Página 1 de 5 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 50
  1. #1
    Lider de Moderadores CO-ADMIN
    Super Agent
    Avatar de Sakhya
    Fecha de ingreso
    Sep 2005
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    3,079

    Predeterminado ¿Hombres-Gato?

    En el libro Buenos Aires es leyenda 2, los autores mencionan a este intrigante ser y unos curiosos hechos que ocurrieron en la zona de Agronomia, en la epoca de los ´80.


    ¿Conocen algun relato al respecto?

  2. #2
    Lider de Moderadores CO-ADMIN
    Super Agent
    Avatar de Sakhya
    Fecha de ingreso
    Sep 2005
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    3,079

    Predeterminado

    Bueno, para dar un puntapie inicial, les voy a relatar un hecho relacionado con estos extraños seres.


    Hace unos años, un amigo mio fanatico del surf, estaba de vacaciones. A veces el se iba a caminar temprano a la mañana por la playa.
    Una mañana, mientras paseaba vio a una persona a la distancia. Siguio caminando (su casa queda junto a la playa, supuso que era algun vecino), y cuando se fue acercando, noto que la persona ni se inmutaba, y parecia estar en transe mirando el sol.
    Mi amigo estaba lo suficientemente cerca ya como para distinguir que la "persona" tenia el cuerpo cubierto de pelos, y que las orejas parecian las de un gato. Se quedo petrificado del susto y ahi fue cuando el ser noto su presencia, y giro para mirarlo. Mi amigo vio que de hecho, el rostro tambien parecia el de un gato, pero que era mujer (o hembra, la verdad, ni idea).
    Asustado, el ser huyo, y mi amigo lo perdio de vista detras de unas dunas.

    Tiempo despues se lo comento a unos amigos , y ellos le dijeron que ya habian escuchado comentarios similares de otras personas.

  3. #3
    Banned Participante
    Fecha de ingreso
    Sep 2006
    Mensajes
    24

    Predeterminado

    Conocia a las mujeres-gato, pero no a los hombres. Para romper el hielo.

    Sobre el tema dire que nunca habia escuchado esta clase de metamorfosis. Pero algunos sotienen que en algun lugar se ha visto a cada animal con aspecto humano. Un eslabon.

  4. #4
    Lider de Moderadores CO-ADMIN
    Super Agent
    Avatar de Sakhya
    Fecha de ingreso
    Sep 2005
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    3,079

    Predeterminado

    Los “hombres-gato” de Rafael Calzada

    Por Gustavo Fernández

    Esta extraña enumeración de apariciones de seres con un comportamiento y una morfología que los identifica más como “elementales” o producto de una actividad goética que como animales o humanoides de origen y evolución netamente natural no puede quedar completa sin la mención de lo que entonces conmocionó a una populosa localidad del sur del conurbano bonaerense: la ciudad de Quilmes, extendiéndose hasta San Francisco Solano y Rafael Calzada. Se trata de la aparición de los que fueron llamados, en su momento, “hombres gato”.
    La historia comenzó en realidad en las páginas policiales de los periódicos, cuando se informó de ataques sexuales a varias jóvenes de la zona por parte de “uno o más individuos disfrazados”; altos, de más de ciento ochenta centímetros estando, al parecer, cubiertos de pelaje oscuro, y además lo que llamaba la atención de los investigadores era la increíble agilidad de que hacían gala.
    En efecto, cuando las tropelías se sucedieron en demasía, la policía comenzó a tender los cercos con vistas a capturarlos. Pero esto sólo evidenció la habilidad de que eran poseedores, pues sus escapes de redadas prácticamente perfectas eran impresionantes. En ocasiones, se afirmaba que uno de estos seres había sido rodeado en un terreno baldío, aparentemente escondido entre los matorrales, pero cuando treinta o cuarenta hombres cargaron sobre ese punto se encontraron con la sorpresa de que el ente se había esfumado.
    A medida que pasaba el tiempo las apariciones se multiplicaron. Lo que dio la pauta de que se lidiaba con un número significativo de seres –se habló de hasta un centenar– era que en una misma noche eran múltiples las observaciones en puntos muy alejados. Los vecinos, al observar la impotencia policial, comenzaron a tomar sus propios recaudos, se armaron, y la emprendieron a tiros con todo bulto que se moviera en la noche.
    Algunos de estos casos son interesantes. En una ocasión, por ejemplo, una familia escuchó aterrada cómo algo golpeaba y arañaba su ventana. Sus gritos alertaron a algunos vecinos, quienes salieron a la calle con tiempo de observar cómo una delgada silueta peluda y negruzca ganaba la oscuridad. Dos de estos observadores estaban armados, por lo que se echaron en persecución del ser, disparándole a distancias no superiores a cinco metros. Dos veces, según los testimonios, el ente cayó al suelo por el impacto de los balazos pero en ambos casos se levantó y continuó corriendo como si nada le hubiese afectado.
    Corría 1985 y por ese entonces me encontraba yo dictando cursos para varios alumnos que tenía en la zona, por lo que no pude permanecer ajeno a los hechos. Consulté a la policía local, pero ante la imposibilidad de obtener mayor información (había, según me informaron, órdenes expresas de que ningún civil participara en las redadas, aun en el caso de que fuese periodista o investigador) me resigné a enterarme de más por los canales convencionales. El tiempo, sin embargo, me reservaba una sorpresa.
    Un hecho sugestivo que ocurría en la zona por ese entonces era el desmesurado incremento de lo que la gente del lugar llamaba “posesiones”. Sacerdotes católicos, pastores evangelistas y oficiantes umbandistas (que en el lugar pululan) recibían una media muy superior a lo normal de solicitudes diarias para exorcizar personas o viviendas.
    Creía yo entonces que el fenómeno de los “hombres gato” se debía quizás a un grupo bien organizado y entrenado de individuos que buscaban aterrorizar esos parajes con fines desconocidos. O quizás no tanto: había recibido informaciones de buena fuente de que en las cercanías del epicentro del fenómeno se habían instalado recientemente varios “terreiros” de una nueva agrupación de Umbanda cuyos integrantes directivos acababan de llegar de la hermana república del Uruguay.
    Incluso se me acercaron –atemorizados– testigos de extraños ritos en bosquecillos aledaños a los centros poblados como, por ejemplo, el llamado “Monte de los Curas” en San Francisco Solano. Y como el “exorcismo” –adecuadamente arancelado– era el negocio principal de esta gente, pensaba yo que todo muy bien podía deberse a una táctica genialmente montada con miras a asegurarles dividendos por largo tiempo.
    Pero entonces ocurrió algo que me obligó a cambiar mis puntos de vista. Una de estas familias con “poseídos” en su seno, a quienes les fui recomendado, requirieron mi opinión. En este caso debía ocuparme de una niña, hija de los dueños de casa que todas las noches, exactamente a las dos de la mañana comenzaba con sus crisis caracterizadas por gritos ininteligibles, llanto, convulsiones y taquicardia. Los médicos y un psiquiatra consultados habían arriesgado los diagnósticos convencionales, pero hasta ese momento habían fracasado en la terapéutica. De allí, la intención de los directos afectados en consultar a un parapsicólogo.
    Así es que una noche decidí montar guardia en la vivienda de la familia "C." (guardo reserva sobre sus nombres por su expreso pedido) junto a los padres de la muchacha y otros dos hombres, tíos de ésta. A las once de la noche la niña se dirigió al humilde dormitorio y concilió rápidamente el sueño. Los demás, en tanto, permanecimos en la cocina, conversando, bebiendo café y turnándonos en vigilar a la aparente afectada.
    A medida que nos acercábamos a las dos de la mañana la tensión, aunque disimulada en los comentarios, indudablemente iba en aumento. Exactamente a las dos, la niña comenzó a gritar. Y en tropel nos dirigimos los cinco al dormitorio.
    Elena (uso su nombre de pila) dormía y gritaba en sueños. Pero mi atención fue capturada en realidad por lo que ocurría fuera de la casa o, mejor dicho, sobre ella; en el techo se escuchaban pesadas pisadas como si un hombre caminara en círculos. Uno de los hombres corrió a buscar un arma, mientras los demás hicimos lo propio hacia la única ventana de la habitación.
    En aquel momento, “eso” (lo que fuera) aparentemente se dejó caer desde el techo al suelo, frente a esa pequeña ventana y muy cerca de ella; tan cerca que yo mismo, circunstancialmente a la cabeza del grupo, sólo vi una sombra que cubría las estrellas –lo único visible en una noche oscura como la tinta– y un gran cuerpo peludo cubriendo la misma.
    Mi reacción fue absolutamente instintiva: diez años de práctica en artes marciales hacen que muchos reflejos sean condicionados y ante el peligro el instinto de huída se transforma en un instinto de ataque: me tendí hacia delante, descargando con mi puño izquierdo un golpe sobre ese torso oscuro. Hoy, en situación de frío observador, entiendo que lo mío fue una estupidez.
    Lo cierto es que bajo mi mano sentí una sensación repugnante; era un cuerpo muy frío, mucho más de lo que su presunción de mamífero daba a suponer, increíblemente blando; en este sentido la imagen táctil más aproximada que puedo dar es una bolsa de cuero rellena con gelatina. Las cerdas eran duras, y casi perpendiculares a la piel, o al menos así me pareció. Sorpresivamente, el ser se desplazó hacia una esquina de la casa, de forma que al asomarnos por la ventana ya le habíamos perdido de vista.
    Salimos a la carrera. Yo me asomé por la ventana, pero el verdadero barrial que rodeaba a la vivienda –hacía varios días que llovía intermitentemente– no permitía distinguir huella apreciable alguna.
    En ese momento comprendí que, fuese lo que fuera el extraño ser, estaba estrechamente ligado a los pensamientos de Elena y, quién podía dudarlo, nadie podía estar tranquilo respecto de su seguridad.
    Pero hay algo más. En esos días, pobladores de la zona completamente aterrorizados y desilusionados por los fracasos en la investigación policial comenzaron a solicitar en gran número el apoyo de profesionales en parapsicología, buena parte de ellos provenientes de localidades muy alejadas del epicentro de los hechos (lo que invalida la suposición de que los propios colegas zonales incentivaran los rumores con fines monetarios).
    Me consta que muchos de ellos también interpretaron a los “hombres gato” como subproducto o consecuencia de actividades goéticas (obsérvese que tenían, morfológicamente y en cuanto a sus conductas, gran parecido a súcubos, los demonios medioevales que se materializaban para atacar sexualmente o perturbar la paz espiritual de los hombres): la violenta desaparición de los fenómenos unos días más tarde, casi tan violenta como fue su irrupción en las vidas de estas gentes sencillas, me ha convencido de que fue el esfuerzo psíquico conjunto de un número grande de entrenados expertos lo que puso fin a esta pesadilla.

  5. #5
    lilianarez
    Guest

    Question ???

    eh... es la primera vez que entro a este foro. Soy de Rafael Calzada, y jamas habia escuchado nada sobre hombres gatos por la zona. Conozco todos los lugares que menciona en la historia anterior y vivo a menos de diez cuadras de la iglesia catolica que esta en frente de la Clinica del buen aire, y es cierto que tiene un campito al lado, pero nunca habia escuchado esa leyenda...
    sera cuestion de investigar...

  6. #6
    Senior Member Special Agent Avatar de stratofeche
    Fecha de ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    Once, Distrito Federal, Argentina, Argentina
    Mensajes
    1,845

    Predeterminado

    Mmm es interesante que, teniendo a alguien de la zona, podriamos investigar... consulta a vecinos personas que vivan hace tiempo ahi...
    ahora que lo pienso cuando era mas chico habia escuchado de parte de un amigo un poco mayor un pequeño relato sobre un hombre-gato... seguramente producto de su imaginacion... o una fantasia para asustarme a mi y mi primo.... pero indudablemente el ser en que se basaba la historia era el mismo del que se habla aca
    Temes mas a lo que no puedes ver que a lo que ves y te hace mas daño....

  7. #7
    Senior Member Applying to Agent Avatar de Einherjar
    Fecha de ingreso
    Mar 2008
    Ubicación
    Purgatory
    Mensajes
    711

    Thumbs up

    Retomo este post para contar la historia que involucro a dos amigos y a mi. Una noche, hace mas o menos dos años atras, saliamos de la casa de una amigo que vive en SARANDI, comenzamos a caminar hacia el coto, que se encuentra a una 4 cuadras en direccion a Avellaneda, para acompañar a un amigo a la esquina de la casa. Sin nungun problemas nos despedimos de el y con mi otro amigo seguimos el curso hacia Avellaneda, de pronto escuchamos un grito y vimos a mi amigo(el que dejamos en la esquina) que venia corriendo desesperado hacia donde estabamos nosotros. La cara de terror que tenia era terrible y estaba temblando de arriba abajo, al verlo asi le preguntamos que le paso y el solo nos dijo: vengan porque no me van a creer. Lo seguimos hasta la esquina y lo que vimos nos dejo paralizados... al final de la calle vimos a una persona vestida con sobretodo y que estaba apoyado sobre la pared, sentado con los brazos apoyados en las rodillas, de pronto esta figura giro la cabeza y miro hacia en donde estabamos nosotros, no pudimos verle la cara porque estaba cubierto por los pelos largos que le caian sobre esta. En un momento eta figura apoyo sus manos en el piso y comenzo a caminar en 4 patas, pero no como caminariamos nosotros sino en una forma mas animal con la panza y el pecho casi apoyados sobre el piso y la columna totalmente arqueada, nosotros estabamos shokeados al ver eso que no podiamos mover. Lo peor es cuando comenzo a caminar hacia donde estabamos nosotros y movia la cabeza de un lado para el otro pero desenfrenadamente. Sin pensarlo comenzamos a correr hacia la casa de donde habiamos salido y nos metimos hasta el otro dia sin salir.
    Todavia no entendemos que fue esa cosa, lo que si se es que no era humano porque ninguna persona se puede mover de esa forma y caminar en cuatro patas como lo hiso esa cosa.
    SALUDOS
    Go To Hell

  8. #8
    Senior Member Special Agent Avatar de stratofeche
    Fecha de ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    Once, Distrito Federal, Argentina, Argentina
    Mensajes
    1,845

    Predeterminado

    Buscandole la quinta pata al gato (Cuac!!!) creo que bien podria ser algun tipo de contorsionista (poco probable, pero posible). Teoricamente hay gente que puede moverse asi y mas si, como ya dije, son contorsionistas. Pero no entiendo lo siguiente:
    que fue lo que puntualmente aterrorizo tanto a tu amigo, Belial? por lo que vos contas lo unico que el pudo ver fue una persona sentada con pelos largos sobre la cara, vestida de sobre todo y sentada en una pared... Segun tu relato, el hombre este se movio como gato cuando los tres ya estaban ahi. Entonces ¿que lo asusto tanto?
    Temes mas a lo que no puedes ver que a lo que ves y te hace mas daño....

  9. #9
    Senior Member Applying to Agent Avatar de Einherjar
    Fecha de ingreso
    Mar 2008
    Ubicación
    Purgatory
    Mensajes
    711

    Thumbs up

    Perdon me olvide ese detalle, es que estaba escribiendo mientras estaba realizando un trabajo.
    Lo que nos conto una vez que estabamos en la casa de mi otro amigo, fue que cuando estaba llegando a la esquina escucho ruidos en las ramas de un arbol y vio asormar la cabeza de eso de entre las hojas, cuando vio asomar la cabeza grito y de repente eso se tiro del arbol y cayo con las cuatro extremidades perfectamente sobre el suelo, despues salio corriendo hacia donde estabamos nosotros y bueno lo otro es lo que conte yo que vi con mis propios ojos.
    SALUDOS.
    Go To Hell

  10. #10
    Senior Member Special Agent Avatar de stratofeche
    Fecha de ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    Once, Distrito Federal, Argentina, Argentina
    Mensajes
    1,845

    Predeterminado

    Mmm pero tampoco seria tanto para asustarse de esa manera... bah, tendria que verme en esa situacion pero bueno... je
    Hay que admitir que seria muy extraño... pero almenos yo no reaccionaria asi
    Temes mas a lo que no puedes ver que a lo que ves y te hace mas daño....

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. HOMBRES DE NEGRO
    Por Geonara en el foro Extraterrestres y Ovnis
    Respuestas: 39
    Último mensaje: 26-01-2011, 00:34
  2. ¿POR QUE SOMOS ASI LOS HOMBRES?...
    Por ALEXS en el foro Off-Topic
    Respuestas: 20
    Último mensaje: 05-06-2008, 01:40
  3. hombres o mujeres??
    Por DarK_Mage en el foro Off-Topic
    Respuestas: 42
    Último mensaje: 04-03-2008, 16:23
  4. Hombres Lobos
    Por gulop en el foro Vampiros y Otherkins
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 22-02-2006, 18:50

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •