˛ en la sien, estarÓ oyendo una y otra vez la martirizante detonaciˇn durante mucho tiempo. El que se ahorc˛, seguirÓ sintiendo las angustias de la asfixia. El que se envenen˛ seguirÓ sintiendo los tremendos dolores abdominales que causa el envenenamiento. En cualquier modo de suicidio, el que lo causa, en su pr˛xima vida tendrÓ que repetir la expiaciˇn de la que se acobard˛, sumado a la expiaciˇn de una muerte prematura, ya que en la pr˛xima vida tendrÓ que ser por el perýodo que qued˛ debiendo de su vida anterior por suicidarse.

    íNo hay perd˛n! S˛lo se nos brinda la oportunidad de compensar la violaciˇn de la Ley de Causas y Efectos.

    Pr˛ximo escrito bajo este mismo tema: LOS MUERTOS QUE CREEN QUE A┘N VIVEN.

  10. #10
    Junior Member Participante
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    28

    Predeterminado Re: ┐creer en la reencarnaci˛n o el la "resurrecci˘n de la carne?

    LOS MUERTOS QUE CREEN QUE A┘N NO HA MUERTO.

    En mi estrito anterior, (íADIĎS MUNDO CRUEL!), les trataba sobre la turbaci˛n post mortem por la que pasa todo espýritu que desencarna. Que la turbaci˛n era precisamente por ese desconcierto al querer hacer algunas cosas que hacýan en vida y ahora no lo pueden hacer. ┐Y todo por quŔ? Por no estar enterados de su desencarnaci˛n y creerse a¨n con vida fýsica.

    En los a˝os que estuve experimentando con los fenŔmenos medi¨mnicos o paranormales, me encontrŔ con casos verdaderamente curiosos.
    En cierta oportunidad, en la casa de una se˝ora, que se habýa vuelto a casar despuŔs de 4 a˝os de viudez, empez˛ un raro acontecimiento. La madre de la viuda, una anciana de 85 a˝os, de repente aparecýa desnuda paseÓndose por toda la casa. íMamÓ!, le decýa su hija, ┐Por quŔ andas desnuda? La anciana se miraba y se sorprendýa. íAy Dios!, decýa: Pero yo estaba vestida cuando salý del cuarto. Esto sucedýa una y otra vez, y la hija de la anciana, lo atribuýa a chocheras de la edad. No querýa enviarla a un ancianato por lÓstima, a pesar que los hechos habýan empezado a hacer crisis en el hogar.

    En una oportunidad la hija le dijo a la madre: íVýstete! Cuando la anciana estuvo vestida, la hija la hizo acostar y la amarr˛ a la cama. Le explic˛ que esperaba visitas, y que despuŔs la irýa a desamarrar. Vino la visita. Cotorrearon de lo lindo. Se fue la visita. Regres˛ al cuarto de la madre y....ísorpresa!
    La anciana seguýa amarrada a la cama, pero....ídesnuda!

    Eso fue lo ¨ltimo. Entonces acudi˛ por ayuda psýquica calificada. Fui a su casa un equipo de mŔdiums. y....ísorpresa otra vez! Se comunic˛ a travŔs de una mŔdium psicof˛nica. el espýritu de su difunto primer esposo que empez˛ a llamarla de p... para abajo. ┐C˛mo era posible que le hubiera hecho eso? Ponerle cahos en su propia casa....íy delante de Ŕl! Por allý se destap˛. Cuando lo sentý mÓs calmado despuŔs de echar para afuera todo lo que lo atormentaba, comencŔ a dialogar con Ŕl. ┐Resultado? El juraba que estaba con vida fýsica. Habýa muerto instantÓneamente en un accidente y no se dio cuenta de su desencarnaci˛n.
    Decýa que en la casa, (seg¨n Ŕl), se habýa iniciado una confabulaci˛n en su contra. No le contestaban el saludo. Los hijos lo ignoraban. íHasta la comida se la negaban! Ya ni se molestaban siquiera en servirle.

    íPero eso no es nada!, decýa: De repente lleg˛ a la casa otro punto, (el marido actual), y delante de Ŕl, la muy pŔrfida, (la viuda), hacýa el amor con el extra˝o. íQuŔ sufrimiento!, explicaba. Yo les hablaba, les gritaba, y con hasta alaridos de protesta los golpeaba mientras hacýan el amor, pero no me hacýan caso. Parecýa que no sentýan mis golpes. Cuando el intruso salýa, yo le caýa a patadas a mi esposa por desconsiderada y traidora, pero parecýa que no sentýa nada.
    Me dije, continuaba el espýritu: ┐Conque esas tenemos? ┐Me vas a ignorar? íAhora vas a ver! Me fui al cuarto de su mamÓ y al acercarme a ella le entr˛ como un sopor, (trance imperfecto), y aprovechŔ para desnudarla. Cuando observŔ que eso sý le impact˛ a mi mujer, entonces lo seguý haciendo para mortificarla en venganza por los cuernos que me estaba poniendo.

    Se dialog˛ con el espýritu. Se le explic˛ con mucho tacto para no causarle un trauma, sobre su desencarnaci˛n, la que finalmente acept˛. Se alej˛ de su antiguo y terrenal hogar a seguir con su progreso espiritual, no sin antes pedir perd˛n por los malos ratos causados por su ignorancia sobre su desencarnaci˛n. Le dese˛ felicidad a su ex familia carnal y prometi˛ que de cuando en cuando pasarýa brevemente por la casa para ver c˛mo iban sus hijos. Asý se terminaron los "streaps" de la ancianita.

    Casos como el narrado, los hay por miles, integrados por diferentes actores y por diferentes motivos. El espýritu de un desencarnado que en su vida fýsica hizo una fortuna, (no era polýtico), a punta de sudar y romperse el lomo trabajando, verÓ c˛mo, sin poder remediarlo, sus "adoloridos deudos" gastan un un santiamŔn la fortuna que Ŕl pudo acumular durante toda su vida.

    Otro que crýo correctamente a sus hijos, ve con dolor y desesperaci˛n, y sin poder hacer nada por evitarlo, como sus hijos se han vuelto drogadictos. La dolororida viuda anda mÓs preocupada por ver que pesca para ponerse al dýa, que estar pendiente de lo que hacen sus hijos. Para ella son mÓs importantes las compa˝ýas momentÓneas.

    Un curita de apellido Parra, en una sesi˛n que dirigýa el obispo Monse˝or Enrique Marýa Dubuc, le dijo a Monse˝or a travŔs de una mŔdium psicof˛nica:

    íMonse˝or, soy Parrita! Monse˝or se acord˛ de un curita que habýa conocido y que a causa de su corta estatura le llamaban Parrita.
    ┐QuŔ deseas?, le pregunt˛ Monse˝or Dubuc. Ando todo confundido, respondi˛ el curita. Me puse a buscar el cielo y no lo encontrŔ. Deduje que lo que merecýa era el infierno, pero no estoy en Ŕl, y tampoco sŔ d˛nde estÓ.
    Monse˝or Dubuc le explic˛ pacientemente que el cielo y el infirno son s˛lo estados espirituales, s˛lo estados de conciencia. Le enter˛ de su desencarnaci˛n, cosa que Parra acept˛.Luego lo puso en manos del espýritu guýa del hasta ese momento turbado curita Parra para que lo ilustrara mÓs acerca de su estado de evoluci˛n espiritual, y para programar una nueva vida fýsica.

    Al perder la turbaci˛n, el espýritu guýa de cada cual, empieza a "leernos la cartilla". A hacernos ver los aciertos y desaciertos de nuestra ¨ltima vida y los prop˛sitos alcanzados y no alcanzados en ella.
    Poco a poco empezamos a recobrar la memoria sobre todas nuestras vidas pasadas, nuestra memoria espiritual, con todos los conocimientos obtenidos a travŔs de las m¨ltiples vidas, y tambiŔn los logros en calidad espiritual. íEse es el juicio final! Juicio que se repite una y otra vez al final de cada vida fýsica.

    Al final de cada existencia recobramos nuestra memoria perdida sobre vidas anteriores como consecuencia de nuestra turbaci˛n "prenatal" que definiremos pr˛ximamente. Esta memoria perdida gracias a la providencia, es para que los recuerdos anteriores no intercedan sobre todo negativamente
    en la existencia actual. Al recobrar nuestra memoria universal, esto pone al espýritu en una nueva etapa de actividad espiritual: LA ERRATICIDAD. En esta etapa hacemos los preparativos para nuestra pr˛xima vida fýsica para continuar con nuestro progreso intelectual y moral.

    El pr˛ximo escrito en este mismo post: íVOLVER A VIVIR!

Informaciˇn de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicaciˇn

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •