Algunos expertos en fenómenos paranormales son del parecer que uno de los sitios donde màs manifestaciones del tipo espectral se pueden presenciar o sentir son en las carreteras màs peligrosas debido a la gran cantidad de accidentes automovilísticos ocurren y donde muchas personas pierden la vida a lo largo de sus kilómetros de asfalto y suelo. Esta es la leyenda que màs a quedado en el albor de los cuentos de caminos en la historia de Venezuela.
Una de las tantas historia de fantasmas al lado del camino, sucede a mediados del siglo XX en una antigua carretera de Venezuela, que comunica la Ciudad capital de Caracas con La Guaira ubicada en la costa.
De acuerdo a lo descrito por varios testigos que han pasado por dicha carretera y por la escritora Mercedes Franco en su libro Cuentos de la Noche, en esta vieja vía usada en antaño por los caraqueños y los litoralenses para ir a la playa y disfrutar de un ambiente relajado y distinto del bullicio de la Ciudad, antes de que se construyera la actual autopista, se puede ver, en las noches, la figura de mujer, vestida de novia, que aparece pidiéndole a los conductores que la lleven.
Según la creencia o el mito popular se trata del espíritu o alma en pena de una joven llamada Marìa Josè Cárdenas quien era una muchacha caraqueña, que durante los años 50 ; pasaba los fines de semana en las playas del Litoral Central, cuando un buen día conoció a un muchacho quien vivía en ese lado de la costa.
El amor nació entre ambos jóvenes, que esperaban toda la semana para poder verse los sábados frente al mar. pasado un tiempo decidieron casarse, las familias de los muchachos estaban contentos con dicha unión y planificaron con mucho entusiasmo la boda algo sencillo y bonito según se dice en medio de la playa donde se conocieron.
El día de la boda cuenta la leyenda la muchacha vestida de novia entusiasmada salio desde Caracas en el carro de su hermano rumbo hacia la población costera de la Guaira donde se llevaría a cabo la ceremonia nupcial. Sin embargo a mitad del camino un automóvil que iba a exceso de velocidad gracias a la imprudencia del conductor de dicho vehículo de ir en estado de ebriedad, choco con el auto donde viajaba la joven novia causando que perdieran el control chocando contra un árbol y ocasionando un aparatoso accidente donde para desgracia de la futura novia terminando con su vida y muriendo casi en forma instantánea.
Desde entonces según cuentan los conductores tarde en la noche se puede ver el alma de Marìa Josè pidiéndole que por favor la lleven hasta la costa para casarse.
Dicen algunos conductores que aunque la carretera vieja ya no es casi usada en la actualidad siguen habiendo conductores que la utilizan para acortar distancia y que se han topado con la aparición de la novia que al momento de subirse al auto y aunque dicha joven a lo largo del trayecto no articula palabra alguna al llegar cerca del tramo donde la muchacha murió al mirar por el retrovisor se dan cuenta que a desaparecido y en su lugar hay unas flores en el asiento y queda impregnado un fuerte aroma a crisantemos flor que llevaba en la mano al momento de fallecer.