Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 11 al 13 de 13
  1. #11
    Senior Member Investigador Novato Avatar de Fanatico14
    Fecha de ingreso
    Jan 2009
    Ubicación
    vivo en mi casa
    Mensajes
    371

    Post Re: El Angel Negro de Chascomus.

    hola bueno he buscado info en archivos de clarin en su pagina sobre lo q dijo killhaouse, de las muertes en chascomus, esta esta mas elaborada, bueno aqui va:

    CHASCOMUS. Enviado especial).- Emilio y Marcos no se conocían, pero ahora comparten los carteles de la impunidad. Los dos eran adolescentes, los dos murieron en situaciones misteriosas y los dos alimentan los fantasmas de un pueblo que decidió salir a la calle para buscar respuestas.La historia del Caso Chascomús tiene fechas precisas: el 28 de setiembre se encontró el cadáver de Emilio Blanco, el 5 de octubre el de Marcos Gonzalía. Y también una hipótesis que nace de la creencia popular y de algunos datos sueltos: que los dos chicos fueron asesinados por una mafia del narcotráfico enquistada en la policía.El primero en morir fue Emilio, de 16 años, hijo de un policía y que en sus últimas horas de vida era buscado por un grupo de extraños. A su cadáver lo encontraron de madrugada al lado de las vías del tren. Tenía dos tajos en la cabeza, algunos golpes en el pecho y un brazo raspado.Marcos tenía 17 y trabajaba en un lavadero de autos, donde pocas horas después de la muerte de Emilio tuvo que limpiar un coche con sangre. Ocho días más tarde, el 6 de octubre, se desplomó en ese mismo lugar echando espuma por la boca, todavía no se sabe si intoxicado por error o envenado.Policía sospechosa¿Qué hay detrás de estas muertes? Por ahora varios puntos en común: la Policía es sospechosa; la pista del narcotráfico une sus muertes, y los investigadores insinuaron que fueron muertes accidentales, aunque ahora se muestran dudosos.Mientras la Justicia tambalea en la indecisión, en las calles de Chascomús ya se dio el veredicto: se hicieron tres marchas, una de 10.000 personas y las otras de 2.000 cada vez, porque los familiares de los chicos, sus amigos, los curas y maestros de escuela, los comerciantes, todos parecen convencidos de que el poder está encubriendo a los criminales.El éxito de las movilizaciones, en una ciudad de 35.000 habitantes, se debe a que pocos creen en las versiones oficiales. Para el caso de Emilio los investigadores insisten en que lo atropelló el tren y para el de Marcos, aunque no encuentran una explicación cierta, apuestan a que murió por una simple descompensación.Los padres de los dos chicos están convencidos de que fueron asesinados. ¿Por qué? Quien abre una teoría es el padre de Marcos, Carlos Gonzalía. Mi hijo me había dicho que en el lavadero de autos se vendían bolsas de azúcar a mitad de la noche y que muchas personas se acercaban a comprar, contó.Las huellas, el fantasma, el terror al narcotráfico y, finalmente, la hipótesis de que los chicos fueron asesinados por haber visto demasiado. Si se pregunta sobre este punto nadie responde con certeza pero todos sospechan. Uno de los curas de Chascomús, Raúl Kipess, la directora del Instituto Corazón de María, adonde iba Emilio, y hasta algunos investigadores consultados por Clarín, se mostraron seguros de que esa es la línea a investigar.Siguiendo ese camino se tejen las hipótesis de los que siguen el caso fuera de la Policía, sosteniéndose en algunos elementos contundentes como éste: en sus últimas horas de vida, el chico Blanco era buscado por un grupo de hombres.Según pudo saber Clarín, una hora antes de su desaparición otro joven, Diego Blanco, fue secuestrado cerca de su casa y paseado por la ciudad en un auto más de tres horas. Los desconocidos, además de golpearlo, le preguntaron al muchacho si era Blanco, el hijo del policía.El padre de Emilio es sargento de Inteligencia de la Policía de Chascomús y asegura que nunca hizo una investigación que pudiera molestar a alguien. Sin embargo, hay quien asegura que su hijo sí se enteró de algo, ya que un amigo suyo confió a uno de los investigadores que la tarde previa a su muerte estaba muy nervioso.En medio de esta trama todas las miradas apuntan a los sitios donde se supone que se comercializa droga en Chascomús, al menos según los rumores de vecinos.NarcotráficoUno de esos lugares es justamente el lavadero donde murió Marcos Gonzalía. Su dueño, El Rafa Ramos, se queja por las acusaciones y sufre: antes lavaba diez autos por día, ahora uno con suerte.Pero el nombre que más suena es el de un ex comisario general, Hugo Vázquez, que fue director de narcotráfico de la Policía y tiene, aún hoy, poder de mando en la fuerza. Un llamado anónimo que recibió Mónica, la madre de Emilio Blanco, en el que le dijeron que el ex comisario estaba vinculado a las muertes, desató una tormenta en la Policía .En dos meses tres comisarios perdieron su trabajo, y tuvo que intervenir la Secretaría de Seguridad bonaerense. Ahora el caso está a cargo de un grupo especial de investigadores, y el gobernador Eduardo Duhalde recibió a los familiares de las víctimas, prometiéndoles una recompensa para el que ayude a esclarecer el caso Chascomús.La gran pregunta de los hombres enviados para esclarecer el caso es si el pueblo fabricó sus fantasmas o si todas las suposiciones son ciertas. Hasta que no haya respuesta, seguirá dominando el miedo.
    info: http://www.clarin.com/diario/1997/12/27/e-05401d.htm

    Tres semanas después de la muerte de Emilio Blanco, una voz anónima despertó a su madre desde el teléfono.-Por qué no se dejan de dar vueltas y van al grano. En esto están metidos el comisario Vázquez y sus hijos.La voz se apagó pero volvería días después dejando el mismo mensaje: que se investigue al comisario general retirado Hugo Vázquez, ex director de narcotráfico de la Policía Bonaerense y ex jefe de Pedro Klodzcyk, el último y cuestionado jerarca de la Fuerza más cuestionada del país.La aparición de Vázquez en el imaginario popular fue anterior a esa llamada, pero la voz anónima afianzó una hipótesis de la que nadie quiere hablar en voz alta: que un sector de la Policía sea responsable de las muertes.El comisario Vázquez, que no quiso atender a Clarín, vive en el centro de Chascomús en un cómodo chalé. Aunque poco se sabe sobre su real poder económico, ya fue investigado en el caso Cabezas porque es socio de Juan Carlos Salvá -otro policía- en una agencia de investigaciones de Santa Teresita, que estuvo en la mira del juez José Luis Macchi poco después del crimen ocurrido el 25 de enero.Salvá como Vázquez son dos hombres de íntima confianza de Klodzcyk. El ex comisario general, además, parece ser amigo personal del juez de Dolores a cargo de la investigación de las muertes de Chascomús, Héctor Musumano. Según pudo saber Clarín, el policía le prestó su casa de Santa Teresita en varias ocasiones.Esa información circuló rápidamente en Chascomús y provocó la reacción de la familia de las víctimas, que evalúan la posibilidad de recusar al juez. El concejal del Frepaso Petitte Francese fue tajante: Ese juez no nos da ninguna garantía, porque no creo que esté dispuesto a investigar a todos por igual, se quejó.Las sospechas sobre el comisario Vázquez incluyen a dos de su hijos, que trabajan en la Policía. Según reconocieron a Clarín fuentes de la jefatura policial bonaerense, la incidencia de la familia Vázquez sobre la Policía de Chascomús impulsó la separación de dos comisarios de dicha ciudad en las primeras tres semanas siguientes a la muerte del chico Blanco.
    info:http://www.clarin.com/diario/1997/12/27/e-05502d.htm

    A usted qué le parece?, pregunta Mónica, acariciando su embarazo de siete meses y perpleja ante la falta de respuestas. Yo no encuentro una explicación. No lo entiendo, dice buscando en todos los que le hablan un dato que la ayude, una señal de esperanza.De lo único de lo que está segura la mamá de Emilio Blanco es que a su hijo no lo atropelló el tren, como dijo la Policía. Porque él no tenía nada que hacer ahí. Tiene que haber algo muy raro detrás de esto, intuye, insinuando que a su hijo lo mataron.Mónica evita decirlo con todas las letras, pero en su mirada húmeda y directa se esconde la sospecha sobre la Policía. Acaso porque piensa igual que muchos de los vecinos de Chascomús, y carga con el dolor de las víctimas, se convirtió en el emblema de la lucha del pueblo. Ahora, con su esposo y el cura Raúl Kipess, Mónica convoca a los vecinos para participar de las marchas, habla con los políticos, busca testigos y pide socorro: Yo sé que hay mucha gente que debe saber qué pasó. Póngalo en la nota para ver si se animan, dice ella, que espera una beba a la que llamará Milagros.El padre policíaCruzando el living se llega a la habitación de Emilito, su hijo que ya no está, de 16 años, que dormía con sus hermanos Esteban (15) y Alejo (12). La mamá entra y muestra la Virgencita al lado de la cama, las revistas que la abuela le regalaba -era un gran lector y quería ser periodista de diarios-, la luz que Emilio le pidió al padre para poder leer de noche.En esa cama durmió una hora antes de salir de la casa por última vez. Su papá, Elías, lo despidió en la puerta después de hacerle prometer que volvería temprano. La semana anterior había gastado mucha plata, como treinta pesos, así que le di un billete de dos para que compre una ficha para los jueguitos y una coca, cuenta él, con el orgullo de la modestia.En la casa no hay nada que indique que allí vive un policía. Elías cuenta que nunca fue un agente de investigación y que su trabajo en la División Inteligencia era casi administrativo. Pero ahora me estoy moviendo para saber qué pasó, asegura.-¿Tiene alguna hipótesis?-Estamos seguros de que a Emilio no tenían por qué matarlo. Pero también de que no lo atropelló el tren.Elías no lo dice, pero parece herido porque los que impusieron la hipótesis del accidente fueron sus propios compañeros de la Policía. Salvo algunos pocos, que colaboran con la nueva investigación, dispuesta a tomar en cuenta la teoría del asesinato, el resto parece haberle dado la espalda.-¿Usted no pudo haber hecho alguna averiguación que haya molestado?-Juro que no. Ya hice una radiografía de mi carrera y no encontré nada.La muerte se envuelve en sombras. Emilio era un chico inocente, le gustaba leer en su habitación o jugar a la pelota con los amigos, parecía más chico que la edad que tenía. Ni siquiera iba a muchas fiestas, dice la madre.¿Dónde estará la clave? Nadie lo dice, nadie lo sabe. Lo único seguro es que en Chascomús hay demasiadas sombras y dos camas vacías. Sobre el acolchado de Emilio, como un un cuento del horror, descansa la última revista que leyó, con este título: La muerte trágica.
    info: http://www.clarin.com/diario/1997/12/27/e-05501d.htm

    en mi opinion, este caso no fue mas que un crime cometido por la mafia y la policia corructa
    No tenemos forma, por ello vivimos atemorizados. Así, la espada se abate sobre nosotros por segunda vez. Y una máscara es todo lo que vemos ...


  2. #12
    Adolfo
    Guest

    Predeterminado Re: El Angel Negro de Chascomus.

    Hola a todos. Miren hace unos años atras la informacion periodistica no llegaba como ahora. En esa epoca casi no existia internet!!! Los casos que yo recuerdo eran accidentes, gente ahogada o choques. Yo tambien busque alguna noticia, pero no encontre nada. A lo mejor es solo una leyenda mas. Estaria bueno que alguien de Chascomus dejara algun mensaje!!! En cuanto a la iglesia, no es la Capilla de los Negros. Esta iglesia (la de la foto)esta en un cementerio, y no es muy conocida por los turistas.

  3. #13
    Adris
    Guest

    Predeterminado Re: El Angel Negro de Chascomus.

    Soy de Chascomus, realmente no hubo en un mes tantos sucesos de deceso de jovenes, si lo que se antepone de Blanco y Gonsata, una de las historias mas conocidas, es Casa Amarilla del otro lado de la Laguna, donde hoy esta todo remodelado y se llama Alameda, si muchisima gente de aqui, al dar vuelta a la laguna de noche, se escuchaba la voz de un joven y cadenas, es una historia muy conocida Aqui, desde que se remodelo todo, no se escucho nadie haya oido algo. La famosa capilla de los Negros de Chascomus, fueron africanos que llegaron alrededor del siglo 18, quienes llegaron con su religion afrocandombista, su piso es de Tierra, y fuera de sus imagenes, en tantos años, la gente ha ido dejando, virgenes cristianas, rosarios, esun lugar muy especial, pero indudablemente quien tiene percepcion, se siente muy afianzada su antigua Religion hoy mezclada con vs., paso a ser un paseo turistico pero no deja de ser demasiado especial, no olvidar que Chascomus, vivio a pleno epoca de esclavos hay muchas estancias y en la ciudad donde hay manifestaciones diversas.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •