Resultados 1 al 7 de 7
  1. #1
    Senior Member Super Agent Avatar de mojo1975
    Fecha de ingreso
    Jul 2009
    Ubicación
    En el lado oscuro de la luna
    Mensajes
    2,043

    Predeterminado Los Illuminati en Argentina

    “Estos mismos países están ahora en pleno vigor de la juventud y comienzan a ocupar su verdadero puesto en el mundo; los juguetes de la infancia y las pedanterías de la adolescencia han sido ya dejados de lado para siempre, y sus pueblos, una sola raza, aunque separados por fronteras políticas, adquirirán, inevitablemente, conciencia de unidad. La grandeza que les espera está sólo un poco más allá del horizonte, si no se encuentra ya ante nuestra vista”.

    Sir Percy H. Fawcett

    Seguramente no es casual que sea precisamente un buscador de civilizaciones perdidas quien escribió estas palabras que sirven admirablemente a los fines de este artículo, toda vez que cuando las naciones puedan sacudirse el yugo de los Poderes en las Sombras se les revelará su inexorable destino de grandeza.

    Argentina es, en ese sentido, un caso paradigmático, y fue precisamente reflexionando sobre el sino absurdo que parece regir nuestra Historia que comencé a vislumbrar la sospecha creciente de la presencia Illuminati en la “línea de vida” de nuestro país. Evitaré en este trabajo, entonces, caer en los lugares comunes, no por comunes necesariamente erróneos sino para ahorrar a mis pacientes lectores recorrer caminos ya transitados.

    Evitaré, entonces, cansinas introducciones al problema Illuminati. A quien interese, recomiendo la lectura de mi análisis “El Poder Secreto detrás de la Historia”, no sólo publicado en nuestra revista digital sino repetido en numerosos sitios de la Internet. Asimismo, evitaré también entusiasmarme con el costado esotérico mostrado en ocasiones por los gobernantes argentinos, toda vez que ello ya ha sido explicitado en “Esoterismo y poder político en Argentina” disponible en www.alfilodelarealidad.com.ar

    No es redundante, sin embargo, recordar porqué aquí esta necesaria, aparentemente, conexión entre lo “esotérico” y lo “Illuminati”. Supe en alguna ocasión formularlo así: ese Poder en las Sombras no responde a nacionalidades, credos o ideologías. Los une, sin embargo, lazos sanguíneos y alianzas matrimoniales, lo que conforma más que una “oligarquía” una “monarquía” que se transmite por encima de las fronteras a través de los siglos.

    Pero al mismo tiempo, quienes no se encuentren emparentados pertenecen a ese grupo a través de su afiliación a ciertas sociedades secretas, que ya no son las que han trascendido (como “Skull & Bones”) porque, precisamente, son secretas. Y en su seno, se comparten prácticas esotéricas. Una sociedad secreta y esotérica es, por definición, probacionista e iniciática. Y a los amos del mundo se les puede achacar cualquier cosa, menos ser crédulos ingenuos que pierdan sus tiempos, sus recursos y se expongan a tonterías. Por consiguiente, si acuden a prácticas espiritualistas, es porque saben que dan resultado.

    O, para decirlo de otra forma, los Illuminati (es obvio que sigo empleando ese término porque será de común comprensión a qué me refiero, aunque sin duda hace rato que lo han abandonado) se han encaramado y sostenido en el poder con el empleo de todos los recursos de manipulación, coerción, corrupción y negociación lícitos e ilícitos a su alcance, y también gracias a técnicas de tipo espiritualista y esotérico. Ya en otra oportunidad he explicado una de ellas, los llamados “Ciclos de Vida” que les permite aprovechar los mejores momentos vibratorios para realizar sus acciones sobre el entorno.

    Pero en alguna ocasión, también, he señalado la vinculación de los Illuminati a entidades no humanas. Esto me ha quitado alguna seriedad, claro. Existen muchos interesados en el tema Illuminati en el planeta que hacen un gesto de disgusto cuando, en vez de reducir la cuestión a un debate histórico – filosófico – político – socioeconómico, comenzamos a darle matices extraterrestres.

    Y allí aparece David Icke afirmando sin miramientos que los reptilianos están en los más altos puestos de poder, sí, en Inglaterra mismo, bajo la máscara humana de la Reina, el Primer Ministro, o en USA, detrás del rostro texano de los Bush. Pareciendo olvidar que Icke comenzó sugestivamente a proponer esta especie unos años después del estreno televisivo mundial “V, Invasión Extraterrestre”, muchos entusiastas adscriben a esa teoría, sin otro fundamento que las complicadas elucubraciones de su autor. Pero por carácter transitivo, la ridiculización mediática de la tesis de Icke conllevó también que toda posible vinculación no humana de los popes del poder sea visto con igual escarnio. Cuando escribí “¿Hollywood aliado de los Illuminati?”, pensaba en esto.

    Recuerdo la desilusión de un conocido periodista mexicano cuando, entusiasmándose por mis observaciones y acotaciones sobre el accionar Illuminati, me preguntaba porqué tenía que vincularlos con extraterrestres.

    Ver:







    Aclaro, como aclaré en ese entonces, que el hilo de mis reflexiones me ha llevado, inevitable y necesariamente, a vincularlos, no sé si forzosamente con “extraterrestres”, pero cuando menos con “no humanos”. Y la deducción es muy sencilla: probado como está que los Illuminati pertenecen a sociedades esotéricas, toda sociedad esotérica, probacionista e iniciática existe en tanto y en cuanto compartan sus miembros un conocimiento común y arcano, cuyo sustrato es espiritualista.

    Si es espiritualista, exige aceptar y trabajar sobre el aspecto no material, no físico, de la Realidad. Un aspecto donde per se se acepta la presencia de entidades no físicas. Dado que los Illuminati no acuden a esos arcanos con el propósito de un crecimiento personal y desinteresado sino funcional a sus intereses, acudirán por igual a todo recurso que les sea útil a sus fines, como, en este caso, el trabajo con, la relación con, la intercesión de, entidades espirituales que puedan propender a sus fines.

    Pero esas entidades que con tal desapego se subordinan a los intereses egoístas y concentradores de poder de un grupo dado, no serán, por definición, las que podríamos denominar de “mayor nivel evolutivo”. Y, por ende, nada harán a cambio de nada. Ahora bien, ¿qué es lo que los Illuminati, con todo su poder, su dinero, podrán darles que les sea útil?

    Déjenme decirlo así: aquello que alimentaría a tales entidades: dolor, sufrimiento, miedo, angustia. No de sí mismos, obvio. Ni por elecciòn y además, sería una veta exigüa numéricamente. No. Pero allí hay una masa humana que a través de los siglos, habiendo tenido ya en numerosos tramos de su Historia –como éste- recursos, ideas, individuos como para generar felicidad, comodidad, salud, armonía, sólo concentra tales prebendas en unos pocos, reservando para las más dolor, sufrimiento, pobreza, dependencia, angustia….

    Tengo la fuerte sensación que esta humanidad es apacentada y ordeñada periódicamente para algún amo cósmico por unos peones, unos tamberos subordinados que a cambio viven allí, en la pequeña y cálida cabaña con electricidad y TV a la entrada de la estancia donde, claro, las vacas no viven….

    En plan de especular, permítanme señalar un detalle. Siempre me he preguntado qué lleva a algunas personas a acumular más y más poder, más y más riquezas, hasta límites que trascienden las fantasías más despilfarradoras de sus próximas generaciones. Además, yo puedo desear tener poder y dinero sin límites para mí, para mis hijos y hasta para mis nietos, pero convengamos que nadie siente afecto y preocupación por los tataranietos o los choznos.

    Y sin embargo, el accionar de estos grupos trasciende las generaciones, planifican y trabajan duramente en función de los próximos cincuenta, cien, trescientos años. Hoy se cumplen directivas ya pautadas a fines del siglo XIX, por ejemplo. Y si un humano trabaja en función de programáticas que trascienden los siglos, es porque obedece a órdenes que trascienden los siglos, de entidades que trascienden los siglos.

    La otra opción es que exista algún tipo de “enfermedad espiritual” que, como obsesión compulsiva o vicio maníaco, lleve a acumular más y más. Y por qué no, suponer que algunos individuos pueden contraer ese “virus espiritual” por contagio. Sería interesante, alguna vez, redactar un “vademécum” de enfermedades espirituales.

    En todo esto pensaba cuando enfocaba mi atención a la posible presencia Illuminati en tierras argentinas. Una búsqueda que comenzó con un interrogante que expondré a continuación antes de ahondar en nombres y apellidos. Lo que supe preguntarme fue: ¿hay una programática, un “memo” inasible detrás del sino trágico de este país, donde tras situaciones sociales, económicas y políticas casi desastrosas resurgimos con ímpetu para inexorablemente volver a caer en un puñado de años, o es sólo ineptitud?

    Me disculparán si parto de una petición de principios: al poder se encarama uno con una cohorte de defectos: corrupción, traición, oportunismo, demagogia, violencia, y con una cualidad: inteligencia. Pero quedan excluidas dos debilidades: idiotez e ineptitud. Nadie llega al pináculo del poder a fuerza de ser inútil. Sí, de negociar todo en el camino, de “transar”, de comprar y vender.

    De resultas de lo cual, ¿nuestros presidentes son incapaces de sostener en el tiempo los esporádicos progresos y avances por incapaces o, por el contrario, porque desde algún lugar se imparte una indicación expresa que este país, Argentina, no debe levantar demasiado vuelo?

    Por si no se dieron cuenta; en retrospectiva, cada exactamente 6/7 años se produce alguna debacle: Si tomamos, por ejemplo, como punto de partida el desastre financiero y social de 2001, sumando siete tenemos 2008, en que alcanzamos un pico de PBI y exportaciones. Pero al año siguiente, crisis del gobierno con el campo, sequías nunca vistas…..

    Pero vayamos hacia atrás: 1995, la mini-hiperinflación del segundo gobierno menemista. Antes, 1989, hiperinflación de Alfonsín. Más atrás, 1982, guerra de Malvinas. Antes, 1976, dictadura militar. 1969, Cordobazo y crisis sociales. 1963. Golpe de estado, “azules y colorados”. 1955, revolución antiperonista…..

    Esa aproximación cíclica a “ondas” de 6/7 años me hace recordar a los ciclos de casi 4 años para señalar el surgimiento de “amenazas de pandemia”, y que tratara en mi trabajo sobre la Gripe AH1N1 “Mutatis mutandis… o todo lo políticamente incorrecto de comentar” que, sobrentiendo, es también parte de la actividad y cronograma Illuminati.

    Ahora bien, esta ciclicidad es sólo explicable por la ineptitud de nuestros gobernantes? Insisto: nadie llega ahí por estúpido e incapaz. De modo que si la educación se deteriora de generación en generación y nadie hace nada por recuperarla, si la salud, la seguridad pública, la fortaleza de las instituciones democráticas, van por el mismo camino es porque eso es lo que se busca.

    Es inevitable percibir que, si suponemos que ciertas crisis y hecatombes se deban a una confluencia de factores (codicia desmedida interna, intereses expoliativos, externos, etc.) la curva ascendente de una buena administración deba ser sistemáticamente “torpedeada” y más aún con esa periodicidad. Creo, firmemente, que la Argentina, al igual que muchos otros países, quizás que todos los países, tiene un destino de grandeza que debe ser boicoteado y para ello, se acuden a varias tácticas.

    Una interesante de observar históricamente, es el solapado genocidio que en nuestro país se realizó sobre los pueblos originarios. En toda América ha ocurrido hasta cierto punto pero, cuando menos, grupos étnicos numerosos lograron sobrevivir, si bien sometidos y explotados, hasta conjugarse con su sociedad actual.

    Pero en Argentina, y con la excepción de minúsculos grupos perdidos en la cordillera, o los bosques, montes y selvas del norte del país, donde unos pocos wichis, tobas, matacos lograron sobrevivir, en un país de amplias planicies y fértiles llanuras el autóctono fue exterminado tanto él como su cultura.

    A diferencia de otras naciones, en Argentina no se experimenta como convencionalismo social prurito alguno por ser considerado “indio”, simplemente porque los “indios” no existen. La llamada Conquista del Desierto, iniciada con algunas batallas y muchas negociaciones por Rosas en 1845 y finalizada a puro Remington y cañones por el general Julio Argentino Roca en la década de 1870, dio cuenta de ellos. Con la excusa de “extender la civilización y pacificar las pampas”, enormes latifundios pasaron a manos de unos pocos terratenientes y se nos ha contado desde entonces que el Estado argentino llevó progreso, paz y civilización allí donde imperaba la barbarie.

    Claro que, como siempre, se olvidan algunos hechos fundamentales. Más allá del obvio pero nunca bien recordado que todo este continente americano era por definición territorio de esos pueblos hasta la llegada de los conquistadores, ya en 1810 lo que se llamaría con el tiempo República Argentina tenía un límite sur bien definido, una clara línea que desde Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires, trazaba un amplio arco que pasaba por las localidades de Azul, Tandil, 9 de Julio, cruzaba el norte de la provincia de la Pampa, y desde Córdoba se dirigía a la ciudad de Mendoza.

    De allí hacia el sur, no sólo era territorio indígena: era una nación indígena que negociaba hasta entonces en paridad diplomática con las autoridades de Buenos Aires. Ese territorio, conocido con diversos nombres pero fuertemente unificado por el cacique Calfucurá, con su Imperio de Salinas Grandes y su capital en Chiloé resultaba, según las normas políticas de la época, un país sin ingerencia porteña en él. De modo que, en puridad, la Conquista del Desierto no fue una avanzada de “pacificación” y civilización: fue la invasión de un país limítrofe, violando expresos tratados bilaterales de amistad, cooperación y entendimiento que se habían firmado durante la primera mitad del siglo XIX.

    Y esos pueblos no fueron sometidos al vasallaje, a la esclavitud, a la aculturalización como ha ocurrido en otras naciones latinoamericanas. No. Fueron sistemáticamente exterminados, y de ese genocidio (eran públicos los avisos en las poblaciones prometiendo “diez patacones” –moneda de la época- por cada “par de orejas de indio” que se presentare a las autoridades) aún restan encontrar grandes fosas comunes perdidas en el desierto patagónico y pampeano.

    ¿Y qué relación tiene esto con los Illuminati? Recuerden una observación que hice párrafos atrás: la agenda Illuminati se pone en evidencia en programáticas arrastradas a través de los siglos, cuando desde una época se hacen simbólicas y claras señales a generaciones venideras que, por compartir por ejemplo aquellas sociedades esotéricas de las que escribí, entenderán el mensaje.

    Y Roca, su papel en nuestra historia, es una señal. No sólo por haber llegado a Presidente de la República. Sino por signos y símbolos ocultos en el metalenguaje de las sociedades. Roca es el único personaje –me resisto a llamarlo “prócer”- cuya estatua, en la ciudad de Buenos Aires, mira hacia la Casa Rosada, asiento del gobierno nacional.

    En un mapa de catastro con las cotas de altura de la ciudad, se observa que su estatua está en el punto más alto de la urbe. Y su rostro ilustra el reverso del billete de cien pesos, el billete de papel moneda de más alta denominación en circulación. No San Martín (hablando de próceres en serio), Belgrano o siquiera Sarmiento, no. Roca, asesino de decenas de miles de indígenas, comparte esa peculiaridad en su bronce y en el papel moneda. Y no acepto que todo esto sea una “casualidad”.

    Sin duda, el lector podrá preguntar cuál es a mi parecer la relación “illuminati” que existe entre indígenas y nuestra historia. Soy un convencido, por estudios que he reseñado en otras partes, que la raíz del conocimiento ancestral indigenista –y ni hablar de su presencia física- será determinante en años muy cercanos para motorizar cambios políticos y sociales contundentes en toda América.

    Miren a Bolivia, por ejemplo. Y esa concepción social y política, fuertemente ecológica, territorial, indigenista, ancestral, no es cara a los intereses de Estados Unidos, Inglaterra, toda Europa. Y no es para menos. Cuando escucho a algunos voceros del colonialismo comentar que existe un “sincero arrepentimiento” por los “errores” cometidos en el pasado, se me ocurre con una semi sonrisa que una buena manera de demostrar ese arrepentimiento estaría en que reintegraran, a una tasa sumamente baja, digamos, un 5 % anual, la totalidad del oro y plata que se llevaron hace cinco siglos…. Supongo que tienen las cifras: 180.000 kg de oro y cien toneladas de plata.

    Apunten un 5 % anual cumulativo durante 500 años y pásenme las cifras…. Actualmente estoy profundizando el análisis –y puesta en práctica- de los sistemas de organización cooperativistas de “ayllus” y “kalpullis”, y por cierto surge su enorme apego a la justicia y equilibrio en oposición al liberalismo de mercado o los sistemas autoritarias de corte comunista. Pero claro, si resurge el indigenismo más que como un “folklore”, y se reeditan sus estrategias, las multinacionales, las corporaciones, mascaradas de los Illuminati, verán seriamente afectados sus intereses.

    Así que no sólo hay que ridiculizar al conocimiento ancestral indígena, condicionando a las generaciones a verlo como “primitivo”, “supersticioso”, sino, si es posible, exterminarlo. Y en este proceso, aliada a los Illuminati estuvo ella, la Iglesia Católica. En este caso particular, ¡qué mejor escarnio que convertir primero y elevar a los altares después a Ceferino Namuncurá, nieto del bravo e indomable Calfucurá!

    http://www.bolinfodecarlos.com.ar/100110_illuminati.htm


    Hombre nuevo - Tú que pasas - no me llames - No me llames hasta el designio¡ Llueve - llueve! Deposito mis crispadas manos en las divinas de Señor. . . Y camino Llueve ... llueve ... llueve ... Señor, Señor - Quisiera, jugar con el limo - y soñar con la vida. Quisiera Señor - acostarme junto a las flores sin polen, y cantar dormida! Deja que me guarde en mi rincón de sombras. Deja que abrace a las hojas - que acaricie a los frutos - que bese a las ramas y me arrope con ellas - Tú que llegas hombre nuevo -contémplame. ¡Soy la muerte!. . mas prosigue tu camino hombre fuerte - Es ya el final del instante. ¡Voy a dormir!

  2. #2
    Senior Member Super Agent Avatar de mojo1975
    Fecha de ingreso
    Jul 2009
    Ubicación
    En el lado oscuro de la luna
    Mensajes
    2,043

    Predeterminado Re: Los Illuminati en Argentina

    Los Illuminati en la Argentina (2ª parte).

    Se hace difícil dar nombres y apellidos de Illuminati, operantes en Argentina o no. Pero no es tan difícil hacerlo con los de sus CEO (Chief Executive Officers, simples Gerentes operativos). Uno, Munzer Al Kassar. Su accionar en Argentina es más que conocido, y fue brazo operativo de una estrategia Illuminati que consiste en forzar a la gente a gritar “¡al ladrón!” mientras persiguen a un caco menor, a la vez que de guante blanco se viola una bóveda.

    En los últimos años, los Illuminati operan también tras la cobertura del fundamentalismo islámico, para generar el clima tanto material como espiritual propenso a sus actividades. Que de esto ya hemos hablado en otros artículos. El beneficio material es el dinero y el poder geopolítico. El espiritual, el miedo, la angustia, la desesperación de millones, alimento de las verdaderas Fuerzas en las Sombras. Munzer al Kassar, desde Argentina, gestionaba la compra de armas brasileras y su reventa a Irán, mientras su hermano Gazzan, con aceitadísimas relaciones con Saddam Hussein, hacía lo propio con Irak.

    Los negocios e intercesiones de Al Kassar continuaron en alza. Sus intentos en tierras argentinas no decayeron. Cuando en 1987 la investigación de la revista española “Tiempo” y las denuncias del ex legislador comunista Ramón Tamanes obligaron al gobierno español a expulsarlo sólo por tres años, Al Kassar disponía de un pasaporte argentino y dos lujosos departamentos en los barrios porteños de Belgrano y Palermo.

    Algunos años antes, en plena Guerra de Malvinas, la CIA detectó y desactivó media docena de operaciones negras de compra y venta de armas que tenían como destino final Argentina. La Armada clamaba por conseguir misiles Exocet pero las presiones de Estados Unidos fueron tan furibundas que el mismo Muammar Kadaffi debió negarse a proveerlos.

    Al Kassar se movió en Francia con sigilo y hasta existen informes sobre el contacto que un emisario suyo trabó con un marino argentino en París, pero el tiempo jugó en su contra y la guerra terminó antes que pudiera concretarse la operación.

    En Argentina, supo ser operadora de Al Kassar Amira Yoma, vinculada familiarmente al por dos veces ex presidente Carlos Saúl Menem. La presencia de Al Kassar en Buenos Aires a mediados de marzo de 1992 aventó la sospecha que podría tener alguna vinculación con el atentado a la Embajada de Israel.

    Y Amira estaba fuertemente vinculada al Centro Islámico de Buenos Aires, cuyo presidente Mohammed Massud, estaba vinculado comercialmente con el empresario Jorge Antonio. Antonio, precisamente, cuyo hermano, Rubén, asesinara en 1989 a Ángel Cristo Acoglanis, osteópata griego y supuesto amigo personal, se dice, por haber revelado los “secretos de la ciudad intraterrena de Erks”. El caso lo cuenta el ex comisario y escritor de temas policiales Jorge Bonvaiser en "Minuto Uno"

    Ángel Cristo Acoglanis tenía montado su consultorio de Buenos Aires, en la calle Callao 1541, pleno barrio de la Recoleta. Había cumplido 63 años cuando Rubén Antonio -cuatro años menor- se presentó el 19 de abril de 1986 a las 10.30 de la mañana. La secretaria del galeno, de nombre Tina, declararía en la Justicia que dejó pasar al hermano de Jorge Antonio a sabiendas del vínculo personal que mantenía con Acoglanis.

    Repentinamente alcanzó a escuchar los gritos de súplica del médico: “No lo hagas, negro, no lo hagas”. Tina pudo ver como el socio de Acoglanis esgrimía un pistolón en sus manos, y tembloroso disparaba repetidamente contra el médico hasta darle muerte, en medio de un impresionante charco de sangre.

    Casi de inmediato y con el rostro fuera de sí -eso dijo Tina-, Rubén Antonio se trasladó a la comisaría 17ª. Allí entregó el arma homicida y dijo ante el oficial de guardia… “acabo de matar a un brujo y me siento muy aliviado”. La causa por el homicidio se sustanció en el juzgado penal de la doctora María Servini de Cubría.

    Con una increíble celeridad que despertó sospechas por doquier, el juzgado interviniente reunió una junta psiquiátrica que dictaminó un estado de insanía en Rubén Antonio. En lugar de ir a la cárcel, el asesino de Acoglanis fue internado en un instituto psiquiátrico y puesto bajo tratamiento por especialistas. Pocos años después, el juzgado consideró que Rubén Antonio había recuperado sus facultades mentales y le concedió una especie de libertad ambulatoria.

    El hijo de Acoglanis era un periodista rosarino que intrigado por el enigmático asesinato de su padre, pidió a algunos colegas porteños que trataran de averiguar los motivos del desdichado desenlace de su amistad con Rubén Antonio. Una tarde, los hermanos Antonio se reunieron en un edificio del barrio de Belgrano. Nada se sabe sobre los pormenores de aquel encuentro, pero Jorge Antonio le dijo posteriormente a sus familiares que había quedado impresionado -y angustiado- por los dichos de su hermano.

    Instantes después de la reunión, Rubén Antonio se suicidó arrojándose desde la terraza del edificio. El periodista que se encontró varias veces con Jorge Antonio para tratar de concluir los motivos del enigmático asesinato, halló siempre la cerrada negativa del empresario para referirse a dicho asunto. Siempre con amabilidad respondía: “Por favor, no me haga hablar de eso…”. Y este “suicidio” ocurre durante la estancia de Al Kassar en Argentina.

    Hace meses, el mismo periodista vio a Jorge Antonio caminando del brazo de su mujer a la salida del complejo Village Recoleta. El deterioro físico era evidente en el caminar pausado y sereno del anciano empresario. Cuando quiso hablarle aunque fuera unas palabras, Jorge Antonio lo apartó con un gesto de disgusto. No habló, su expresión en la cara lo dijo todo.

    Mientras tanto, en las calles de Capilla del Monte corre otra versión: que Jorge Antonio era el encargado de cobrar “protección” a los nazis refugiados en Argentina, que Acoglanis lo habría descubierto –en razón de su amistad personal con Rubén- y que su asesinato fue encargado por Jorge, “manipulando” a su hermano para inducirlo a ello.

    Asimismo, debemos estar atentos a una nueva estrategia Illuminati. Así como inficionaron partidos políticos, gobiernos o empresas multinacionales, tienen hoy a su disposición un arma interesante: las religiones. Debemos prestar atención no sólo al crecimiento cuantitativo, sino también a la inserción en el poder político y el crecimiento económico de grupos como los pentecostales en general y, en particular, la impulsiva Iglesia Universal del Reino de Dios, de origen brasilero y omnipresente en toda Latinoamérica.

    Pero algunos brazos son no sólo católicos, sino fuertemente reaccionarios y ultramontanos. Llegados al país inmediatamente antes de la reelección de Carlos Menem, los “Legionarios de Cristo” (surgidos en México en 1941) cuentan entre sus filas a la ex mujer de Carlos Reutemann (“Mimicha”), el banquero Manuel Sacerdote, la familia Roemmers (dueña de los supermercados “Disco”) y los terratenientes Guerrero.

    Carlos Menem tuvo un extraño acercamiento absoluto al ultracatolicismo. La periodista Olga Wornat relata que los cardenales Calabresi y Quarracino tenían enorme ascendente sobre él, y quienes habrían introducido al círculo inmediato de Menem a Mario Rotundo, por recomendación del “capo” Licio Gelli, siendo todos miembros de la logia masónica Propaganda Due.

    El ex secretario personal de Menem, Miguel Ángel Vicco, asistió incluso a varias reuniones secretas en un piso de la calle Gelly y Obes, donde unos curas, Rotundo y Menem realizaban prácticas de meditación y programación mental. Rotundo fue luego vocero de Zulema Yoma, ex esposa de Menem y hermana de Amira, y quien gestionó la “protecciòn” familiar de ésta cuando se supo de su escandalete con Al Kassar.

    Y gracias a Rotundo, al Kassar conoció a Leonardo Sandri, sustituto en la Secretaría de Estado del Vaticano, es decir, el número tres en la jerarquía detrás del Papa. Nombrado arzobispo en 1997, Sandri es considerado como miembro del club masónico vaticano liderado desde siempre por el arzobispo Marcinkus, el de la quiebra del Ambrosiano (casualmente, fue en una casa, propiedad de Sandri, en la localidad balnearia de Miramar, donde la policía encontró en 2001 a Francisco Trusso, director para la región del Ambrosiano y único que purgó unos años de cárcel).

    Fue amigo del ex nuncio para Argentina, Pío Laghi y de monseñor Giovanni Batista Ré. Cuando se produjo en el Vaticano el triple asesinato (el jefe de la Guardia Suiza y su esposa venezolana, supuestamente a manos de un suboficial de la misma que después se suicidó), Sandri actuaba como nuncio apostólico en Venezuela y justamente hacia allí voló, en un ataúd sellado, el cadáver de Gladys Romero de Eastermann, que no fue enterrada junto a su marido Alois, que fue enviado por orden del Vaticano a un pueblo en Suiza, de donde era originario. Y en Venezuela el cadáver de la mujer fue recibido por el cardenal Rosalío Castillo Lara y monseñor Gianni Danti, activos participantes de la Masonería. Todos miembros de la P2.

    Recordemos que la P2 se llama así para distinguirla de la P1, creada en Turtín en 1975, y de carácter público. Justamente, la P2 era secreta, creada por el gran maestre Mazzoni para insertar a sus miembros en puntos álgidos de poder y riqueza. La P2 es el ejemplo más acabado de infiltración de los Illuminati en la Masonería, porque va de suyo que la Masonería no es la orden Illuminati sino, como gobiernos, religiones y empresas, algunos grupos son “usados” por los mismos.

    http://www.bolinfodecarlos.com.ar/060310_illuminati.htm


    Hombre nuevo - Tú que pasas - no me llames - No me llames hasta el designio¡ Llueve - llueve! Deposito mis crispadas manos en las divinas de Señor. . . Y camino Llueve ... llueve ... llueve ... Señor, Señor - Quisiera, jugar con el limo - y soñar con la vida. Quisiera Señor - acostarme junto a las flores sin polen, y cantar dormida! Deja que me guarde en mi rincón de sombras. Deja que abrace a las hojas - que acaricie a los frutos - que bese a las ramas y me arrope con ellas - Tú que llegas hombre nuevo -contémplame. ¡Soy la muerte!. . mas prosigue tu camino hombre fuerte - Es ya el final del instante. ¡Voy a dormir!

  3. #3
    Senior Member Super Agent Avatar de mojo1975
    Fecha de ingreso
    Jul 2009
    Ubicación
    En el lado oscuro de la luna
    Mensajes
    2,043

    Predeterminado Re: Los Illuminati en Argentina

    Los Illuminati en la Argentina (3ª Parte).
    Por Gustavo Fernández.

    El golpista Juan Carlos Onganía, quien derrocara en 1966 al presidente legítimo Humberto Illia, consideraba fundamental que todos los hombres de su gabinete se vincularan al Opus Dei y los Cursillos de Cristiandad. La intercesión del conocido y nefasto José Alfredo Martínez de Hoz fue fundamental tanto en ese sentido como la designación de Néstor José Salimei como Ministro de Economía en ese período que se caracterizó, entre otros detalles sugestivos, en la necesaria pertenencia a grupos fundamentalistas católicos como requisito indispensable para acceder a los grupos de poder.
    En este sentido, vengo a señalar aquí la inextricable relación entre militancia en particulares grupos “religiosos”, de tinte secretista, probacionista, y la detentación del poder, un rasgo que caracteriza a los Illuminati en todo el mundo.

    Fue precisamente Salimei, el Opus Dei y el gobierno militar de turno quienes impulsaron a la firma cerealera Sasetru hasta ubicarla en el rol de un verdadero oligopolio, que por sí sola concentraba el 15 % de las exportaciones del país y el 23 % de la producción de cereales en todo el territorio nacional.

    Es seguida de cerca –con crecimiento sostenido durante el mandato del siguiente ministro de Economía, Adalbert Krieguer Vasena, por Bunge & Born. Y aquí ocurre uno de los indicios más evidentes de la operatoria de los grupos subordinados a las estrategias Illuminati: a principios de los 70 Jorge Born es secuestrado por el grupo ERP * (Ejército Revolucionario del Pueblo). Pagan sesenta millones de dólares por su liberación.

    Menos de una década más tarde, Jorge Born se asocia comercialmente con Ricardo Guglielminetti **…. Comandante operativo del grupo subversivo que tuvo a cargo su secuestro. Después de todo, esto no resulta tan extraño si recordamos que muchos jefes de Montoneros y del ERP, como Firmenich, provenían a su vez de la militancia de grupos ultracatólicos, como “Tacuara”. Este mimetismo camaleónico en lo ideológico es uno de los emergentes que, nuevamente comparándolo con ejemplos de orden global (como la relación comercial entre los Bin Laden y los Bush, por ejemplo) pone de manifiesto la “pista Illuminati”.

    El 11 de mayo de 1974, a las nueve y cuarto de la noche, una ráfaga de ametralladora pone fin a la vida del padre Carlos Mujica, el más preclaro ideólogo de la Teología de la Liberación en Argentina, sacerdote católico afín a los Montoneros. El asesinato es consumado (se sabe, pero nunca tuvo consecuencias) por Rodolfo Eduardo Almirón, jefe de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), luego jefe de custodia, en España, de Manuel Fraga Iribarne, y miembro del Opus Dei.

    La presidencia de María Estela Martínez de Perón, tercera esposa del general Juan Perón y sucesora de éste en la presidencia al fallecer el mismo, tiene un personaje distintivo: José López Rega, “el brujo”, por su afición a la astrología, el umbandismo y el esoterismo en general.
    Lo que pocos comentan es que esa afición no era el pasatiempo exótico de un delirante, sino la actividad cotidiana de alguien que se valía del mismo para sus fines: es un secreto a voces que obligaba a “Isabelita” (seudónimo de la presidente) a rituales cotidianos, que según se cuenta trató de “resucitar” a Perón inmediatamente después de su óbito y un largo etcétera.

    También, que fueron sus vínculos con sociedades secretas las que permitieron que por casi quince años pudiera moverse libremente por el mundo, tras la caída de ese gobierno, sin ser apresado ni por la justicia argentina ni por Interpol. Lo que no es tan sabido es que López Rega no era un pobre delirante; era alguien temido y respetado hasta en los círculos más altos.

    Recordemos que el mismo fue recibido en Roma por Giancarlo Vallori, camarlengo del Papa quien, a su vez, le presentó a Licio Gelli, y que López Rega fue “compañero” de logia del almirante Emilio Massera, Suárez Mason y otras personalidades influyentes de esos años oscuros. López Rega, por lo pronto, disparó al Ministerio de Economía al ingeniero Celestino Rodrigo, con quien compartía sus prácticas astrológicas y mágicas, integrando ambos la logia ANAEL.

    Digresión necesaria.

    Permítaseme aquí hacer una digresión. En un principio, identificar el accionar Illuminati era tarea sencilla: eran aparentemente pocos –cuando menos, sus CEO, como ya he escrito- y sus operaciones, esporádicas, aisladazas. Pero al paso de los años han inficionado tanto la sociedad mundial, global, que tendemos a ver otros causales de nuestros problemas, más inmediatos, más “posibles”, menos abracadabrantes.

    Mi amigo y webmaster de AFR, Alberto “Quique” Marzo escribió en otro contexto unas reflexiones que quiero reproducir (haciéndolo no responsable de ubicarlas en el contexto de este trabajo) porque inducen a percatarse cómo se nos está escapando la sutileza y omnipresencia del accionar Illuminati.

    1) Lo que sucede es que los Illuminati (o como queramos denominar a quienes en verdad dirigen el mundo sin que casi nos demos cuenta, y ni siquiera lo sabe la mayoría de la gente) tienen un plan, y lo van logrando de a poco. Un paso hoy, otro paso mañana. Sin prisa pero sin pausa. Y no nos quepan dudas de que ponen sus huevos en varias canastas. Es decir, apoyan a demócratas tanto como a republicanos, a religiosos tanto como a infieles, financian a ambos bandos para revolver el río y quedarse con toda la pesca, ¿se entiende? Son malos, no estúpidos.

    2) Otro tema que planteo como posibilidad, no estoy afirmando ni negando nada: Si tuviesen la intención de reducir la población mundial, lo podrían lograr de diversas maneras, incluso sin recurrir a las armas nucleares (envenenamiento de la tierra, del agua, del agua potable, del aire, fumigaciones con chemtrails, vacunas, armas químicas y biológicas, guerras convencionales… ¿les suena extraño? y seguro que hay otras). Pero supongamos por un momento que quisieran hacerlo, la pregunta sería por qué, y por qué hacerlo en forma indiscriminada (a menos que fuera a través de un agente biológico esparcido con fumigaciones, con vacunas o con el agua potable, que afectara sólo a quienes comparten determinados genes, porque de lo contrario, no hay forma de saber quién morirá y quién no… a menos, claro, que eso no les importe).

    3) Que esta pandemia de gripe A H1N1 no les haya resultado, no significa que no lo sigan intentando. Mientras tanto tienen atemorizada a la población, pidiendo por favor que los vacunen y a los gobiernos que ya compraron las vacunas (como en Argentina) ahora comienzan a vacunar. Van preparando las legislaciones para hacer obligatoria la vacunación. Tienen a la OMS controlada y a los médicos bien calladitos la boca. Son ejercicios. Y siguen aprendiendo cómo hacer las cosas. Y la siguiente vez lo hacen mejor. Ya saben cómo hacerlo. Ya saben a quién apretar. No son las farmacéuticas. Hay muchos cómplices, empezando por los médicos y pasando por los periodistas. Pero tratemos de ver a los titiriteros, a los que escriben el libreto, no sólo a quienes representan la obra.

    4) Prueba del control que ejercen ellos –quienes quiera que sean– es que ante las amenazas sanitarias los médicos no digan nada. Que ante las amenazas a la libertad, los abogados y jueces no digan nada. Que ante las amenazas a la libre expresión, los periodistas no digan nada ¿Nadie ve una conspiración aquí, o una serie de conspiraciones? Y la gente, la gran mayoría, sigue dormida, sin reaccionar a nada. Estamos como la rana en el agua tibia, cocinándonos lentamente. Y los que se supone que están informados, que están en la vanguardia, que son líderes en sus campos o grupos, etc., temerosos… Temerosos del ridículo o del castigo. O tan distraídos como el resto.

    Hay algunos médicos, algunos abogados y algunos periodistas que dan la voz de alerta, pero son voces aisladas. Y además, lo más preocupante creo yo, es que sólo ven hechos aislados. No ven el cuadro completo (no digo que yo lo vea, sino que tienen visiones muy parcializadas), y aún estando bien informados de lo que pasa en su campo, por decir, la medicina, no lo relacionan con lo que pasa en el campo político, o legislativo, o periodístico.

    Ni qué hablar de los científicos, que sólo se preocupan, con suerte, de lo que pasa en su propia especialidad, y del resto, nada. Algunos no tienen tiempo para estar al día, pero otros están encasillados mentalmente, archiespecializados. Son “celulólogos”, si se me permite. Ven su propio microscopio: y ven sólo células. Si son de rata, de humano o de extraterrestre, no saben, y peor aún, ¡no quieren saber!

    Nadie ve que los dueños de los alimentos son los mismos dueños de las farmacéuticas, los mismos dueños de las noticias, son los mismos… Las federaciones profesionales no hablan. La información sólo corre por Internet, y ya hay también intentos de censura en este medio.¿Alguien puede confiar hoy en la OMS, cuando fabricó una pandemia, cuando modificó la definición de pandemia, cuando la declaró de grado 6, cuando atemorizó a todos diciendo que iban a morir cientos de millones? Si esto no es una conspiración, ¿a qué le llaman entonces conspiración?

    Imaginen que son los directores de cámara en un set de televisión. Tienen delante una pared con 10 monitores. ¿Qué es lo que está pasando? ¿Lo que sucede en un solo monitor? ¿Lo que está saliendo al aire? ¡No! Todo está sucediendo, simultáneamente. Hay que ver todos los monitores para comprender en verdad lo que está pasando. Salgamos del encasillamiento. No puede ser que los médicos no lean de política. Los políticos no saben sobre OVNIs. A los ovnílogos no les importan las pirámides. A los arqueólogos no les interesan las pandemias. En fin, cada uno en lo suyo, viendo en una dirección distinta. Microclimas.

    A los argentinos les pongo un ejemplo de nuestros días: si la carne aumenta, la culpa es de los ganaderos, de la oligarquía vacuna. Si aumenta la lechuga, la culpa es del hortelano. Si aumenta la nafta, la culpa es de las petroleras. Ahora yo les pregunto, si lo que aumenta es TODO: los alimentos, los juguetes, los remedios, los tornillos, la ropa, el cine, la luz y los impuestos… ¿Cómo se llama? Se llama inflación, aunque el ministro diga “reacomodamiento de precios” o “tensión de precios”, y la culpa es de uno solo: el gobierno.

    Pero nos comemos las mentiras de que es un sector o es el otro, de que fue el gobierno anterior o que es la crisis internacional. Los que no opinan igual son desestabilizadores, antipatria, destituyentes, el enemigo… Nos creemos las mentiras del gobierno aunque sabemos que han manipulado las cifras del INDEC. Los Kirchner son una asociación ilícita, una banda de ladrones. Unos ineptos, ladrones y mentirosos que hace 7 años nos vienen desgobernando, enfrentando, engañando, robando, manejando la Justicia, el Congreso, los medios de comunicación y la caja (el presupuesto nacional), y aún así, todavía, hay un 20-25% de la gente que les cree. ¿Qué tiene esa gente en la cabeza que no razona, o no ve lo que sucede? ¿Vive en una burbuja?

    Pues no son los únicos. Volviendo a las otras conspiraciones, cuando alguien tiene la osadía de relacionar hechos que pertenecen –antojadizamente– a dos o más campos de la ciencia o actividades diversas, entonces se lo llama conspiranoico. Hasta socarronamente, porque no se adjuntan pruebas ni se aportan indicios, ni se contraargumenta. El objetivo es ridiculizar y que se acepte el discurso oficial, la explicación académica, la tradicional, la doctrina de siempre. Amén.

    5) Una cosa que he notado es que los médicos hablan –seguramente con buena fe, pero desinformados– y al menos en Argentina no tienen estadísticas. No saben cuántos enfermos hubo, cuántos muertos, y cuántos murieron por la gripe A H1N1 y no por otras causas. Guarda, que no sería extraño que le achaquen a la gripe A H1N1 otras muertes vinculadas a la gripe estacional o al dengue o a la desnutrición… Repito: pregunten a los médicos por las cifras, y que les den las fuentes. No las tienen. Dudan, dan vueltas, no contestan. No saben. O hacen referencia a datos de la OMS, que vienen de las farmacéuticas. Ahora empiezan los fríos en el sur, y aparecen las campañas de vacunación, salen entrevistas a los médicos en TV. Pongan atención.

    6) Yo creo que esto no se hace por dinero. O mejor dicho, no se hace solamente por dinero. El objetivo de mínima es ganar dinero, pero ¿cuál es el objetivo de máxima? ¿No pueden ganar dinero de otra forma, sin armar tanto lío? No. Necesitan experimentar sus vacunas para algo. Y hoy lo hacen en España, mañana en África y pasado en la Argentina. En algún lugar la gente no se da cuenta y el objetivo de probar la vacuna se cumple.

    7) También se prueba la cadena de mando. Qué países, qué gobernantes y qué médicos aceptan sin cuestionar nada y quiénes son los que piensan, los que cuestionan, los que verifican, los que son independientes. ¿Qué pasa con esos políticos? ¿Vieron alguno que hable contra la vacuna, o que al menos haya mencionado las irregularidades que ha tenido todo este proceso de la pandemia? Ninguno quiere arriesgarse, si es que se han enterado.

    8) También ocurre que los medios masivos de comunicación (diarios, TV, radios) no están contando todo lo que pasa. Y si se suprimen algunos hechos, se está redireccionando la opinión de todos hacia conclusiones fraudulentas. No importa que todos piensen bien, con lógica, razonando, porque los datos que te dejan ver te llevan a las mismas conclusiones que ellos quieren. No importa que vos vayas contrastando las fuentes… porque todas las fuentes son controladas por ellos. Todos los medios toman las noticias desde las mismas agencias de noticias. Ellos controlan las agencias de noticias y te dan las noticias que ellos quieren.

    9) Sé que estoy haciendo el papel de conspiranoico, pero no me importa. Las conspiraciones existen. En plural. Por supuesto que hay loquitos por todas partes, con mil historias fantásticas. Pero no caigamos por eso en el error de juzgar apresuradamente. Investiguemos un poco y tengamos en cuenta que los que dirigen el mundo son como los magos, que te hacen mirar la mano derecha cuando te hacen la trampa con la mano izquierda.

    Siempre te hacen mirar en otra dirección. Intoxican. Venden pescado podrido. No sólo hay conspiraciones periodísticas, políticas y científicas, sino también religiosas. Te hacen mirar el cristo en la cruz, allá arriba y a lo lejos, al frente del templo. Mientras tanto, no te dejan ver a Dios en tu interior. “El cielo y el infierno están en tí”, dijo el poeta libanés. Y en el frontispicio del templo de Apolo en Delfos, se leía: “Conócete a ti mismo”, y al entrar, continuaba: “y conocerás a Dios”.

    Pero los poderes eclesiásticos nos hacen buscar a Dios allá lejos en el cielo, desviándonos la atención. Cuando a Dios lo tenemos cada uno dentro y en nuestro prójimo. No está sólo en el templo, sino en todas partes. Pero nos hacen ir al templo a recibir el mensaje y a dejar las monedas. Para tenernos controlados. A que nos lean los mismos pasajes bíblicos año tras año. A que nos den consuelo y a que nos infundan temor de ir al infierno, ambas cosas a la vez.

    A que nos den seguridad psicológica que no somos capaces de conseguir nosotros mismos, por nuestro propio desarrollo espiritual. Ellos son los intermediarios. Los secretarios de Dios. Y su embajada: el Vaticano. ¿Y dónde quedó lo de la humildad, lo de no mentirás, no robarás, no matarás? Obvio que hay gente que obra de buena fe, pero el sistema sigue funcionando. No sigo pero ya captaron la idea: sí que hay conspiraciones dentro de las religiones. Pero son tan poderosas y tan antiguas que nos hemos acostumbrado. Somos tan fanáticos o nos han lavado tanto la cabeza, estamos tan cómodos con las mentiras que nos han contado por siglos que ya no queremos salir de la cárcel mental que nos han construido.

    10) Los que han investigado el tema OVNI saben que las conspiraciones existen. Los que están ligados al mundo de la medicina (lo de la gripe A H1N1 es sólo un caso) saben que las conspiraciones existen. Los que se han sumergido en el tema del climagate (donde no se niega el calentamiento global, sino que esté causado por el hombre, y sobre todo, se cuestionan las cifras) saben que las conspiraciones existen. Los que han investigado temas científicos (arqueología, antropología…) saben muy bien que las conspiraciones existen. Los que son aficionados a la Historia, saben perfectamente que las conspiraciones existen. Así que no voy a aceptar que se diga lo contrario, ni que se me trate de conspiranoico (no a secas). No hace falta inventar más conspiraciones porque como han visto, ya tenemos suficientes.

    11) Por supuesto que hay locos –pero que los locos hablen de ETs que nos quieren exterminar no significa que los ETs no existan, ni tampoco que no nos quieran exterminar– y hay información falsa, de la que producen los tontos y locos y también de la que se distribuye a propósito, para imposibilitar el pensamiento y una acción coordinada. Así la resistencia estará desorganizada, inmovilizada. Como vacas al matadero, sin chistar. No estoy diciendo que nos vienen a comer los marcianos. Digo que el razonamiento de que “no hay ETs, por lo tanto sos un loco”, o “no nos vienen a comer, por lo tanto estás loco” están equivocados. Hay locos, pero hay otros cuerdos que juzgan sin saber, sin haber investigado concienzudamente…

    12) Puedo aceptar que me traten de loco (cosa que tendrán todavía que probar, y aún así, no significa que todo lo anterior sea falso) pero ya no puedo aceptar que me digan que las conspiraciones no existen, o me desprecien tildándome de “conspiranoico” porque sé muy bien que hay cosas que están pasando que no salen en los diarios. Todos aquí sabemos cosas que no han salido en los diarios, ni en la TV, y nos verían como bichos raros si lo dijésemos en el trabajo o en la calle. Así que tendríamos que empezar por no ser tan falsos y apoyar las ideas que sostenemos y a la gente que las trae a debate. Tener una actitud verdaderamente científica, que pasa primero por investigar y luego por concluir.

    13) Y todas esas conspiraciones, creo yo, obedecen a un mismo plan, a una misma Gran Conspiración. ¿O creen ustedes que son fruto de la casualidad? ¿Son de ahora, en pugna por los billetes verdes, o vienen de milenios, luchando por el poder? Yo creo que las viejas conspiraciones se suman a las nuevas. Que las mentiras no son de ahora. Que no son por dinero). El dinero es sólo un instrumento que permite manipular otros bienes… y voluntades.

    14) Todo esto no quiere decir que aceptemos a pies juntillas cualquier desvarío. Pero apliquemos con cuidado el término conspiranoico. No le hagamos el caldo gordo a los detractores y negadores profesionales. No tengamos miedo de hablar de conspiraciones, sobre todo cuando las tenemos frente a nuestras narices. Sé que es difícil, porque estamos en el peor de los lugares: en el medio del fuego cruzado, entre quienes niegan todo y nos tratan de locos, y aquellos que se creen cualquier cosa y también nos ven como locos… sin mencionar al verdadero enemigo, que se nos debe estar cagando de risa. Así que hagámonos un favor y no nos tratemos de locos nosotros mismos…

    15) No sé cuál sea el fin último de esto que he llamado la Gran Conspiración (aunque tengo algunas sospechas), pero tengo la sensación –si se me permite la herejía– de que en poco tiempo lo sabremos. No sé si a fines de 2012, pero me parece que no falta mucho.

    No hay mucho más que agregar. Cuidado; dije “no mucho más”, pero todavía queda algo. Si nos reenfocamos desde la óptica que propone mi amigo, daremos el último paso en dirección a comprender cómo articula la presencia de los Illuminati no sólo en la Historia del planeta, sino en la de la propia Argentina. Porque aún falta un dato.

    He escrito hasta el hartazgo que cualesquiera sean las aproximaciones que hagamos sobre el problema Illuminati, su naturaleza espúrea y distinguible se evidencia en dos características: una, su sempiterna filiación a órdenes esotéricas. Y dos, sus vínculos sanguíneos o de alianza matrimonial, perpetuando y abrochando el corsé del poder.

    Sobre los Illuminati en Argentina hemos demostrado ya, en esta serie y en nuestro trabajo anterior, “Esoterismo y poder político en la Argentina” cabalmente ese punto. ¿Y con respecto al segundo?. Especialmente en el amanecer de la nación cuando la presencia Illuminati, paradójicamente, era más fuerte y evidente en función de los débiles estamentos públicos, la reducida población y el escaso margen de ciudadanía ilustrada. Ése es el dato que faltaba.

    Recorramos por ejemplo, el primer siglo y medio de nuestra aún corta historia. Todo es un nepotismo, porque los vínculos familiares, desde los últimos tiempos de la Colonia hasta casi las puertas de la década infame, atraviesa el Tiempo como una flecha. Miren, si no: Manuel Belgrano y Juan José Castelli eran primos (y ambos abogados). Belgrano tuvo un romance -y un hijo- con una hermana de Encarnación Ezcurra, la mujer de Rosas. Lucio V. Mansilla era sobrino de Rosas.

    Gervasio Antonio de Posadas era tío de Carlos María de Alvear (éste sucedió a aquél como Director Supremo). Nicolás Avellaneda y Julio Argentino Roca, ambos tucumanos, fueron los dos presidentes más jóvenes al asumir, con sólo 37 años (Avellaneda era unos meses menor) y la escultora, también tucumana, Lola Mora, fue sobrina del primero y amante del segundo.

    Héctor Azcuénaga (miembro prominente de la Primera Junta de gobierno) fue cuñado del Virrey Olaguer. Rivadavia se casó con una hija del Virrey Del Pino. La madrastra de Rivadavia era hermana de la mujer de Saavedra.

    La madre de Rodríguez Peña era hermana del deán Funes. Olavarría era sobrino de Rodríguez Peña. Posadas era cuñado de French.
    Liniers era yerno de Sarratea. La amante de Liniers fue abuela de Camila O’Gorman. Ángel de Estrada era bisnieto de Liniers.

    Carlos Saavedra Lamas era bisnieto de Cornelio Saavedra y se casó con una hija de Roque Sáenz Peña. Roque Sáenz Peña fue hijo de Luis Sáenz Peña, ambos presidentes. Roca y su sucesor, Juárez Celman, eran concuñados. José Hernández era sobrino nieto de Pueyrredón.

    Borges era bisnieto del Coronel Suárez. La amante de Sarmiento era hija de Velez Sarsfield. Alem fue tío de Yrigoyen.

    El prometido de Felicitas Guerrero (la malograda viuda de Martín de Álzaga) se casó con una hija de Urquiza. Luis María Campos fue yerno de Urquiza. José Evaristo Uriburu era nieto de Arenales. El hijo del presidente Uriburu se casó con la hija del presidente Roca.

    Sin duda, será un (prometido) arduo trabajo rastrear las filiaciones de esta naturaleza en la segunda mitad del siglo XX y estos comienzos del XXI. Pero las correspondencias aquí halladas demuestran que, en momentos en que la nación se está creando y consolidando, es cuando la impronta Illuminati aparece casi indisimulada.

    Notas: * El secuestro lo realizaron Montoneros. ** Entendemos que se refiere a Galimberti.


    http://www.bolinfodecarlos.com.ar/02...lluminatti.htm


    Hombre nuevo - Tú que pasas - no me llames - No me llames hasta el designio¡ Llueve - llueve! Deposito mis crispadas manos en las divinas de Señor. . . Y camino Llueve ... llueve ... llueve ... Señor, Señor - Quisiera, jugar con el limo - y soñar con la vida. Quisiera Señor - acostarme junto a las flores sin polen, y cantar dormida! Deja que me guarde en mi rincón de sombras. Deja que abrace a las hojas - que acaricie a los frutos - que bese a las ramas y me arrope con ellas - Tú que llegas hombre nuevo -contémplame. ¡Soy la muerte!. . mas prosigue tu camino hombre fuerte - Es ya el final del instante. ¡Voy a dormir!

  4. #4
    Senior Member Investigador Novato Avatar de perséfone
    Fecha de ingreso
    Aug 2009
    Mensajes
    397

    Smile Re: Los Illuminati en Argentina

    Hay amigo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! excelente post!!!!!!!!!!!!!!!!! COMO LA RANA EN EL AGUA TIBIA!!! SIII!!!!!!!!! ASÍ ESTAMOS...! cocinándonos lentamente...los Skull & Bones, los grandes mercaderes que manejan la economía mundial son miembros de esta sociedad secreta...Illuminatis, todo tiene que ver con todo...para 1977 ya tenian mas de 5000 miembros sólo en Estados Unidos los Skull & Bones, se imaginan HOY?? y tal como dice el post...quieren quedar bien con Dios y con el diablo, y mientras entre nosotros nos arrancamos los pedazos, ellos se llevan el más grueso...excelente post amigo!!!!!!!!!!!! un abrazo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    "PIENSO...LUEGO EXISTO..."

  5. #5
    Senior Member Meritorio Avatar de recluta
    Fecha de ingreso
    Aug 2009
    Ubicación
    En cordoba capotal
    Mensajes
    182

    Predeterminado Re: Los Illuminati en Argentina

    Amigos lo de los illiminati en arg no es novedad a un amigo lo invitaron a entrar en la logia .. que opinan justo necesito info de este tema para darle excelente la info

  6. #6
    Senior Member Investigador Novato Avatar de perséfone
    Fecha de ingreso
    Aug 2009
    Mensajes
    397

    Smile Re: Los Illuminati en Argentina

    Hola recluta!! tenés razón!! hay que buscar más info...ahora te digo algo: tu amigo debe tener algo que lo hace especial para invitarlo, porque no son de reclutar gente así como así...puede ser inteligente, capacitado en algo...o tener familia o muy amigos en la logia...son exclusivistas como los masones...acá en Argentina hay logias masónicas, pero entrar en ellas tiene mas vueltas que una oreja! de hecho existen en varios puntos del país logias mixtas!! hay que buscar más información...no sé muy bien como se manejan excepto lo que sabe todo el mundo!! un abrazo chicos!
    "PIENSO...LUEGO EXISTO..."

  7. #7
    Member Meritorio
    Fecha de ingreso
    May 2010
    Mensajes
    95

    Predeterminado Re: Los Illuminati en Argentina

    recuerden ke los mayores lideres munndiales son los ke mas plata tienen los rokefeler, los rodcchild, la reina de inglaterra, que se aprobechan de los ciegos ke piensan que el dinero es todo, el dinero no vale nada es solo un papel, generan bancarrotas y guerras para su propio beneficio.
    Amplien sus conocimientos vean el video Zeitgeist, un buen libro el de David Ike "El secreto mejor guardado"
    Saludos

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Etiquetas para este tema

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •